Playa de Fuerteventura

Medio ambiente

Amigos de lo ajeno ponen en peligro la playa de 'las palomitas' en la isla Fuerteventura

El singular paraje formado por algas con forma de palomitas está sufriendo un auténtico expolio motivado por evocadoras imágenes publicadas en redes sociales

por Gtresonline

Es una de las playas más pintorescas del mundo y pertenece al patrimonio de costas de nuestro país. Está situada en la isla de Fuerteventura y, aunque su nombre ocficial es playa de Majarincho, se la conoce popularmente como la 'playa de las palomitas'. El porqué de su nombre es muy claro, ya que se trata de un paraje que en vez de presumir de una arena fina y blanca se caracteriza por estar formada por una curiosa alga calcárea que adopta, como fósil, la forma casi idéntica de una palomita. De este modo, el horizonte de este arenal, al que acuden turistas y deportistas, es tan pintoresco que, en los últimos años, está gozando de una gran popularidad, quizás demasiada. 

VER GALERÍA

Tanto es así que esta playa se ha convertido además en todo un reclamo visual de las redes sociales. Bajo el 'hashtag' de #popcornbeach, se pueden descubrir cientos de fotografías en los 'social media' plagadas de comentarios alabando este lugar de retiro en las islas canarias. Manos sujetando puñados de estas algas, dibujos con formas de corazón relleno de estas 'palomitas' o el clásico recipiente pop corn, que obtenemos en el cine repleto de estas preciosas y preciadas piedras blancas. Un auténtico fenómeno publicitario dentro del mundo del turismo que, como se ha sabido recientemente, vive una preocupante situación. Según han informado fuentes gubernamentales de la isla, habrían desaparecido más de 120 kilos de estos rodolitos en poco más de un mes. Un expolio que está poniendo en peligro la propia supervivencia del ecosistema de la playa. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

#Fuerteventura #popcornbeach #winterbreak #beach #sea

Una publicación compartida de Beata Pondel (@bp_eo_an) el

En una reciente entrevista a Televisión Española, María Esther Martín, Conservadora del Museo de la Naturaleza de Tenerife, afirmaba: "Nos estamos llevando un patrimonio natural que debe permanecer allí y es para visitarlo todos y así poder disfrutar del entorno. Sin embargo, lo que se está consiguiendo es perder los recursos naturales de la playa".
Como era de esperar, el Ayuntamiento de la Oliva, sobre el que recala la responsabilidad del ya popular entorno, ha tomado cartas en el asunto y ha puesto en marcha diferentes acciones para concienciar a distintos estratos de la población de la isla. Así, se ha iniciado una campaña informativa educacional para sensibilizar, en primer lugar, a los niños en las escuelas, y también para el resto de los ciudadanos realizando charlas con profesionales. Una actividad que ya cuenta con expertos en la materia provenientes de otras islas. También, como parte importante de esta iniciativa se ha desarrollado un área de información dedicada a la concienciación de los turistas, una parte muy importante en la causa y solución del grave problema.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie