plantasnavidad

Plantas navideñas que no son la Flor de Pascua

A la hora de decorar nuestra casa en Navidad, no podemos olvidarnos de la importancia de las plantas. Y aunque la Flor de Pascua es la más famosa, no es la única.

por Cristina Soria

La Navidad es una época ideal para decorar la casa y dejarla a punto para disfrutar de las fiestas. Y en esa decoración no pueden faltar las plantas, ya que son perfectas para crear un clima de emoción y bienestar, propio de estas fechas. La Flor de Pascua es una planta muy representativa de la Navidad, pero no es la única. Existen otras plantas que se identifican de igual manera con el espíritu navideño y que son perfectas para incluir en tus decoraciones navideñas. Toma nota de las que aquí te sugerimos, aunque algunas las conocerás de sobra, como el muérdago o el acebo. 

Acebo

El acebo, o “falso muérdago” es una de las plantas más navideñas que hay. Su recolección está prohibida porque es una especia protegida, por lo que solo es posible conseguirla en viveros e invernaderos. 

VER GALERÍA

Hay que tener mucho cuidado si tenemos hijos o hay mascotas en casa, porque sus frutos, de un color rojo intenso, son tóxicos y no deben ser ingeridos para evitar problemas gastrointestinales. Si un gato o un perro comiera demasiadas podría incluso morir si no se les trata con urgencia. 

Leer: Ideas DIY para decorar tu casa esta Navidad

Rusco

El rusco o acebillo es un arbusto ideal para tener en un jardín, y puede encontrarse con cierta facilidad en bosques y setos de la región mediterránea. Se parece bastante al acebo (aunque es menos peligroso) y también se utiliza para la decoración navideña. Dura mucho y se emplea habitualmente para hacer ramos.

VER GALERÍA

Un detalle curioso del rusco es que sus hojas en realidad no son hojas, sino los tallos de la planta que se modifican aplanándose y terminando en puntas afiladas. Para preservar la especie, es muy importante que el rusco que pongamos en casa sea de vivero o de jardines. 

Espino de fuego 

Esta planta, también llamada “picaranta” o “arbusto ardiente”, no se considera únicamente navideña, pero se utiliza para la ornamentación en estas fechas por su aspecto colorido y llamativo. Sus flores son muy abundantes, sus ramas espinosas, y sus frutos (rojos, naranjas y amarillos) pequeños. Aparece con la llegada del otoño y llena los parques y jardines, porque resiste muy bien las bajas temperaturas.

VER GALERÍA

De modo que sirve para decorar tanto el interior de la casa en estas fechas, como para cultivar en el jardín o la terraza. El espino de fuego necesita estar expuesto al sol, aunque no requiere de mucha agua, y hay que podarlo a menudo para evitar las plagas.

Leer: Un original calendario de adviento con flores de Pascua hecho por ti

Muérdago

Es otra de las plantas navideñas por excelencia. Existen multitud de mitos y leyendas sobre ella, que se remontan al siglo XVII en Escandinavia. Allí se la consideraba una planta mágica porque permanecía verde todo el año, y creían que otorgaba la paz y bendecía los matrimonios. De hecho, se pensaba que quienes se besaran bajo el muérdago, tendrían un largo y apasionado romance.

VER GALERÍA

A día de hoy, la costumbre es regalarla, y ha de colocarse cerca de la puerta de entrada para ahuyentar los malos espíritus. Además, no hay nada más navideño que un recibidor adornado con muérdago.

Leer: Cómo convertir al árbol de Navidad en el epicentro decorativo de estas fiesta

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie