¿Conoces la pasta kataifi?

¿Conoces la pasta kataifi?

También llamada kadaif, kanafeh o kadayif, es muy utilizada en países como Grecia, Libano y Turquía.

Por

La masa filo la conocemos de sobra. Se elabora con harina de trigo, agua, sal y aceite. Normalmente se presenta en láminas crujientes, muy finas, casi translúcidas y quebradizas, muy delicadas. Cuando se corta en tiras finas es cuando obtenemos la pasta kataifi, bastante menos conocida, que también encontramos con otros nombres como kadaif, kanafeh o kadayif, y que sí es tremendamente popular en países de Oriente Medio, Grecia, Turquía o los Balcanes.

Leer más: hojaldre, masa quebrada, pasta ‘brick’, masa filo… ¿cómo distinguirlas?

La pasta kataifi es una masa filo que se corta en tiras muy finas y delgadas.

¿Cómo se elabora la pasta kataifi?

Esta especie de fideos finos se obtienen con una máquina, en la que se mete la masa y se dejan caer unos hilos de la misma sobre una plancha giratoria caliente para que se sequen y se fomen esos fideos tan finos, que tienen cierto parecido con el cabello de ángel. Y aunque puedes hacerlos de manera casera, los encontrarás frescos, congelados o envasados al vacío.

¿Para qué se usa la pasta kataifi?

Principalmente, la pasta kataifi se utiliza en la elaboración de distintos postres, bien horneada o bien frita, pero no exclusivamente porque para preparar aperitivos o guarniciones salados también resulta muy adecuada. Como son muy finitos, enseguida se cocinan y por eso hay que tener mucho cuidado de que no se quemen.

Uno de sus grandes atractivos es que al ser muy flexibles, a esta pasta se le puede dar forma de nidos, madejas, rollitos, etc. No hay que dejarla demasiado tiempo fuera de la nevera antes de cocinarla porque se seca muy rápidamente.

Leer más: viajamos por el mundo a través de 20 postres

Esta pasta se emplea sobre todo en la repostería de distintos países de Oriente Medio, Turquía o Grecia.

Recetas con pasta kataifi

Hay muchas más. E, incluso, tu creatividad te permitirá probar con esta versátil pasta que, una vez cocinada, nos ofrece una textura crujiente y un aspecto muy vistoso. Nosotros te mostramos 3 ejemplos de cómo utilizar esta pasta kataifi: en un aperitivo, en un segundo plato y en un postre.

Paso a paso: langostinos con pasta kataifi

Uno de los mejores usos que podemos darle a la pasta kataifi es para recubrir varios alimentos y freírlos o dorarlos al horno. En esta receta, lo hacemos con unos langostinos y los servimos con una salsa ligeramente picante.

VER RECETA

Paso a paso: medallones de cordero con puré de berenjena y pasta kataifi

En esta segunda receta, ponemos nuestra pasta protagonista como cama de un puré de berenjenas asadas, sobre el que colocamos unos medallones de cordero que coronamos con unos brotes. Terminamos el plato con un jugo de carne.

VER RECETA

Paso a paso: Kunefe

Donde más habitualmente se emplea esta pasta en forma de hilos es en la repostería de Oriente Medio y otros países árabes. Y el más famoso es este, que lleva queso, un almíbar de agua de azahar y pistacho molido.

VER RECETA