Cómo reciclar en casas pequeñas

Soluciones de reciclaje para espacios pequeños

Hoy día reciclar se ha convertido en una necesidad si queremos proteger el medio ambiente. Aunque te pueda parecer complicado reciclar en casa por la falta de espacio, existen trucos con los que poner fin a este pequeño inconveniente.

por Gtresonline

Basura en los océanos, desperdicios en los ríos, un aire cada vez menos limpio… Los altos niveles de contaminación son alarmantes. Sin embargo, cada vez son más el número de personas que están comprometidas con el medioambiente y que quieren aportar su granito de arena en esta batalla verde. Una de las medidas más sencillas y gratificantes que podemos llevar a cabo es reciclar. Una actividad cotidiana en la que, además, puede participar cualquier miembro de la familia, incluso los más pequeños de la casa.

Lee: Consejos para tener una casa más ecológica

Para comenzar a reciclar es fundamental conocer qué tipo de productos debe ir en cada contenedor, así como saber diferenciar los materiales de los que están hechos algunos envases o productos que se usan prácticamente a diario. Mientras que en el contenedor azul se deben depositar todo tipo de papeles y cartones, en el de color amarillo se deben arrojar plásticos y envases, como latas, botellas y bolsas. El contenedor verde está destinado para el vidrio, el rojo para desechos peligrosos, como pilas o aceites, y el gris para el resto de residuos.

Una vez interiorizada está lección es momento de ponerse manos a la obra. No obstante, en muchas ocasiones, las pequeñas dimensiones del hogar pueden dificultar la tarea. Afortunadamente, existen algunos trucos para poner solución al problema del espacio.

Decoración y reciclaje

En vez de contar con un contenedor verde para almacenar el vidrio, puedes adquirir una bonita cesta de mimbre o un moderno cajón, en los que ir acumulando los botes y botellas vacías. Una forma disimulada (y muy estilosa) de reciclar, que pasará prácticamente desapercibida para el resto. También puedes probar a utilizar un cajón vintage de madera como recipiente ideal para almacenar papel y cartón.

Lee: ¿Qué podemos hacer para cuidar del medio ambiente?

VER GALERÍA

En vertical

Una de las soluciones eco más sencillas para reciclar en espacios de pocas dimensiones es colocar los contenedores de diferentes colores de forma vertical apilados, bien apoyados en el suelo o colgados de la pared. La principal ventaja de emplear esta disposición de los recipientes es el poco espacio que ocupan, mientras que el gran inconveniente es que los cubos, que suelen ser modelos poco atractivos, quedan demasiado a la vista. Siempre se puede optar por un diseño acorde con el resto de la decoración del hogar.

VER GALERÍA

¿Un mueble de cocina?

Los fabricantes también han tomado conciencia acerca de la importancia del reciclado, con el lanzamiento de nuevos y prácticos modelos con los que poner fin a los problemas estéticos, pero también de espacio. Tanto es así que la fórmula más completa y elegante para clasificar todos los residuos en un único lugar es un, a priori, mueble más de cocina que esconde un gran secreto en su interior. Al bajar las diferentes tapas, aparecen cuatro compartimentos en los que depositar de forma ordenada los residuos. La opción más sofisticada para comprometerse con el medio ambiente.

VER GALERÍA

Cubo con separadores

Si ninguna de las soluciones anteriores te convencen y quieres continuar ayudando de alguna forma al planeta, la opción más práctica y habitual en la inmensa mayoría de hogares es el tradicional cubo de basura con separadores para el reciclado. El mayor handicap de este tipo de cubos es que suelen ser contenedores de escasa capacidad. Sin embargo, lo importante es intentar proteger el entorno, independientemente del espacio del que se disponga.

VER GALERÍA

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie