Naturaleza

¿Echas de menos el contacto con la naturaleza? Disfrútala sin salir de la ciudad

Entrar en contacto con la naturaleza es una de las mejores terapias que existen. Pero no siempre es posible hacer una escapada cada vez que necesitamos respirar aire puro.

por Cristina Soria

El día a día está repleto de obligaciones y rutinas que, en ocasiones, pueden resultar muy estresantes y hacer que nuestra salud se resienta. Sumergirnos en la naturaleza nos aleja de aquello que impide nuestro bienestar y revierte directamente en nuestra salud física y mental. Y es que un largo paseo por el monte no solo reduce el estrés, sino que también mejora el estado de ánimo y nos hace sentir felices.

El problema es que no es tan fácil escaparnos siempre que lo necesitamos. Pero eso no es un impedimento para disfrutar de la naturaleza a nuestro alcance. Solo hay que mirar a nuestro alrededor y ser consciente de las oportunidades que tenemos de disfrutarla. Si consigues conectar con ella, tu vida será mucho mejor.

Leer: 3 ejercicios de 'mindfulness' para alejar el estrés

Mira el cielo

El cielo en su totalidad es uno de los espectáculos más impresionantes que existe y la vida en la ciudad nos permite disfrutar de él. Cuando elevamos nuestra vista al firmamento nos conectamos con él y recuperamos la idea de que formamos parte de este universo. No dejes pasar los grandes momentos a tu alcance: amaneceres y puestas de sol, arcoiris, nubes de diferentes formas desplazándose… Aprende el nombre de alguna estrella o constelación y búscalas en las noches de cielo despejado. Y, por último, aprecia cada una de las fases de la luna.

Rodéate de plantas

Busca un lugar en casa para tener tu pequeña parcela de vegetación. Puede ser una única planta o pueden ser muchas. Lo importante es que tenerlas cerca te reportará muchos beneficios aún sin salir de la ciudad: purifican el aire de tu hogar, ayudan a reducir el estrés y te ayudan a reducir la sensación de fatiga. Cuidarlas y mantenerlas en buen estado, es todo un ejercicio de conexión con la naturaleza, estés donde estés.

Leer: Así te afecta el ruido que te rodea

Haz deporte en el parque

Si dispones de un parque o jardín cerca estás de suerte. Reserva alguno de tus ejercicios diarios para realizarlos allí y verás cómo tu estado anímico mejora al combinar los beneficios del deporte con el estímulo visual de un entorno natural. Correr o pasear rodeado de árboles es todo un placer para los sentidos que te hará sentir muy bien.

VER GALERÍA

Cuida de un animal

No es necesario que asumas la responsabilidad de tener un perro o un gato, que son animales que requieren grandes cuidados. Puedes optar por una pequeña pecera, o por aquel animal que mejor se adapte a tu ritmo de vida. La convivencia con animales mejora la calidad de nuestra vida, sean del tamaño que sean.

Leer: 10 claves para ser feliz que aprendimos de los filósofos más sabios de la historia

Participa de un huerto urbano

O de uno propio si tienes espacio. Cultivar tu propia comida es un gesto de integración con la naturaleza que te hará sentir mejor, porque estarás tomando conciencia del valor de lo que comes al asistir y participar de todo el proceso que conlleva.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie