La dosis de bienestar que necesitas está en este alimento

La dosis de bienestar que necesitas está en este alimento

¿Te imaginas encontrar un ‘snack’ fácil de llevar, refrescante, lleno de sabor y que además, sea beneficioso para la salud? Nosotros ya lo hemos descubierto

Por ,

Asociamos la llegada del verano a un cambio de aires en todos los sentidos: ropa más ligera, nuevos destinos que visitar, pequeños reencuentros con todas las personas que no podemos ver con la rutina y también, con una alimentación más adecuada a la subida de temperaturas. Cada estación es diferente y nosotros cambiamos nuestros pequeños hábitos del día a día con ellas.

Es cierto que en esta época del año a todos nos apetecen alimentos más refrescantes y que nos ayuden a combatir los días más calurosos. Si nos paramos a pensar, se nos vienen mil ideas de comidas y snacks ideales para la temporada estival. Sin embargo, nosotros nos decantamos por una fruta que además de sabor, es beneficiosa para la salud: las picotas.

¿Por qué esta fruta es la favorita del verano?

Esta pequeña fruta, que corresponde a una variedad de la cereza, tiene un sabor más dulce, un rojo más oscuro y además, se recolecta sin rabo. Las Picotas del Jerte ya llaman la atención por su color, pero el sabor y las propiedades saludables que nos aportan las hacen todavía más apetecibles. Nuestras favoritas son las que traen el sello de la Denominación de Origen Protegida Cereza del Jerte.

Un entorno natural privilegiado: Valle del Jerte

Seguro que ya has oído varias veces hablar de este destino extremeño y de la calidad de sus picotas, pero nosotros te vamos a descubrir más. Las Picotas del Jerte son un tipo de cereza originaria y exclusiva del Valle del Jerte, la Vera y el Valle del Ambroz. Actualmente, su cultivo se hace de manera tradicional en pequeñas explotaciones familiares y sobre bancales en las laderas de las montañas del Valle del Jerte, la Vera y el Valle del Ambroz. Para nuestro asombro, esta dinámica de cultivo no ha cambiado desde hace siglos, por lo que la tradición las hace únicas.

La recolección de las Picotas del Jerte tiene una particularidad, y es que además de que se recolectan a mano, el pedúnculo se queda de forma natural en el árbol, por lo que nosotros ya las vemos sin rabo en el punto de venta. Las Picotas del Jerte, con Denominación de Origen, se comercializan a partir de mediados de junio. Puede que te estés preguntando por qué esta fruta llega más tarde a nuestras casas, pero la respuesta es sencilla: su proceso de maduración al sol es más largo, considerándose incluso una “cereza tardía”. No obstante, esta espera merece la pena. Además, las Picotas del Jerte son las únicas con Denominación de Origen Protegida y aparecen siempre identificadas con el logo de la DOP y/o el europeo de Denominaciones de Origen.

¿Puedo encontrar distintas variedades de picotas?

Al igual que otras frutas, las Picotas del Jerte también presentan variedades, en concreto cuatro:

  • Pico Limón Negro, Pico Negro y Pico Colorado y Ambrunés, esta última es la Reina de las Picotas del Jerte y supone en cifras un 18/20% del terreno dedicado al cerezo en esta zona.

¿Qué hace especial a las Picotas del Jerte?

Las picotas se consiguen a través de un cultivo totalmente natural y tradicional. Asimismo, carecen de aditivos, lo que proporciona a todas las cerezas del Valle del Jerte un sabor único y una calidad difícil de superar. No podemos olvidar tampoco su zona del cultivo. La Universidad de Extremadura estudió las propiedades del terreno, concluyendo que tenía un alto contenido triptófano, serotonina y melatonina, componentes de las cerezas y Picotas del Jerte, beneficiosos para el estrés y ante el insomnio.

Un nuevo estilo de vida a favor de tu salud: La Picoterapia

Por si todo lo que te hemos contado fuera poco, todavía hay más. Las Picotas del Jerte presentan una serie de beneficios para la salud que provienen de sus componentes y que las hacen aún más irresistibles:

  • Previenen el envejecimiento de la piel y tienen un poder antioxidante gracias a los flavonoides y las vitaminas A y C.
  • Su contenido en minerales como hierro y calcio, además de oligoelementos, consiguen un efecto remineralizante y tonificante, casi como si vinieras de un tratamiento de belleza.
  • Gracias al potasio y a los oligoelementos son una fruta diurética y depurativa.
  • Las sales minerales y los antioxidantes favorecen la retención de agua, con lo que así las picotas se convierten en un alimento muy hidratante que ayuda a nuestra piel y al cabello.

Y tú, ¿te unes a practicar la Picoterapia?

Este y muchos más trucos y recetas top, en tu mail cada semana si te suscribes a nuestra newsletter de COCINA aquí.