¿Y si el amor fuera una cuestión de olor?

¿Y si el amor fuera una cuestión de olor?

El olor es el gran olvidado de los sentidos pero está muy relacionado con el amor, la búsqueda de la pareja y el recuerdo de su presencia cuando no está.

por Cristina Soria

Nuestro cuerpo se comunica de muchas maneras además de a través del habla. Como animales, también nuestro olor habla de nosotros y nos hace afines y deseados por las posibles parejas. Sin embargo, como especie, hemos limitado al máximo nuestro olor corporal hasta hacerlo desaparecer de la ecuación: no es nada fácil enamorar tan solo basándonos en el olor. Es más, culturalmente hasta sería reprobable.

Pero en la intimidad el hogar, sí se ha demostrado con varios estudios que no solo reconocemos a nivel consciente el olor de nuestra pareja, sino que además nos produce un sentimiento de tranquilidad y comodidad oler la ropa impregnada en su olor. 

Leer: Claves para cuidar tu relación de pareja

El olor es el sentido asociado a la memoria

Pese a que vivimos de espalda a los olores corporales, el olfato es un sentido que activa la corteza primaria de nuestro cerebro y tiene conexión directa con la amígdala y el hipocampo. En este caso, la amígdala concede valores afectivos a los olores, es decir: etiqueta aquello que percibimos con el olfato con la sensación general que nos produce. Esto es por lo que el olfato está llamado a ser el sentido de la memoria, con tan solo oler nos sumergimos en los recuerdos y sensaciones que ese olor nos evocó desde el principio, y en el caso de la pareja lo es aún más porque se desarrolla en la cama.

A nivel subconsciente, estamos respirando todas las noche el olor de nuestra pareja. Asociamos esas feromonas con su presencia hasta que forma parte de nuestro recuerdo y de la paleta de olores que nos hacen sentir verdaderamente en casa.

Por qué dormimos en el lado de la pareja cuando no está

Según un estudio de la Universidad de Columbia Británica sobre los comportamientos de psicología social, la investigadora Marlise Hofer llegó a la conclusión de que esta relación con el olor corporal de la pareja es la que hace que, cuando estamos solos en la cama, tendamos a ocupar su lugar y dormir en el lado que no nos corresponde. Según Hofer, lo hacemos atraídos por su olor y disfrutando de la sensación de sosiego que nos produce.

VER GALERÍA

Del mismo modo, un estudio publicado en el Journal of Personality and Social Psychology demostró que cuando cuando estamos expuestos a olor de de nuestra pareja, frenamos los niveles de cortisol, la hormona que libera glucocorticoides en la sangre en respuesta al estrés.

Leer: Ejercicios de terapia de pareja que podéis realizar en casa

El experimento se llevó a cabo congregando a 96 mujeres a las que se les asignó un olor. En uno grupo el olor coincidió con el de sus parejas, en otro con el olor de un extraño y en un tercer grupo el aroma no era humano sino un perfume. Tras ello los grupos fueron puestos a prueba con un ejercicio que propiciaba el estrés y la ansiedad, y tras ello los registros concluyeron que aquellas personas que habían respirado el aroma de su pareja se mantuvieron con unos niveles de cortisol por debajo del resto.

Encontrar una pareja solo con el olfato

En Reino Unido se han celebrado varias veladas de Pheromone Parties, que consiste en buscar a tu media naranja utilizando el olfato. Son unas divertidas fiestas de solteros en las que se pide a todos los participantes que durante tres noches duerman con la misma camiseta interior de algodón, y la lleven a la fiesta dentro de una bolsa de plástico hermética.

La única regla es que las camisetas sean blancas, no tengan ningún dibujo, y los chicos las introduzcan en bolsas azules y las chicas en bolsas rosas. Así el experimento garantiza que la selección es totalmente ciega, porque el propósito de Pheromone Parties es que podamos elegir con qué persona pasaremos la velada tan solo guiándonos por el olor de esta prenda interior y el olor que desprende. Si el olor nos atrae, podemos pedir ver su foto y, si todo concuerda con nuestros gustos, podremos iniciar la cena. Los organizadores aseguran que el índice de acierto en estas veladas es superior al de otras iniciativas para poner en contacto a solteros, como las citas de 7 minutos o las citas a ciegas por foto.

Leer: Si te has enamorado, cuidado, porque puedes 'perder la cabeza'

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie