equipo-futbol

Deportes para fomentar la autoestima y otros valores en los más pequeños

La actividad física no es sólo un importante estímulo para su cuerpo, sino también a nivel mental

por Gtresonline

Inculcar cuanto antes la afición al deporte a los más pequeños es un aspecto fundamental en su educación. Pero el ejercicio físico no solo aportará grandes beneficios para su salud y les ayudará a adoptar un estilo de vida saludable desde su infancia. También genera muchas emociones y lleva asociada una larga lista de valores positivos tales como el esfuerzo, superación, perseverancia, igualdad, respeto, deportividad, solidaridad y compañerismo, unos importantes aspectos que conviene que los niños asimilen y aprendan cuanto antes. Entre otras cosas, les ayudará a socializar con otros niños, a canalizar toda su energía y a evitar el sedentarismo, aumentando así su lista de actividades y pasatiempos para realizar al aire libre.

Pero, sobre todo, les servirá para reforzarse a nivel mental ya que hará que se sientan muy orgullosos consigo mismos, fomentando así su autoestima y ayudándoles a crecer libres de complejos. Estos deportes que detallamos a continuación les resultarán muy útiles a la hora de reforzar su seguridad y aprender otras importantes lecciones que les serán de gran utilidad en la vida.

Lee: 'Coaching parental': exprime tus capacidades para la paternidad

Fútbol

El llamado 'deporte rey' atrae a casi todos los pequeños independientemente de su sexo. Genera una gran sensación de pertenencia a un grupo y a través de él, niños y niñas de todas las edades aprenderán la importancia del trabajo en equipo a la vez que fomentan su competitividad (eso sí, siempre que sea de una manera saludable). Un factor que les hará ganar confianza en sí mismos, sobre todo, con las primeras victorias.

Atletismo

Es una disciplina dura y que requiere de mucho esfuerzo y constancia lo que ayudará a los niños a ser perseverantes y a conocer mejor tanto sus puntos fuertes como los débiles y poder potenciarlos. Algo que les permitirá tener una visión más realista de ellos mismos y focalizar mejor sus objetivos.

Natación

Suele ser una de las primeras actividades físicas que los padres quieren que aprendan sus hijos desde que tienen apenas unos meses. La natación trabaja y ejercita casi todos los músculos del cuerpo y estimula la coordinación motora, además del sistema circulatorio y respiratorio. Pero, por otra parte, también requiere mucha disciplina y concentración por lo que puede suponer un importante estímulo para ellos.

VER GALERÍA

Judo

Las artes marciales en general ayudan a los niños a conocer y dominar su cuerpo y a mejorar su movilidad y coordinación. Sin embargo y aunque parezca lo contrario, lo más importante que aprenderán con su práctica es que la violencia física no es la solución a los conflictos, algo que les hará ganar en seguridad. Además, otra valiosa lección que asimilarán con el judo es el respeto hacia sus contrincantes, ya sean de un nivel superior o inferior.

Voleibol

Se trata de una actividad que puede practicarse tanto al aire libre como en el interior, lo que favorecerá que no la abandonen en ninguna época del año. Al tratase de un deporte en equipo, fomenta el compañerismo y la cooperación, lo que motivará que los niños se motiven por ser cada vez mejores.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie