¿Por qué el ácido fólico te ayuda a quedarte embarazada?

¿Por qué el ácido fólico te ayuda a quedarte embarazada?

El ácido fólico, o vitamina B9, no solo es imprescindible para garantizar la correcta formación del tubo neural en el feto. En los últimos tiempos se ha descubierto que también puede estar relacionado con unos mayores niveles de fertilidad.

por Cristina Soria

Si estás planificando quedarte embarazada y ya has hablado con tu médico, seguramente ya te habrá recomendado que empieces a tomar un suplemento de ácido fólico y que no lo dejes hasta el final del embarazo. 

El ácido fólico (o folatos) es como se conoce a la vitamina B9, que podemos encontrarla fácilmente en alimentos como el brócoli, las acelgas, la lechuga, el plátano, los cereales integrales y la carne de pollo. Una alimentación adecuada debería bastar para mantener unos correctos niveles de ácido fólico en el organismo, pero lo cierto es que es bastante habitual que exista un déficit porque es una vitamina que muestra alta sensibilidad ante el calor o el contacto con la luz. De hecho, la mayor parte de ella desaparece de los alimentos cuando estos son cocinados, por lo que la única forma de asegurar que tenemos la cantidad que necesitamos es a través de los suplementos.

Leer: ¿Es posible estar embarazada y no tener conciencia de ello?

¿Por que es necesario tomar ácido fólico durante el embarazo?

Durante los meses de gestación las necesidades de ácido fólico se duplican, porque es necesario para una cuestión de vital importancia en el desarrollo del feto: evitar posibles defectos en el tubo neural. Este tubo es una estructura que se encuentra en el embrión, y en la que se origina el sistema nervioso central. Que se desarrolle de manera correcta es fundamental, y la carencia de ácido fólico en la madre puede favorecer defectos al alterarse su cierre; defectos que afectan tanto al cerebro como a la columna vertebral, con malformaciones de todo tipo y espina bífida.

VER GALERÍA

El cierre de este tubo se produce en torno a la cuarta semana de gestación, momento en el que, en algunos casos, es posible que aún no se sepa que hay un embarazo. Por eso, cuando existe una planificación, aunque nunca se pueda saber en qué momento se va a producir la fecundación, la pauta es curarse en salud y comenzar a tomar ácido fólico de manera preventiva. Pretender cubrir las necesidades de esta vitamina solo con la alimentación es tan arriesgado e inseguro que no se contempla la posibilidad de que toda mujer que esté embarazada o planifique estarlo no lo tome a diario.

Leer: Si estás embarazada, este verano busca un destino a tu medida

¿Qué relación guarda el ácido fólico con la fertilidad?

Y puestos a hablar de lo necesario que es el ácido fólico durante el embarazo, también hay que destacar la importancia que puede tener a la hora de lograr un embarazo. Según algunos estudios recientes, podría haber cierta relación entre la ingesta de ácido fólico y la fertilidad. Según uno de ellos, el riesgo de no producir óvulos suficientes se reduce al 50% cuando la mujer consume las cantidades adecuadas de ácido fólico.

Esto parece ser así también en los tratamientos de fecundación in vitro, donde se ha observado más posibilidades de conseguir un embarazo en mujeres con un alto índice de ácido fólico en su organismo.

Del mismo modo, aunque nada pueda prevenir de manera segura los abortos espontáneos, sí parece que el ácido fólico ayuda a normalizar los niveles de homocisteína, un aminoácido que, cuando se encuentra en niveles muy elevados, se relaciona con los abortos de repetición, al provocar en el útero un mal riego sanguíneo.

Leer: Cuánto engordarás durante el embarazo y cómo hacerlo de forma saludable

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie