Trucos para rebajar el estrés

Trucos para rebajar el estrés

Líbrate del estrés de una vez por todas y encuentra la manera de tenerlo alejado de tu vida.

por Cristina Soria

Aunque parezca inevitable sufrir estrés en muchos momentos de la vida, ya sea por causa personales, profesionales o de cualquier otro tipo, aprender a controlar los niveles de estrés es muy importante para proteger nuestro bienestar y nuestra salud.

El cortisol es una de las hormonas relacionadas con el estrés e influye directamente en nuestro estado de ánimo. Si tenemos los niveles de cortisol demasiado elevados, podemos padecer insomnio, tener una bajada de defensa en nuestro organismo y otro tipo de alteraciones físicas que no ayudarán a que nuestro estrés disminuya.

Descansa lo suficiente

Si duermes menos de 8 horas diarias es posible que tu cuerpo genere un 50% más de cortisol que quienes sí duermen el tiempo necesario. En un estudio realizado en Alemania por el Instituto de Medicina Aeroespacial se comprobó que los pilotos que dormían un máximo de 6 horas durante una semana tenían los niveles de cortisol más elevados y tardaba dos días en volver a bajar.

Si por los motivos que sean no consigues dormir esas anheladas 8 horas, prueba a dormir una pequeña siesta en algún momento del día: está comprobado que la siesta ayuda a reducir los niveles de cortisol.

Leer: Apps que te ayudarán a 'desconectar' y a aliviar el estrés

Regálate un masaje (o varios)

Una investigación de la Universidad de Miami ha comprobado que si te das un masaje a la semana puedes reducir hasta un 31% el nivel de cortisol de tu cuerpo. Y cuando los niveles de cortisol bajan, la serotonina aumenta, y nos provoca una sensación de placer.

Si no puedes permitirte un masaje profesional, pídele a tu pareja o a un familiar que te dé un masaje de 10 minutos: te sentirás más relajada y mejorará tu rendimiento mental.

VER GALERÍA

Aprende a meditar

Un estudio realizado por distintos hospitales en Zaragoza, en el que se realizó una resonancia cerebral a diez monjes budistas y a otras diez personas que no practicaban ningún tipo de meditación, se comprobó que existían diferencias importantes entre unos y otros. Los autores del estudio llegaron a la conclusión de que los cambios funcionales que se producen en el cerebro durante la meditación influyen muy positivamente en nuestra salud y bienestar, y que resulta de gran ayuda para tratar el estrés, la ansiedad, y problemas de atención.

Leer: Trucos para recuperar la energía

Escucha música

Un estudio realizado por el Group Health Research en Seattle concluyó que escuchar música te genera un efecto relajante similar al que experimentamos cuando recibimos un masaje. La música puede calmar el cerebro y reducir los niveles de estrés que se producen por circunstancias de cualquier tipo.

Si además de escuchar música tocas un instrumento y te animas a cantar, los beneficios son aún mayores.

Bebe té negro

Un estudio reciente de la University College London, concluyó que el té negro disminuye los niveles de cortisol en el organismo y que nos ayuda a recuperarnos con más rapidez de situaciones estresantes. Eso sí, debido a que el té es un producto químicamente complejo, no se sabe cuáles de sus ingredientes (catequinas, polifenoles, flavonoide, aminoácidos…) son los que nos ayudan a recuperarnos del estrés cotidiano.

Leer: ¿Tu cerebro te boicotea cuando vas a tomar una decisión? No lo permitas

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie