optimismo

Psicología

Ser optimistas nos hará vivir más

Un reciente estudio relaciona factores psicológicos positivos con una mayor esperanza de vida

por Gtresonline

'Si lo que quieres es vivir 100 años', más allá de los consejos y de las Pastillas para no soñar de las que hablaba Joaquín Sabina en su canción, necesitas aportar una buena dosis de optimismo a tu día a día. Cuidar de nuestra salud, aplicando estilos de vida saludables en los que la buena alimentación y el ejercicio físico formen parte de la base principal de nuestros hábitos, puede ayudarnos a tener una mejor calidad de vida, reducir el riesgo de padecer determinadas enfermedades y, por ende, vivir más. Pero además, si a ello le sumamos alegría, autoestimaresiliencia, esperanza e ilusión lograremos aumentar nuestra esperanza de vida. Al menos es lo que resalta un reciente estudio llevado a cabo investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Boston, la Facultad de Medicina de Harvard y el Centro Nacional para el Trastorno de Estrés Postraumático (TEPT) de Boston y publicado en la revista científica estadounidense Proceedings of the National Academy of Sciences.  

Leer más: Claves para potenciar tu autoestima dándole la espalda a tu negatividad

Aumento de la esperanza de vida

Después de realizar un exhaustivo seguimiento a través de diferentes encuestas realizadas a un grupo de 70.000 personas entre las que se encontraban enfermeras y veteranos estadounidenses, los expertos han llegado a la conclusión de que los niveles de optimismo condicionan la longevidad de las personas. Tras el análisis, que en el caso de las mujeres tuvo una duración de 10 años y en el caso de los hombres de cerca de 30, se determinó que aquellas personas más positivas tenían un 11% más posibilidades de vivir más, en el caso de los hombres y un 15% en el de las mujeres. Además, los más optimistas del estudio tenían entre un 50 y un 70% más de probabilidades de alcanzar los 85 años que aquellos menos optimistas. Evidentemente, para llevar a cabo las estadísticas se tuvieron en cuenta las posibles diferencias demográficas y los estilos de vida más o menos saludables de los participantes. Para evaluar el optimismo, los investigadores utilizaron la Prueba de Orientación de Vida Revisada en NHS y la Escala Revisada de Optimismo-Pesimismo del Inventario de Personalidad Multifásica Minnesota 2 en NAS.

 

"Existe mucha evidencia que sugiere que la longevidad va acompañada de la buena salud y nuestros hallazgos plantean la posibilidad de promover un envejecimiento saludable cultivando factores psicológicos como el optimismo", comenta Lewina Lee, autora del estudio, psicóloga de investigación clínica en el Centro Nacional para TEPT en el Departamento de Asuntos de Veteranos de EE.UU. en Boston y profesora asistente de psiquiatría de la Facultad de Medicina de la Universidad Boston. "Este estudio tiene una gran relevancia para la salud pública porque sugiere que el optimismo es uno de esos activos psicosociales que tiene el potencial de extender la esperanza de vida humana. Curiosamente, el optimismo puede modificarse usando técnicas o terapias relativamente simples", añade. Sea como fuere, Lee también asegura que aún se necesita mucha inversión en investigación para conocer mejor "los factores psicosociales positivos que pueden promover el envejecimiento saludable".

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie