Muebles que no pueden faltar en una casa con bebé

Muebles que no pueden faltar en una casa con bebé

Puedes tener muchos más, pero estos son lo muebles imprescindibles si esperas la inminente llegada de un bebé a tu hogar.

por Cristina Soria

Pocas cosas hacen tanta ilusión como preparar la casa para la llegada de un bebé. Y aunque es cierto que es una etapa que pasa relativamente pronto, también lo es que hay determinados muebles que resultan imprescindibles en este momento tan importante. En algunos casos podrás optar por muebles que crezcan con ellos, en otros reutilizar el mueble para otro fin cuando ya no lo necesites. En otros pues no te quedará más remedio que guardarlo para el próximo bebé, ya sea tuyo, de una amiga o de un familiar.

La cuna

A la hora de elegir la cuna has de pensar en que tu hijo va a dormir en ella aproximadamente 3 años, por lo que es importante que te tomes tu tiempo para elegirla. Si has pensado en practicar colecho, podrás hacerlo con una como esta de Allegra.

VER GALERÍA

También puedes optar por una cuna evolutiva que se adapte al paso del tiempo, como esta de Harmony Galaxy, que incluye un cambiador cajonera que luego se convierte en una pieza independiente. Puede usarse hasta como cama de 190 cm.

VER GALERÍA

Leer: Los mejores escritorios infantiles para la vuelta al cole

El cambiador

Es una gran verdad que a un bebé se le puede cambiar en cualquier sitio, pero lo cierto es que en casa no hay nada más cómodo que tener un cambiador. Así nos evitamos acumular tensiones en la zona lumbar de manera innecesaria y tenemos a mano todo lo necesario para el cambio y aseo del bebé, ya que son perfectos para almacenar pañales, toallitas o gasas. Este cambiador de Ikea puede reutilizarse en el futuro como cajonera.

VER GALERÍA

Leer: Ideas para decorar el dormitorio de los niños

La bañera

A día de hoy muchas casas ya no cuentan con bañera, por lo que una bañera portátil, especialmente cuando son recién nacidos resulta casi obligatoria. Al igual que ocurre con el cambiador, una bañera que no nos obligue a agacharnos protegerá nuestra espalda. Y si cuentas con una bañera grande, podrás usar la pequeña para meterla dentro. Así no utilizarás tanta agua en el baño diario y el bebé se sentirá más protegido. Esta es de Ikea.

VER GALERÍA

Y esta de Jané incorpora un cambiador.

VER GALERÍA

Leer: 16 habitaciones infantiles que todo niño querrá tener

Y para ti, un sillón

Vas a pasar horas y horas con tu bebé en brazos, que se convertirán en un tiempo maravilloso si tienes donde sentarte cómodamente. Un sillón o mecedora cerca de su cuna te ahorrará paseos por la casa y te ayudará a dormirle con toda tranquilidad (porque en la cuna es raro que duerman solos).  Esta minibutaca te ayudará en la etapa de lactancia a darle de comer y a que se duerma felizmente en tus brazos. Este es de Galaxy.

VER GALERÍA

La iluminación también importa

La luminosidad de la habitación del bebé es fundamental. Si es posible, resérvale una estancia que tenga abundante luz natural, y hazte con lámparas que sean cómodas de usar y que no desentonen con la decoración de la habitación.

VER GALERÍA

Busca una luz general que te permita encontrar todo al primer golpe de vista, y otra más discreta que no interrumpa su descanso aunque tú necesites entrar a la habitación. 

Por otro lado, a día de hoy puedes convertir con facilidad su techo en un cielo estrellado, tener en las paredes apliques con forma de nubes o globos, e incluso poner papel pintado con LEDs incorporados. 

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie