Usos del aceite de arbol de té

Descubre los usos más populares que tiene el aceite de árbol de té

Tiene propiedades calmantes, secantes y antisépticas que pueden solucionar algunos problemas leves de salud.

por Gtresonline

El de árbol de té es uno de los aceites esenciales con más usos que se conoce. Su nombre puede confundir, pero lo cierto es que este óleo no tiene nada que ver con la planta de la que se obtiene la famosa infusión. El conocido como aceite de árbol de té se obtiene de un árbol llamado Malaleuca Alternifolia que se cultiva en Australia. Su confuso nombre se debe al Capitán británico James Cook quien, al comprobar que los aborígenes de la zona usaban estas hojas para hacer infusiones a fin de calmar la tos, bautizó la planta con el nombre que se sigue usando en la actualidad. El aceite de esta planta se obtiene tanto de sus hojas como de su corteza y es muy fácil encontrarlo en herboristerías y tiendas de productos naturales, donde se suele vender en frasco con cuentagotas y su precio es de lo más asequible.

-Leer: Remedios caseros para evitar el pelo encrespado

A continuación, hemos recopilado los usos más comunes y efectivos de este producto que, gracias a sus propiedades antibacterianas, fungicidas, antivirales, y cicatrizantes, se ha abierto camino en cada vez más hogares. Hay que tener en cuenta que este óleo no es apto para el consumo oral dada su toxicidad y que, bajo ningún concepto, deberá ingerirse. 

Contra el acné

Las propiedades desinfectantes, calmantes y secantes de este aceite lo convierten en un gran aliado a la hora de combatir los granos y espinillas. Si notamos que una de estas imperfecciones está a punto de salir podemos aplicar una gota en el lugar y con solo este gesto no solo retrasaremos el proceso, sino que es posible que se frene del todo. Si por el contrario ya ha aparecido, el árbol de té acelerará el secado.

Elimina hongos en los pies

Las infecciones y hongos en los pies tienen fácil solución gracias al árbol de té. Su aceite tiene importantes propiedades fungicidas por lo que es un gran aliado a la hora de terminar con el problema. Si es en las uñas podemos aplicar las gotas directamente sobre la zona afectada, pero si por el contrario el hongo está extendido habrá que diluir el óleo en agua caliente y sumergir y lavar los pies en la mezcla. 

Caspa

El aceite de árbol de té ayuda a regular las glándulas sebáceas, responsables de los desajustes en el cuero cabelludo. Si se añaden unas gotas de este aceite al champú habitual en apenas unas semanas se notará la mejoría. 

Congestión nasal

Al igual que pasa con el eucalipto, el árbol de té tiene grandes propiedades descongestionantes por lo que hacer vahos’ de vapor de agua con unas gotas de este producto aliviará de manera inmediata la presión que la congestión nasal ejerce en la cabeza.

Piojos

El aceite de árbol de té es tóxico también para estos parásitos, por lo que sirve no solo como repelente sino también para eliminar una infestación en caso de que exista. Como método de prevención se puede hacer una mezcla del óleo con agua (máximo 15 gotas de aceite por 100 ml. de agua) y rociar de manera habitual sobre la cabeza. Si lo que queremos es combatir a los piojos que ya habitan en el cabello se puede aplicar directamente el aceite sobre el cuero cabelludo tratando de ir extendiendo las gotas que se echan a fin de usar la menor cantidad posible. Una vez impregnado, habrá que cubrir la cabeza durante al menos 30 minutos y después proceder a lavar y eliminar los insectos muertos y sus huevos con una lendrera. 

Repelente insectos

Igual que en el caso de los piojos, podemos usar el aceite de árbol de té para protegernos contra las picaduras de mosquito. El característico olor de la planta, unido a su toxicidad ayudará a la hora de mantener a los insectos a raya. 

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie