Mujer con eco-ansiedad

Psicología

¿Sufres ansiedad por el futuro del planeta?

Cada vez son más las personas que sienten un temor al 'fin del mundo' y a la incertidumbre que genera el calentamiento global. Este sentimiento se conoce con el nombre de 'eco-ansiedad'

por Gtresonline

Fenómenos meteorológicos extremos y más frecuentes, aumento del nivel del mar, alteraciones en las costumbres y hábitats de especies animales y una peligrosa cuenta atrás. Los expertos del Grupo Intergubernamental de la ONU de Expertos en Cambio Climático vaticinan que, en tan solo doce años, los efectos del cambio climático podrían ser catastróficos. No cabe duda de que este fenómeno está pasando factura al planeta y, por supuesto, a la población, que se enfrenta a su mayor desafío. Cada vez son más las personas que están tomando conciencia de la situación, hasta el punto de que el medioambiente se ha convertido en una de las mayores preocupaciones a nivel mundial. Este temor al 'fin del mundo' y la incertidumbre que genera el calentamiento global ya tiene nombre: eco-ansiedad, una patología en crecimiento que afecta especialmente a los millennials.

Leer: ¿A diez años de un colapso climático?

Perspectiva desoladora

Los titulares catastróficos, las alarmantes cifras o las imágenes desalentadoras están provocando que cada vez sea mayor el número de personas que experimenten trastornos psicológicos. La eco-ansiedad se describe como la excesiva preocupación, depresión o ansiedad que se desencadena por una conciencia de los problemas ambientales que enfrentamos. Según una encuesta reciente, casi tres cuartas partes de los millennials lo experimentan hasta cierto punto después de leer o escuchar las noticias. De este sentimiento desolador habló Greta Thunberg, la estudiante y activista sueca que, con tan solo 16 años, se ha consagrado como abanderada de los problemas medioambientales. Todo comenzó cuando esta joven, angustiada por el futuro, anunció que dejaría de ir a la escuela todos los viernes para continuar su huelga, llamándola ‘Viernes por el Futuro’. No solo cumplió su propósito, sino que se sumaran a la causa miles de niños de ciudades de todo el mundo, que portaban pancartas con mensajes como '¿Para qué aprender si no tendremos futuro?'.

VER GALERÍA

"La gente nos dice que tienen la esperanza de que la gente joven va a salvar el mundo, pero no lo vamos a hacer. Simplemente no hay suficiente tiempo para esperar a que crezcamos y tomemos el control (…) Los adultos siempre están diciendo que tienen el deber de dar esperanza a los jóvenes. Pero yo no quiero su esperanza. No quiero que nos hablen de esperanza, quiero que entren en pánico". Estas fueron algunas de las duras que la joven activista, que aseguró que tomar conciencia del calentamiento global supuso un duro golpe psicológico, pronunció en una conferencia organizada por el Comité Económico y Social Europeo en Bruselas para movilizar a los jóvenes que pudieran sentir la misma angustia que ella.

A pesar de que el Psychology Today ha asegurado que el número de personas que presentan estos síntomas ha aumentado notablemente en los últimos años, el Manual estadístico de diagnóstico de trastornos mentales, publicado por la Sociedad Estadounidense de Psiquiatría, la referencia mundial en la clasificación de trastornos y enfermedades mentales, no recoge aún ningún diagnóstico para la eco-ansiedadad. La única referencia a esta patología aparece en un informe publicado en 2017 por la Asociación Psicológica de Estados Unidos, que definió la eco-ansiedad como "un miedo crónico a la destrucción medioambiental".

Leer: 'Gardeniers', un exitoso proyecto que aúna inclusión y sostenibilidad

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie