Bichón maltés

¿Por qué el bichón maltés puede ser tu mejor compañero de piso?

La gran capacidad de adaptación, el carácter familiar y el instinto protector son algunos de los rasgos más característicos de esta entrañable raza de perro

por Gtresonline

Pequeños, cariñosos, responsables, empáticos e inteligentes. A primera vista, el bichón maltés destaca por un aspecto pequeño, que mantiene durante toda su vida, un peso que oscila entre los 3 y 4 kg y un bonito pelaje blanco, largo y sedoso. Sin embargo, no son sus bonitas y delicadas características físicas, sino su carácter tranquilo a la vez que divertido y entusiasta, lo que convierte a esta raza de perro en un compañero ideal. Este tipo de can se adapta sin problema a los nuevos visitantes y espacios, hasta a los más reducidos, por lo que resulta perfecto como un inquilino más en pisos y apartamentos, incluso para convivir con otras mascotas. Sin duda, un animal optimista y un compañero estupendo para toda la familia.

Leer: Cómo preservar el buen carácter de tu bichón maltés

Gran capacidad de adaptación

Una de las principales ventajas del bichón maltés es su enorme capacidad de adaptación. Este can se aclimata rápidamente a las condiciones y rutinas de todo tipo de viviendas, familias y estilos de vida. Es una raza que, debido a su condición física, se cansa rápidamente, por lo que no necesita de largos paseos. Bastan dos pequeñas caminatas al día para que el animal pueda hacer sus necesidades y conocer nuevos olores y amigos. Sin embargo, para un bichón maltés el verdadero templo es el hogar. Además, son una de las razas consideradas 'hipoalergénicas' que menos síntomas provoca en las personas alérgicas y suele hacer verdaderas migas con otras mascotas.

VER GALERÍA

Carácter familiar

Además de tener una gran capacidad de adaptación, es un animal tranquilo que disfruta de la compañía de sus seres queridos. Tiene un carácter leal, cariñoso y paciente, y es considerada una de las razas más inteligentes y dóciles. No obstante, aunque aprenda trucos y órdenes con gran facilidad, esto no significa que se deba dejar de lado el adiestramiento, una tarea fundamental para que aprenda a relacionarse correctamente con su entorno. Es un animal muy dependiente de sus dueños, ideal para aquellos buscan su primera mascota y muy común en familias con niños, con quienes sacará su naturaleza más alegre y juguetona.

Leer: El bichón maltés: el compañero de juegos ideal

Instinto protector

A pesar de su naturaleza relajada, el bichón maltés siempre está alerta. Debido a su gran instinto protector, y pese a su reducido tamaño, son unos excelentes perros guardianes, que avisan de cualquier ruido extraño, posibles anomalías o intrusos mediante sus ladridos. No son perfectos para defender el hogar, pero sí para actuar como una eficaz voz de 'alarma'.

Cuidados

Otro de los grandes beneficios de tener un bichón maltés en casa son los pocos cuidados que requiere su bienestar habitual. Aunque es una de las razas más 'escrupulosas', únicamente se debe prestar especial atención a su pelaje. Es recomendable mantener despejada la zona de los ojos (con un moño o coleta) y cepillarle constantemente para evitar los nudos. También tiene tendencia a la obesidad, por lo que se debe controlar su alimentación, así como a la conjuntivitis. En definitiva, nada que no se prevenga con las visitas habituales al veterinario.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie