Ofelia deja su sueño atrás y se queda a las puertas de la final de 'MasterChef 9'

Ofelia deja su sueño atrás y se queda a las puertas de la final de 'MasterChef 9'

La concursante, que ha sido una de las más polémicas de esta edición, se convertía en la última expulsada

Por

Después de que José, el sanitario que tuvo una segunda oportunidad tras quedarse a las puertas de entrar en MasterChef 9 por culpa de la pandemia, fuera el expulsado en el último programa, los aspirantes del concurso culinario de Televisión Española se enfrentaban a la semifinal. Como en cada temporada, quien quiera convertirse en finalista y luchar por su sueño debe poner a prueba sus conocimientos culinarios y su fortaleza mental. Por ello, junto al chef Martín Berasategui, los delantales blancos debían reproducir un plato del cocinero que incluía 45 ingredientes diferentes y requería 53 pasos. El 12 estrellas Michelin era el encargado de indicar cuándo tenían que destapar cada caja y de anunciar cuánto tiempo tenían para realizar cada elaboración. Al acabar el tiempo establecido, abrían la siguiente y continuaban con el resto de procesos. El mejor de la prueba, Fran, obtenía una gran recompensa: un viaje de cinco días para dos personas a Tenerife. "No me puedo creer que todo sea tan bonito. Que me regalen un viaje por hacerlo bien es algo que nunca había vivido", expresaba el participante.

Un menú sencillo y vistoso para quedar como el mismísimo Martín Berasategui

Por segundo año consecutivo y por culpa de la Covid-19, la Feria de Abril se ha pospuesto. Por eso MasterChef 9 intentaba devolver la alegría a Sevilla con la ayuda de Laura Sánchez, aspirante de la última edición de MasterChef Celebrity. Los aspirantes cocinaban desade el Real Alcázar de Sevilla para cuarenta comensales que debían saborear un menú con el sello del chef Dani García. Los aspirantes competían divididos en dos equipos y sin capitanes, pero el veredicto era individual. Durante el cocinado, la modelo e invitada de la noche se atrevía dar un corte a Samantha cuando gritaba a Ofelia y Meri. "Yo no vengo a veros para que estéis parados hablando, que luego os falta tiempo. ¡Poneros las pilas!", espetaba la jueza, a lo que la exparticipante y actriz respondía: "Samantha, no es necesario... De verdad te lo digo, no es necesario. ¡No es necesario!, unas palabras muy aplaudidas en las redes sociales. 

Ofelia, Arnau, Fran, María y Meri debían demostrar en la última prueba por equipos que eran dignos de una plaza en la final y, tras las valoraciones del jurado, Meri se convertía en la primera finalista. Al llegar al plató, cada delantal negro escogía a ciegas una campana que escondía los ingredientes principales para elaborar un plato digno de una semifinal de MasterChef 9, donde también debían incorporar al menos cuatro texturas diferentes con las técnicas de cocina aprendidas durante estas semanas de formación. Fran, que todavía conservaba el pin de la inmunidad, decidía utilizarlo para no tener que enfrentarse a la eliminación. "Lo tengo claro. Me voy arriba", decía tras cinco semanas con ese premio, convirtiéndose así en el segundo finalista. 

Coliflor en texturas y gamba roja marinada

Tras el cocinado, el jurado tomaba la decisión de que Ofelia fuera la expulsada y se quedara a las puertas de la final, un momento que alegraba mucho a María, que ha sido su rival durante toda la temporada. "No sé si estoy más contenta por ser finalista o por no estar con Ofelia. Increíble. Qué paz. Estoy muy contenta de que yo me quede y ella se vaya", relataba la concursante. "No quiero llorar. Solo tengo gratitud. Estoy contentísima no solo porque sois un equipo que os une una pasión, os une un amor y un cariño. Eso me lo llevo y no me lo puede quitar nadie. Es más, a mí me daba un poco igual  yo lo que quería es que esto no se terminase", explicaba entre lágrimas la expulsada. 

Este y muchos más trucos y recetas top, en tu mail cada semana si te suscribes a nuestra newsletter de COCINA aquí.