ensalada de frutas

El consumo de frutas disminuye seriamente en España, ¿qué ha sucedido?

La compra de fruta fresca registra en 2018 un descenso del 3,5% con respecto al año anterior, afectando de manera significativa al pequeño comercio

por Gtresonline

Las frutas, junto a las verduras, son un componente esencial de la dieta saludable, y un consumo diario suficiente podría contribuir a la prevención de enfermedades importantes, como las cardiovasculares y algunos tipos de cáncer. "Se calcula que cada año podrían salvarse 1,7 millones de vidas si se aumentara lo suficiente el consumo de frutas y verduras (…) la ingesta insuficiente causa en todo el mundo aproximadamente un 19% de los cánceres gastrointestinales, un 31% de las cardiopatías isquémicas y un 11% de los accidentes vasculares cerebrales", mantienen desde la OMS y la FAO. 

Sin embargo, la realidad tiene otro color. Con motivo del Día del Frutero, que cumplía su cuarta edición el pasado 6 de febrero, se hacían públicos algunos datos sobre compra y consumo de fruta fresca en España que son, cuando menos, alarmantes. Una información recogida en un estudio impulsado por Asociación de Productores Hortofrutícolas del Valle Venosta, en colaboración con las principales asociaciones profesionales del sector, así como del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo.

VER GALERÍA

Baja el consumo, baja el presupuesto

En términos generales, la compra de fruta fresca ha descendido un 3,5% con respecto al ejercicio anterior, un porcentaje que no ha afectado por igual a todos los focos de venta. Mientras que el granel el comercio tradicional se ha resentido en un 8,7%, las grandes superficies han registrado un leve ascenso del 0,4%. El consumo per cápita baja un 7,1%, la frecuencia de adquisición un 2,2% y el gasto medio un 4,6%, situándose en 134,64 euros por persona.

La configuración de los hogares, cada vez más pequeños, la falta de tiempo, la comodidad o los cambios en los hábitos de consumo, ya que cada vez se toma menos fruta tras las comidas, son algunas de las causas que se han destacado tras el estudio. 

VER GALERÍA

Ideas para comer más fruta

Tal y como recogen los datos, se come menos fruta como postre, pero ha aumentado el consumo fuera del hogar, en horas como la media mañana o la merienda, además de haber entrado con fuerza en el desayuno. Nuevas rutinas que no compensan la gran bajada pero que abren nuevas posibilidades. Disfruta de fruta fresca con deliciosas ideas como estas:

  • Prepara la fruta con cariño, pelada y troceada, y deja que coja temperatura ambiente si estaba guardada en la nevera. Añade un poquito de miel o sirope de agave
  • Mézclala con yogur cremoso, semillas y/o frutos secos
  • Incorpórala en platos salados, como ensaladas, hamburguesas, sándwiches o como guarnición
  • Prepara tapas sustituyendo la base de pan por láminas de manzana o piña, por ejemplo
  • Reserva fruta pelada y cortada en el congelador lista para preparar smoothies
  • Compra frutas que no hayas probado aún y descubre la inmensa variedad que existe
  • Conoce las temporadas óptimas para el consumo de las diferentes frutas y las propiedades que cada una te aporta. Tendrás un impulso extra
  • Opta por la fruta para los tentempiés en la oficina. Para no aburrirte y acabar acudiendo a la máquina de vending, puedes llevarla preparada, también en macedonia

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie