Descubre como la psicología positiva puede cambiar tu vida

Descubre cómo la psicología positiva puede cambiar tu vida

Es una rama de esta disciplina que se centra en tus fortalezas y virtudes para trabajar el pasado, el presente y el futuro.

por Laura Bech

La psicología positiva está basada en métodos científicos mediante los cuales  se estudian los recursos individuales que nos hacen sentir que la vida vale la pena. Para descubrirlo es fundamental conocer las cinco premisas más importantes en las que está basada.

La psicología positiva  parte de la comprobación  de que todos los seres humanos tenemos cosas positivas que nos ayudan a mejorar nuestra psiquis. Las llaman fortalezas personales. No es un pensamiento mágico o sin fundamento, tampoco niega o prohíbe las emociones negativas. Para esta disciplina, ser feliz no es una obligación, ni mucho menos, un sentimiento constante. Está basada en métodos científicos que comprueban la influencia de las fortalezas, los logros y las emociones positivas y equilibradas, en el bienestar personal. Por último, la psicología positiva se apoya en la teoría que sostiene que conocer tus puntos fuertes fomenta el bienestar personal y de tus seres más cercanos.

Leer más: Descubre cuál es tu nivel de empatía con los demás

Psicología positiva o pensamiento positivo

Con frecuencia suele confundirse a la  psicología positiva con el pensamiento positivo. Se la conoce, también, como la psicología científica y práctica, porque se preocupa tanto de las fortalezas como de las debilidades individuales. Busca construir con mira a modificar el presente y el futuro, pero también a sanar las heridas del pasado.

VER GALERÍA

El pensamiento positivo está enfocado en entrenar al cerebro para que responda de manera positiva ante las eventualidades. Son los cristales con los que miras la vida. La psicología positiva utiliza todo aquello que la persona está haciendo bien para ayudarlo a alcanzar sus metas y objetivos. 

Estudios recientes han demostrado que si la atención, durante el tratamiento psicológico, se centra en las fortalezas personales, el paciente se predispone de mejor manera y con más energía. Con una alta tendencia a ser creativos en el momento de tomar decisiones y más acertivos a la hora de enfrentar y resolver problemas.

Leer más: ¿Qué síntomas delatan una baja autoestima?

¿La psicología positiva prohíbe sentirse mal?

Puedes sentirte todo lo mal que quieras, aunque esta disciplina procura tu bienestar emocional e intentará trabajar para que esa sensación de tristeza o enfado no se alarguen en tiempo. Para la psicología positiva, los errores, las malas experiencias del pasado y los hechos dolorosos son factores que, de alguna manera, también nos construyen como seres humanos. 

Cada individuo tiene la posibilidad de sentirse de la manera que lo necesite. Las emociones que nos resultan desagradables son consideradas como una parte inherente de nuestra persona, por lo que están allí para ayudarnos a crecer y a aprender.

Martin Seligman es considerado uno de los padres fundadores de esta corriente. Él asegura que las personas que aseguran ser felices tienen en su vida estos factores:

  • Emociones positivas: Tanto del pasado, como del presente y del futuro.
  • El compromiso: es la internalización de las técnicas que permiten conocer las fortalezas personales para afrontar cambios.
  • Relaciones positivas: para que nuestro entorno sume bienestar es importante cuidarlo y nutrirlo. La psicología positiva busca fomentar la sensación especial de estar acompañados por personas con un enfoque similar al nuestro.
  • El sentido: está relacionado con el sentido vital, en los objetivos y deseos que van más allá de nosotros mismos. 
  • Los logros: este factor está relacionado con las metas que cada persona se proponga como objetivo a lograr, metas que sean tan motivadoras como enriquecedoras.

No siempre pueden darse estos cinco factores juntos, cuantos más se reúnan más óptimo y sencillo resultará el proceso de aprendizaje, según esta disciplina, para lograr la felicidad.

Leer más: Tolerar la frustración es también una actitud resiliente

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie