Mesa baja de estilo industrial

DIY

Una mesa baja de salón estilo industrial

Puedes dar una segunda vida a unos tablones de madera y construir una mesa que se convertirá en el elemento estrella de tu hogar

por Gtresonline

En los últimos años, el mundo de la decoración ha experimentado una transformación de 180 grados. Las paredes al natural, las tuberías y conductos a la vista, los detalles vintage o las mezclas armónicas de madera y metal son algunas de las tendencias que han invadido el hogar, en el que la funcionalidad y la practicidad están cobrando más protagonismo que nunca. En esta nueva fiebre 'deco' por el estilo industrial más neoyorquino, el reciclaje se ha convertido en una alternativa estrella para, además de dar una segunda vida a los materiales y residuos, poder dotar de personalidad los rincones de nuestra casa.

En esta ocasión, unos simples tablones de madera pueden transformarse en una estilosa mesa baja que reúne todos los ingredientes para convertirse en la pieza imprescidible de tu salón. Basta con que consigas las herramientas necesarias y encuentres algún ayudante que esté dispuesto a pasar un rato divertido a la par que gratificante. ¡Manos a la obra!

VER GALERÍA

Leer: Recicla y elabora originales envoltorios con latas para tus conservas caseras

Materiales:

  • 3 listones grandes de madera
  • Regla de medir
  • Lima de media caña
  • Taladro eléctrico
  • Cortadora eléctrica
  • Tirafondos
  • Cola blanca
  • Llave inglesa
  • Tuercas
  • Láminas estrechas de metal de 20 cm de longitud
  • Escuadra para carpintería
  • Tacos de madera
  • Martillo
  • Barniz
  • Paletina

VER GALERÍA

Paso a paso:

  1. En primer lugar, proceder a cortar los tablones que serán las patas de la mesa. Con ayuda de una regla y una escuadra de carpintería, trazar una marca a 30 centímetros de altura y realizar la misma operación en otro de los tablones de madera
  2. Con una cortadora eléctrica, cortar por la línea que hemos trazado en el primer paso
  3. Limar las piezas de madera que hemos manipulado en el paso anterior
  4. Realizar dos marcas a cinco centímetros de cada lateral del tablero
  5. Realizar agujeros e introducir los tacos de madera con ayuda de un martillo
  6. Realizar la misma operación en el otro tablón de madera lijado
  7. Aplicar cola blanca en el canto de los tablones y unir con el tablón principal, que actuará como superficie de la mesa
  8. A continuación, procederemos a manipular las láminas de metal, que servirán para reforzar la sujeción de la estructura de la mesa, así como elemento decorativo
  9. Realiza los agujeros en la lámina con ayuda de un taladro eléctrico respetando un espacio de 6 cm entre cada uno de ellos
  10. Coloca una lámina de metal en la parte de arriba de una de las patas de forma horizontal y centrada, dejado 5 cm de margen a cada lado
  11. Ajustar la lámina a la pata con unos tirafondos y atorníllalos con una llave inglesa para asegurar su sujeción a través de una tuerca
  12. Repetir esta misma operación con la otra pata de la mesa
  13. Por último, aplicar barniz incoloro con una paletina o brocha para proteger la madera de las rayaduras, los golpes y las manchas

Leer: Cómo convertir una caja de fruta en una mesa auxiliar en pocos pasos

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie