Descubre qué significan estos comportamientos de tu perro

Descubre qué significan estos comportamientos de tu perro

Cuanto más conozcas a tu mascota y su comportamiento mejor será vuestro vínculo.

por Laura Bech

Tu perro no habla pero se comunica. Muchas veces refleja, en actitudes que nos parecen extrañas como mirar para otro lado, babear o esconderse,  algo que le ocurre. Si este comportamiento está ocasionando problemas o malestar en el hogar es importante saber detectar qué lo origina.

Tener un perro con problemas de conducta es un trastorno para todos. Cuando presenta un problema de comportamiento, como tirar de la correa permanentemente o hacer las necesidades en cualquier sitio de la casa, es importante reconducir esta forma de actuar. 

Exceptuando la etapa en las que se los considera cachorros, que un perro muerda el mobiliario, o ladre sin parar supone una falta de educación y contención en la primera etapa de su vida. Los perros deberían acompañar siempre el paso de su dueño. Cuando tiran de la correa excesivamente podría estar ocurriendo que tenga miedo o que esté feliz. Si quiere regresar a casa o se asusta de otro animales, es probable que sufra un problema de sociabilización.  Basta con enseñarle a obedecer y a caminar con correa, algo que funciona muy bien es la técnica de recompensa.

Leer más: Tu perro agradece tu cariño, pero ¿cómo se lo transmito?

Si come piedras o caca

Si tu mascota ingiere piedras, cemento o arena, es probable que tenga un malestar estomacal y esté buscando provocarse el vómito. Podría estar padeciendo problemas renales o acidez estomacal. Si come piedras el problema es aún mayor porque estas podrían perforar el instestino.

VER GALERÍA

Cuando un perro come caca de manera habitual puede ser que tenga deficiencias en su alimentación. En ocasiones, que se acerque a comer sus excrementos y los de otros animales significa que pasa hambre. Si lo sueles castigar con la falta de comida cuando se porta mal, sería mejor probar con otro método. También ocurre esto si pasa mucho tiempo solo y se aburre. 

Arrastra su parte trasera por el suelo o huele a otro animal

En el ano de un perro hay mucha información por eso, entre ellos, se lo olfatean para conocer acerca del otro can. Estos animales expulsan secreciones anales a través de dos bolsas que están situadas a cada lado de su trasero. 

Si lo que te llama la atención de tu amigo de cuatro patas es que arrastra su parte trasera por la hierba o el suelo, llévalo al veterinario.  Este comportamiento podría significar que tenga problemas intestinales, como lombrices intestinales, o que no logre vaciar las glándulas de esta zona. 

Leer más: Las razas de perro más fáciles de adiestrar

El babeo y los temblores

La salivación puede deberse a distintos motivos según la raza de tu perro y el motivo que la provoque. La excitación ante la comida, el nerviosismo y el miedo. Estos suelen ser los factores más frecuentes, sin embargo, podría esta sufriendo ptialismo o salivación excesiva. Observa a qué se debe y con qué frecuencia lo hace para poder consultar con el veterinario cuanto antes. 

La salivación excesiva puede deberse a alguna herida en la boca, a la gingivitis o a problemas estomacales. También podría tener origen en que el can esté padeciendo alguna enfermedad grave o haya sufrido un golpe de calor.

Como en la mayoría de las situaciones anteriores, los temblores también pueden deberse a diferentes circunstancias. Cuando tienen muchos años, a veces, sufren una degeneración neurológica, esto ocurre cuando el perro está quieto o durmiendo y se produce en las patas traseras. 

Otro motivo puede ser la hipoglucemia, especialmente si tu mascota lleva varias días alimentándose mal o poco. Si sus temblores se deben a una bajada de azúcar llévalo cuanto antes al veterinario para que  descubra a qué se debe esto. Los temblores también podrían deberse a las bajas temperaturas y que esté sintiendo frío. 

Si tu mascota tiembla cuando llegas a casa o ante factores aislados que le provoquen ansiedad o nerviosismo, no es preocupante, se trata solo de una reacción de tu perro ante estados diferentes. 

Leer más: ¿No puedes despegarte de tu mascota? Podrías sufrir petofilia

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie