Ángela, ganadora de 'MasterChef 12' en un duelo muy reñido

La final, que enfrentó a la vencedora con otra gran favorita, María, estuvo marcada por los nervios y la emoción

Por

La gran final de MasterChef coronó a la que fue desde el principio una de las grandes favoritas del talent. Ángela se proclamó ganadora de MasterChef 12 en una noche de nervios y mucha emoción, en la que además hubo algún pequeño accidente. La valenciana de 29 años, que desde el arranque de esta edición había sido una de las más destacadas, siempre buscó "la matrícula de honor", como destacó el jurado al entregarle el trofeo del programa y los 100.000 euros de premio. "¡He ganado! ¡Que solo han ganado 12 personas en la historia, estoy flipando!" reconoció entusiasmada la vencedora. Además publicará su propio libro de recetas y recibirá un máster en Cocina Técnica, Producto y Creatividad en el Basque Culinary Center.

Para la primera prueba se organizó el clásico seguir al chef, que en este caso fue Jesús Sánchez. A María se le derramó una de las elaboraciones a mitad de cocinado, mientras que Gonzalo estuvo muy despistado y se equivocó en varios pasos. Samya presentó una receta aceptable pero que no dio el mismo nivel que las de María y Ángela, que se perfilaron como las mejores. La primera destacó y obtuvo así la primera plaza en la final, un sueño cumplido para esta graduada en hostelería que tiene su propia marca de catering nutricional (ha cocinado para Elsa Pataky, entre otros).

La prueba de exteriores, la decisiva para ocupar la segunda plaza en la final, llevó a Samya, Gonzalo y Ángela al restaurante AbaC, de Jordi Cruz. Tuvieron que realizar cada uno dos platos ideados por el chef para doce de los mejores sumillers de restaurantes catalanes. Los accidentes se sucedieron en este cocinado: Samya dejó aceite en una olla que ardió y no pudo contener las lágrimas al presentar sus platos. Ella se quedó en cuarta posición, mientras que Gonzalo acabó en tercera. Se llevará así una formación de ocho semanas en el Basque Culinary Center.

Dos favoritas en una final con un accidente

Ángela ocupó la segunda plaza en la final que la enfrentó a María, dos de las concursantes más fuertes cara a cara en la noche decisiva. Elaboraron un menú ante la atenta mirada de los exaspirantes (la única que no acudió fue Tamara, que abandonó voluntariamente las cocinas en medio de una intensa polémica) y la familia. Cada una hizo un menú completo: María homenajeó a su abuela y la casa de campo de la familia con platos que hacían referencia a los animales de la granja; Ángela contó una historia sobre sus orígenes en Valencia y su infancia, con un postre adaptando el perfume de su pareja, Amanda.

Mientras cocinaba, Ángela tuvo un accidente con un cuchillo y se hizo un importante corte en un dedo por lo que tuvieron que entrar los sanitarios rápidamente a curarla. Pudo continuar con la prueba después de la cura afortunadamente. María presentó su menú sobre "el sitio donde he encontrado paz". "Con cada plato inspirado en mis animales", dijo. Los jueces señalaron una "falta de conexión entre un montón de elaboraciones". Destacaron que los platos eran "muy potentes y con mucho trabajo, pero que era difícil hacer una visión única".

"Quiero transportaros con un aroma antes de cada plato" dijo Ángela, que emocionó a sus padres y su pareja. Los jueces aplaudieron sus "intenciones profundas que hablaban perfectamente de ella, con platos de cocción perfectos, texturas, y apuesta valiente". Jordi Cruz volvió a hablar de ella como su "caballito ganador" algo que le ha repetido en todo el concurso. "Eso es la persona que no solo tiene las herramientas para ganar si no también la actitud, hoy vengo contento porque lo sois las dos" dijo. María obtuvo el segundo puesto y se lleva un máster en Pastelería de Restaurante y Cocina Dulce. Al escuchar que era la ganadora, Ángela no pudo contener la emoción y saltó junto a sus compañeros celebrando el podium.