La noche más emotiva de 'MasterChef 10': Jokin dice adiós en el programa de los reencuentros familiares

La noche más emotiva de 'MasterChef 10': Jokin dice adiós en el programa de los reencuentros familiares

El concursante ha perdido los duelos de la prueba final reproduciendo los platos de David Muñoz

Por

Después de la peor noche de Luismi, que discutió con sus compañeros y acabó siendo el eliminado, los aspirantes han protagonizado una de las galas más emotivas de la décima edición de MasterChef. Los concursantes han recibido la visita de un familiar y han podido realizar la primera prueba (hacer una receta que hicieran con sus seres queridos en sus casas, pero actualizada con técnicas de vanguardia) junto a ellos. Los inspectores que otorgan los soles Repsol a los mejores restaurantes y cocineros han sido los invitados y finalmente David, que ha estado junto a su padre y su hijo, ha sido el mejor del reto llevándose el delantal dorado que le otorgaba inmunidad. "Nunca había estado tanto tiempo separado de mi niño y se hace duro. Ha sido mi gran maestro porque me ha enseñado que hay que quererse, que hay que vivir en el presente con ilusión y querer a los demás. Me hace tal y como soy y nunca me ha juzgado", ha dicho el concursante muy emocionado en la noche en la que Jokin ha sido expulsado.

VER GALERÍA

‘Snacks’ saludables: adiós patatas fritas, hola garbanzos al horno

Al igual que David, los concursantes han podido disfrutar de un cocinado junto a su familia, un momento muy emotivo en el que ninguno ha podido evitar que las lágrimas cayeran por sus rostros. Tras la primera prueba, los participantes han acudido al MOM Culinary Institute, la escuela de cocina profesional que dirige Paco Roncero en Madrid, donde han cocinado para 50 profesores y clientes. Divididos por equipos, Verónica ha terminado entre lágrimas porque el suyo no ha podido sacar uno de los platos y Pepe Rodríguez ha criticado de nuevo su actitud. "Me encantaría entenderte. Me cuesta a mí en 30 años de oficio y tú dices que lo tenías controlado... Quiero que aprendas, pero si no detectas los errores no vas a aprender en la vida porque vas a creer que lo sabes todo y que lo tienes todo controlado", ha dicho el dueño de El Bohío muy enfadado.

Verónica, reconociendo que es la culpable de que su equipo (Jokin, Claudia y María Lo) fuera a la prueba de eliminación, ha confesado cuál ha sido su mayor error. "Quiero pedir disculpas por cómo reaccioné. Todo viene del mismo problema siempre, que alguien me está observando con una lupa, pero no soy más que yo misma. Intento que parezca que está todo controlado cuando no", ha dicho llorando la concursante, asegurando que todo viene de sus inseguridades y miedo. Con lágrimas en los ojos, la delantal negro además ha pedido a Pepe que no se rindan con ella porque quiere seguir aprendiendo, algo que ha emocionado mucho al chef. Además, los participantes han reconocido que están "cansados" de que su compañera no suelte el pin de la inmunidad. "Queremos estar en igualdad de oportunidades y estas alturas pues...", ha dicho David.

VER GALERÍA

David Muñoz confiesa por qué Cristina Pedroche es la clave de su éxito

De vuelta al plató, los delantales negros se han enfrentado a los duelos, una de las pruebas míticas del programa en la que de dos en dos han tenido que reproducir un plato de David Muñoz.  Quien mejor lo hiciera, se salvaría y el que no, continuría enfrentándose al siguiente de sus compañeros. Así, Jokin ha tenido la oportunidad, gracias a David, de cocinar más veces, pero no ha logrado ser el mejor en ninguno de los retos. Primero ha vencido Claudia, después Verónica ha decidido por fin dejar su pin de la inmunidad y salvarse y finalmente María Lo ha también ha triundado con su reproducción, por lo que el concursante vasco ha sido quien ha tenido que abandonar el talent culinario de TVE. "Ha sido un orgullo irme con un plato así", ha dicho el eliminado entre lágrimas. "Yo mismo me voy a ocupar de que brilles en la cocina para que tú familia esté orgullosa de ti", ha dicho Jordi Cruz, quien también le ha recordado que ahora podrá reencontrarse con Eva. "Te voy a echar mucho de menos", ha dicho llorando David, su mejor amigo en el programa.