Marina Vernicos: entramos en su sorprendente y moderna casa de once plantas en Atenas, rodeada de historia, inspirada en el mar y con vistas únicas a la Acrópolis

Sexta generación de una dinastía de importantes armadores griegos, nos recibe junto a su marido, Miltos Kambourides, y sus tres hijos

Casa Atenas HOLA 4031

Te quedan x días gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Te quedan pocas horas gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Estás en tu periodo de prueba gratuita. Sigue disfrutando de ¡HOLA!+.

HOLA.com, tu revista en internet

Tu período de prueba gratuita en ¡HOLA!+ se ha activado con éxito

Disfruta de todo el contenido totalmente gratis durante 7 días.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Ya tienes una suscripción activa.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Su pasión por el mar se respira en todas partes. Por eso, su casa es un edificio de once pisos que parecen olas y hay tres piscinas, en la planta sótano, en la entrada y en la azotea. El elemento agua marca toda la vida de Marina Vernicos, sexta generación de una dinastía de importantes armadores griegos. Su padre, Georgios Vernicos, es un conocido empresario griego, activista social, importante figura política y director de Vernicos Yachts, mientras su marido, Miltos Kambourides, es un emprendedor de origen chipriota, fundador de Dolphin Capital.

Portada ¡HOLA! 4031©Hola

Su pasión es la fotografía artística que retrata el mar y el mundo submarino, ha sido protagonista de importantes exposiciones, ganadora de premios internacionales —como el primer premio en los Global Art Awards, en Dubái— y fue nominada como fotógrafo del año por National Geographic, en 2018. Ser griega es su orgullo, profundamente arraigado en sus orígenes y en la isla de Sifnos, que la vio crecer y donde reside su familia.

“Era un edificio de apartamentos. Nos encantó esta ubicación, compramos todo, lo demolinos y reconstruimos. Cada piso tiene un diferente uso: en uno dormimos, en uno comemos, en otro nadamos…”
Casa Atenas HOLA 4031©Mattia Bettinelli
Casa Atenas HOLA 4031©Mattia Bettinelli
Marina Vernicos y su marido, el empresario Miltos Kambourides, nos reciben en su casa de once pisos, con espectaculares vistas a la Acrópolis, que se puede ver detrás de ellos y, a la izquierda, en detalle. La pasión por el mar de la fotógrafa, descendiente de una conocida familia de armadores, se respira en cada rincón.

En una ciudad como Atenas, que habla de antigüedad, la suya es una casa revolucionaria y moderna. Totalmente inesperada. Una casa con tecnologías de construcción muy especiales, con formas fluidas y geométricas, con la fachada cuyos volúmenes siguen las formas naturales del paisaje que la rodea.

Casa Atenas HOLA 4031©Mattia Bettinelli
La construcción, de formas fluidas, recuerda a las olas y hay tres piscinas: en la planta sótano, en la entrada y en la azotea.

—Háblame de tu familia y tus orígenes.

—Nací en Atenas, pero mis orígenes son de una isla de las Cícladas, llamada Sifnos, de donde era mi bisabuelo. Todos pasamos nuestros veranos allí. Mi familia, desde mi tatarabuelo, son armadores. Esta es la sexta generación de armadores, pero yo he roto la tradición porque me he dedicado a la fotografía. Soy hija única, así que será mi primo quien siga la dinastía de los armadores.

“Me fui a estudiar a Boston cuando tenía dieciocho años y, al regresar, trabajé para mi padre en el negocio familiar, pero no me gustó, así que decidí dedicarme a la foto­grafía”, nos dice Marina, cuya pasión es el mar y el mundo submarino

—¿Qué me puedes contar de tu padre?

—Además de decir que es el mejor del mundo, mi padre, Georgios Vernicos, tiene una empresa de venta y alquiler de yates, Vernicos Yachts. Mi madre trabaja con él. Se divorciaron cuando yo tenía tres años, pero siguieron siendo mejores amigos y así construyeron el negocio juntos.

Casa Atenas HOLA 4031©Mattia Bettinelli
Casa Atenas HOLA 4031©Mattia Bettinelli
La piscina de la azotea y el salón de este último piso, con una original escultura sobre el sofá.

—¿Cómo es una familia griega? ¿Cuáles son sus valores?

—En general, los griegos son muy cercanos a la familia, por lo que los padres son muy devotos de sus hijos. Por ejemplo, una típica familia griega nunca permitirá que su hijo vaya a un internado. Los padres griegos quieren que sus hijos se queden con ellos hasta que vayan a la Universidad. Quizá, incluso cuando regresen. Y los padres quieren velar por el futuro de sus hijos, no es como en otros países, que cuando tienen dieciocho te dicen goodbye, esto no pasa en Grecia. El padre le compra la casa a su hija, trata de organizar su vida para que, cuando regrese, lo tenga todo listo.

Casa Atenas HOLA 4031©Mattia Bettinelli
“La decoración es muy especial. Quería mucho mármol travertino: el negro es iraní y el verde y el blanco son griegos. Los balcones están hechos de cristal para no ocultar la vista de la Acrópolis y el cielo abierto”, nos dice Marina, en otro rincón de su casa, con tecnologías de construcción muy especiales. Extrema modernidad en la cuna de la civilización occidental.

—¿Y tú cuándo dejaste la familia?

— Cuando tenía dieciocho años, después de terminar la secundaria, fui a Boston a estudiar Publicidad y Relaciones Públicas, al Emerson College, y obtuve mi segundo título en Negocios, en Harvard Extension School. Cuando regresé, trabajé para mi padre en el negocio familiar, pero no me gustó, así que decidí dedicar mi vida a la fotografía. He realizado exposiciones por todo el mundo. Desde el Museo de Arte de las Cícladas hasta el Museo del Louvre y en la Torre Eiffel, en París; en el Museo de Arte Hangaram, en Corea; Londres; Mónaco; Nueva York... Y he publicado seis libros.

Casa Atenas HOLA 4031©Mattia Bettinelli
Casa Atenas HOLA 4031©Mattia Bettinelli
Arriba, el salón principal de la casa. Abajo, desde otro ángulo, en primer término, sobre la mesa delante del sofá y al fondo, a la derecha, dos esculturas de Sophia Vari.

—¿Cómo nació esta pasión por la fotografía? 

—Cuando tenía nueve años, mi padre me compró mi primera cámara, en Hong Kong, así que, en mi tiempo libre, tomaba fotos, y en Estados Unidos, mientras estudiaba, tomaba fotos cuando era menor de edad. Tras mi regreso, me dediqué a ello y creé una organización sin fines de lucro donde, cada año, hago una subasta, invito a personajes famosos, hago una exposición artística, cuyo beneficio va a mi fundación, CREAID (www.creaid.com). Create to Aid es la combinación de creatividad y arte en ayuda de aquellos que más lo necesitan y asistencia a la comunidad local. En la primera subasta, en dos mil quince, doscientos estilistas crearon doscientos tote bags a favor de Médicos del Mundo. El segundo proyecto fue Designers of Lights, con los más famosos arquitectos y artistas, para crear una play­room para los niños del hospital de Atenas. El tercero, Designer Jewelry, fue para conseguir equipamiento médico para los niños del hospital de Atenas. Debido a la pandemia, no pudimos hacerlo en dos mil veinte, pero el próximo tendrá lugar en abril de dos mil veintidós.

Casa Atenas HOLA 4031©Mattia Bettinelli
Desde la espectacular escalera metálica se accede al último piso. Delante de la misma, posan, en la otra página, Marina y Miltos con sus tres hijos, Demilia, de quince años; Giorgos, de trece, y Annezia, de once. Ella viste de Ferragamo y la familia, de Philosophy.

—¿Cómo son tus fotos? 

—Sobre todo, imágenes de drones y mundo submarino. Como mis padres trabajaban cuando yo era pequeña, solía ir con mi abuelo a nadar todas las mañanas durante dos horas. Y a buscar conchas marinas. Desde entonces, nado todos los días dos horas. Estoy totalmente enamorada del mar. Precisamente porque amo el mar así de intensamente, he tratado de capturarlo en todas sus espléndidas formas. He estado haciendo exposiciones durante quince años y ahora, sobre todo, vendo mis fotos en mi sito web, como también mi colección de vestidos, zapatos y bolsos, todos con mis fotos impresas.

Casa Atenas HOLA 4031©Mattia Bettinelli
El padre de Marina, Georgios Vernicos, es un conocido empresario, político y activista: “Tiene una empresa de venta y alquiler de yates. Mi madre trabaja con él. Se divorciaron cuando yo tenía tres años, pero siguieron siendo mejores amigos y así construyeron el negocio juntos”, nos cuenta la artista, en esta imagen, de Versace, junto a su hija mayor, que va vestida por Philosophy.

—¿Cómo conociste a tu marido? 

—Mi marido tenía tres títulos del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIY), luego trabajó para Goldman Sachs y luego para George Soros, en Londres. Ahí lo encontré, fue un flechazo y le pedí que regresara a Grecia conmigo. Desde que fundó Dolphin Capital, invierte en la construcción y desarrollo de resorts de lujo, como el Amanzoe, aquí en Grecia; Amanera, en la República Dominicana, y la próxima apertura, este verano, será One & Only Kea Island, en las Cícladas. También ha fundado otros negocios interesantes.

“Conocí a mi marido en Londres, fue un flechazo y le pedí que regresara a Grecia conmigo. Invierte en la construcción y desarrollo de resorts de lujo y también ha fundado otros negocios”

—¿Qué personalidad tiene tu marido?

—Un carácter muy fuerte, más que el mío; un buen marido, un buen padre, una persona con la que puedes contar, una persona a la que admiro...

Casa Atenas HOLA 4031©Mattia Bettinelli
Casa Atenas HOLA 4031©Mattia Bettinelli
Arriba, el dormitorio principal; abajo, a la izquierda, el vestidor del matrimonio, y al fondo, el cuarto de baño, que vemos en detalle a la derecha.

—¿Cómo encontrasteis esta casa? 

—Era un edificio de apartamentos. Nos encantó esta ubicación, compramos todo, lo demolimos y reconstruimos lo que puedes ver hoy. Estamos en el centro de Atenas, que es algo que queríamos los dos, tenemos una espectacular vista de la Acrópolis y estamos al lado del bosque.

—¿Quién se ocupó del nuevo proyecto? 

—Nosotros construimos y colaboramos con el arquitecto griego Dimitris Tsigos, de Omniview, para crear los interiores y exteriores. Once pisos, cada uno con diferentes usos. En uno dormimos, en uno comemos, en uno recibimos invitados, en otro nadamos, etcétera.

Casa Atenas HOLA 4031©Mattia Bettinelli
Casa Atenas HOLA 4031©Mattia Bettinelli
Arriba, la piscina negra del ‘spa’. Abajo, a la izquierda, el gimnasio, y a la derecha, el garaje.

—Entonces, es normal para vosotros pasar constantemente de un piso a otro. 

—Sí, me encanta y la decoración es muy especial. Quería mucho mármol travertino: el negro es iraní y el verde y el blanco son griegos. Me gustan los materiales fuertes que resistan todo lo que suceda. Tengo tres hijos y dos perros, no puedo encerrarlos, quiero que se muevan libremente por la casa como quieran. El mármol, la piedra beis, todos los materiales utilizados no son artificiales. Y los balcones están hechos de cristal para no ocultar la vista de la Acrópolis y el cielo abierto. Combiné tejidos como cuero y terciopelo para muebles y mucha obras de arte. Todos los cuadros son mis fotografías y las esculturas son, principalmente, de artistas griegos.

“Estoy muy orgullosa de mis hijos. Demilia tiene quince años y es muy buena estudiante; Giorgos tiene trece y mucho talento para el deporte, y la pequeña, Annezia, de once, es una emprendedora nata”

—¿Cómo es la vida en Atenas, en qué ha cambiado?

—Atenas ha evolucionado en los últimos años y se ha vuelto mucho más vibrante. Tenemos museos y fundaciones increíbles, hoteles hermosos, restaurantes realmente excelentes… Antes, la gente venía aquí de paso para ir a las islas, y ahora, vienen y pasan unos días aquí.

Casa Atenas HOLA 4031©Mattia Bettinelli
“Como mis padres trabajaban cuando yo era pequeña, solía ir con mi abuelo a nadar todas las mañanas durante dos horas. Y a buscar conchas marinas. Desde entonces, nado todos los días dos horas. Estoy totalmente enamorada del mar”, nos cuenta Marina, de Sportmax, junto a la piscina negra del ‘spa’, todo de mármol iraní.

—Vosotros sois grandes viajeros. 

—Yo he visitado ciento treinta y cuatro países y mi marido, ciento cuarenta y uno, nuestro objetivo es visitar cinco países diferentes en un año. Obviamente, no ahora, con la covid. No es porque sea griega, pero, para mí, Grecia es el país más hermoso del mundo porque es una mezcla de todo, pero me encantaron Bora Bora y la India. Navegamos mucho, pero, sobre todo, en las costas de Sifnos.

“La decoración es muy especial. Quería mucho mármol travertino; el negro es iraní y el verde y el blanco son griegos. Me encanta pasar de un piso a otro, tengo tres hijos y dos perros, no puedo encerrarlos, quiero que se muevan libremente”

—Háblanos de tus tres hijos. 

—Estoy muy orgullosa de ellos. Demilia tiene quince años y estudia, son buenos estudiantes. La pequeña, Annezia, es una emprendedora nata. A los nueve años, empezó a vender camisetas a sus amigos, a los diez hizo su propio sitio web y creó joyas para venderlas en todo el mundo. Ahora tiene once años. El mediano, Giorgos, tiene trece años y un gran talento para los deportes .

Casa Atenas HOLA 4031©Mattia Bettinelli
“Atenas ha evolucionado en los últimos años y se ha vuelto mucho más vibrante. Tenemos museos y fundaciones increíbles, hoteles hermosos, restaurantes realmente excelentes… Antes, la gente venía de paso para ir a las islas, y ahora, vienen y pasan unos días aquí”, nos cuenta la fotógrafa, con un traje de Ferragamo, mientras pasea con su perro. Al lado, un detalle de la original fachada.




REALIZACIÓN Y TEXTO: NANÁ BOTTAZZI

FOTOS: MATTIA BETTINELLI

VESTUARIO: ALEXANDER MCQUEEN/VERSACE/SALVATORE FERRAGAMO/SPORTMAX/PHILOSOPHY/LARUSMIANI

JOYAS: SOPHIA VARI

AGRADECIMIENTOS: MAGDA BALTOYANNI ART GALLERY

MAQUILLAJE Y PELUQUERÍA: ZEFI SIATOU

Más sobre