Botella de agua

Agua del grifo filtrada en los restaurantes, un gesto sostenible

El sector de la restauración refuerza su compromiso con el medioambiente a través de la implantación de sistemas de 'purificación' para acabar con el problema de los residuos

por Gtresonline

Además de suponer un gasto económico elevado, el agua embotellada se ha convertido en un grave problema para el medioambiente. Algunos datos son alarmantes, como que una simple botella de plástico tarda unos 700 años en descomponerse o que son necesarios hasta siete litros de agua para producir un único litro de agua embotellada, conocida como 'oro azul' por el suculento negocio que representa. Sin embargo, y a pesar de que España ocupa la quinta posición en consumo de agua embotellada a nivel europeo, según la Federación Europea de Aguas Envasadas (EFBW), cada vez son las personas que toman conciencia sobre las peligrosas consecuencias que este consumo supone para nuestro entorno.

Leer: La moda también puede (y debe) ser sostenible

Una alternativa eco-friendly al agua embotellada

Pese a la creencia generalizada de que el agua del grifo no es segura, el último informe técnico del Ministerio de Sanidad apunta que el 99,5% del agua es potable y que el otro 0,5% se debe a incumplimientos puntuales de determinados servicios. Sin embargo, como toda precaución es poca, antes que optar por el agua embotellada, muchas personas comprometidas con el ecosistema se deciden a implantar un sistema de filtrado de agua en casa, capaz de eliminar hasta el 95 % de las partículas contaminantes del líquido y sus impurezas. Una tendencia de purificación en pro de la salud, el ahorro y, por supuesto, el medioambiente que ha irrumpido con fuerza en el sector de la hostelería, sobre todo en establecimientos ubicados en Barcelona, donde el agua del grifo suele saber mal y tiene proporciones de cal y cloro superiores a otros puntos geográficos. Una alternativa viable al agua embotellada, que elimina el uso de envases, y un gesto eco-friendly que reduce significativamente la huella de carbono.

VER GALERÍA

Un compromiso del sector de la restauración

"Se trata de un innovador y ecológico sistema de filtrado instantáneo del agua corriente que permite obtener un agua gourmet. Un agua totalmente limpia, ecológica, sostenible y organolépticamente cristalina, con controles de calidad y análisis constantes. Mejora los procesos de ósmosis tradicionales ya que mantiene las sales minerales y otras propiedades del agua, a la vez que asegura su calidad y sabor neutro", asegura Natura, una empresa dedicada a la distribución de estas ‘fuentes’ que ponen fin al preocupante problema de la acumulación de residuos. "Es más ecológico y evita las desventajas del embotellado en plástico, tanto por el uso de materiales no reciclables como por la pérdida de calidad del agua", matizan Natura. Así, para evitar una contaminación completamente innecesaria, las compañías que suministran estos equipos suelen ofrecer a los restaurantes un número determinado de botellas personalizadas de diseño, dando así una larga vida a cada recipiente.

El sector de la restauración ha experimentado un importante cambio en sus hábitos de consumo de agua en los últimos años y la conocida como agua 'kilómetro 0' ha cobrado protagonismo en los establecimientos, sobre todo de alta categoría y cocina ecológica. Al igual que cada vez son más los consumidores que buscan que su alimentación y hábitos sean sostenibles, los restaurantes intentan reforzar su compromiso y valores a través de este pequeño gesto, que es habitual en numerosos países europeos que quieren que se reduzca el impacto sobre el medio ambiente.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie