Patricia Conde rompe a llorar en 'MasterChef Celebrity' con la sorpresa de su madre y sus hermanos

Patricia Conde rompe a llorar en 'MasterChef Celebrity' con la sorpresa de su madre y sus hermanos

La presentadora, de 43 años, es una de las concursantes favoritas del reality

Por

Patricia Conde mostró su lado más familiar en la semifinal de MasterChef Celebrity. La presentadora derramó sus primeras lágrimas al descubrir, en la primera prueba, el objeto que le había dejado su madre, que se llama Marisa, para desearle toda la suerte del mundo: un anillo muy especial para ambas. "Se lo ha quitado. Es de mi madre", exclamó al verlo. La concursante contó con la voz entrecortada la historia de esta joya tan significativa.

El doloroso accidente que ha sufrido Patricia Conde en 'MasterChef Celebrity'

VER GALERÍA

"Hace 24 años yo se lo regalé a mi madre y yo me compré uno igual porque era cuando me fui de Valladolid y me vine a Madrid. Y le dije: 'No nos lo quitaremos nunca y así, aunque no esté en casa, siempre lo miraré y tú también y nos unirá'", recordó mietras los jueces intentaban contener la emoción. "A mí se me perdió al poco, porque soy un desastre, pero mi madre no se lo ha quitado y por eso me sorpende tanto que esté aquí, porque lleva 24 años con este anillo en su mano", añadió. 

VER GALERÍA

Tras esta explicación, la presentadora reflexionó sobre la relación que mantiene con su madre. "Al final la vida te lleva por otros caminos y ahora es cuando pienso que me gustaría haber pasado mucho más tiempo con ella", reconoció. "He echado muchísimo de menos a mi madre, sobre todo, desde que yo soy mamá. Me haría mucha ilusión que mi madre fuera a recoger a mi hijo al cole. Las veces que ha ido las puedo contar con los dedos de una mano. Me hubiera gustado que hubiera estado más aquí (en Madrid), pero claro, logísticamente es imposible", lamentó, ya que su familia reside en Valladolid.  

VER GALERÍA

Además del anillo, Patricia escuchó este cariñoso audio de su madre. "Hola, cairño. No te imaginas lo contenta que estoy. Estás luchando como una jabata en MasterChef y estás en la semifinal, estoy muy orgullosa de ti. Para mí ya has ganado. Te mando un beso enorme. Te quiero muchísmo". En ese momento, la presentadora miró a cámara y pronunció muy bajito, pero con un amor profundo las siguientes palabras: "Y yo a ti". 

VER GALERÍA

El programa tenía otra sorpresa más preparada para todos los concursantes: la visita de sus familiares. Patricia se alegró muchísimo al ver a su madre en MasterChef Celebrity. Pero Marisa no acudió sola. Estuvo con sus otros dos hijos, Noemí y Rubén. Marisa aseguró que Patricia había aprendido a cocinar de su abuela materna, sobre todo, en Semana Santa, cuando se metía en la cocina para preparar torrijas, rosquillas o crema pastelera. Noemí, por su parte, dijo que siempre que había visto a su hermana en la cocina había "experimentado" con las recetas, algo que no extrañó a los jueces, pues es lo que intenta hacer en el concurso.