Conoce los mudras y cómo pueden ayudarte en tu vida

Conoce los mudras y cómo pueden ayudarte en tu vida

Las posiciones de las manos durante el yoga se denomina mudras, y puedes practicarlas en cualquier momento del día para llenarte de su energía.

por Cristina Soria

Los mudras tiene su origen en la tradición hindú, pero también se utilizan desde hace muchísimo años en el Tíbet, Japón o China. Son gestos hechos con las manos y los dedos que, al realizarlos, calman la mente, ayudan a la concentración y producen bienestar y felicidad. La palabra mudra en sánscrito significa “sello” o “señal”, y simboliza el sello entre lo humano y lo divino. Son una parte muy importante en la práctica de yoga y meditación. En Hatha Yoga se realizan unos 24 mudras, aunque existen muchísimos más, y cada uno de ellos posee un significado y una intención.

Úsalos para activar los chakras

Cada uno de los dedos simboliza uno de los cinco elementos que constituyen el universo. Al unirlos de diferentes maneras para realizar los mudras, se activan los chakras o puntos energéticos que tenemos repartidos por el cuerpo.

Si los realizas mientras practicas yoga, te ayudan a conseguir objetivos y a generar cierto tipo de energía positiva. En meditación, los mudras se utilizan para ayudar a la mente a estar presente mediante esa conexión en el cuerpo, como la típica posición en la que se unen el dedo índice y pulgar que todos asociamos con el conocido OM.

VER GALERÍA

Leer: Yoga para 'runners': 10 posturas para correr más y mejor

Haz mudras aunque no hagas yoga

Pero no es imprescindible que practiques yoga o medites para beneficiarte del poder de los mantras. Utilizarlos en tu día a día te permitirá estar más conectada contigo misma, sentirte más serena, más concentrada y te ayudará a combatir las situaciones de estrés. Además, puedes hacerlos en cualquier sitio y nadie se dará cuenta, incluso en el trabajo.

Puedes cambiar completamente tu estado de ánimo y tu energía si cada pocos minutos te paras, respiras de forma consciente y haces un mudra.Sobre todo si los practicas por la mañana al levantarte. Para ello, lo ideal es que te sientes con la espalda recta. Puedes hacerlo en el borde de una silla o de un cojín. Después cierra los ojos y adopta el mudra que hayas escogido y pon tu atención en la respiración.

Leer: Yoga en familia: una disciplina para todos los miembros de la casa

Aquí tienes unos mudras que te resultarán muy útiles en tu día a día:

Namasté mudra

También llamado Ajali Mudra, es uno de los más utilizados en todo el mundo. Las palmas de las manos se unen, delante del pecho, con los dedos extendidos y apuntados hacia arriba.Significa reverencia y respeto. Si lo haces acompañado de la palabra namasté, es como si saludara tu naturaleza divina, a la vez que reconoces la naturaleza divina de los demás. Utilizarlo te ayudará a sentir respeto por ti misma, te ayudará a concentrarte, y disminuirá tu estrés y ansiedad.

Chin Mudra

También es muy conocido. Lo asociamos de manera inmediata con la meditación y los momentos zen. Si necesitas calmar la mente es el mudra perfecto. Hazlo en los momentos de estrés y te ayudará a calmarte y a meditar. La posición ideal para hacerlo es sentada, con las manos sobre las rodillas: pon las palmas hacia arriba, une los dedos índice y pulgar, y estira los tres dedos restantes.

Leer: Las posturas de yoga más vistas en Instagram

Usha Mudra

Este mudra produce paz y calma la mente. Es ideal para hacer por hacer por la mañana, ya que aporta serenidad. Además, significa amanecer. El gesto es más común de lo que parece en la cultura occidental. Para hacerlo, cruza los dedos y deja las manos reposando en el regazo.

Prana Mudra

Para hacerlo tienes que unir la punta del pulgar con la punta del dedo meñique y anular. Mantén rectos los otros dos dedos. Este mudra actúa directamente sobre tu salud. Ayuda a eliminar toxinas y a aliviar problemas de estómago.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie