Qüenco de Pepa, el restaurante favorito de Ágatha Ruiz de la Prada, por sus tomates eco

Qüenco de Pepa, el restaurante favorito de Ágatha Ruiz de la Prada, por sus tomates eco

Cocina tradicional basada en la calidad del producto, es el secreto del éxito de este gastrolocal que tiene entre sus fans a Ágatha Ruiz de la Prada, quien lo ha elegido para la campaña de ¡HOLA! y Coca-Cola en apoyo de la hostelería

Por

Empresaria multicolor, diseñadora multidisciplinar, socialité, aristócrata y grande de España, Ágatha Ruiz de la Prada es, sobre todo, amiga de sus amigos y amante de la cocina casera sencilla, tradicional, la de toda la vida. Quizá por eso cuando le preguntamos por su restaurante favorito no duda en acordarse de su gran amiga, Pepa Muñoz, que dirige, desde 2003 Qüenco de Pepa, "una casa de comidas del siglo XXI", según palabras de la chef. Preguntada por sus gastropreferencias, Ágatha explica que le encanta desayunar dulce, o un plato de huevos con beicon cuando no está en España, que adora los gnocchi y... los tomates que se comen en casa de Pepa. ¿Será por su maravilloso color rojo? Son tan grandes y llamativos que la cocinera, y su socia de vida, Mila Nieto, los utilizan para decorar el restaurante, además de servirlos en los platos. Y ya se sabe de la pasión de la marquesa de Castelldosrius por el color y la decoración.

La famosa frase "de la huerta a la mesa" nunca fue tan verdadera como en el Qüenco de Pepa, porque los ingredientes de su cocina, españoles en un 90%, proceden de La Huerta de Pepa, una huerta que crearon hace ya 18 años en los alrededores de Ávila, de donde procede Mila. Todas las verduras y hortalizas que nacen en ella se han cultivado con tierra, agua y buenas semillas (algunas ancestrales), y nada más. Son los tres únicos ingredientes para obtener hermosas borrajas, calabacines, puerros, cebollas... "El verdadero lujo -cuenta Pepa orgullosa de su huerta- es que un cliente tenga en su plato unos tomates que dos horas antes estaban en la mata". Y es que esos tomates de los que todo el mundo habla son para verlos, son tomates grandes, llenos, carnosos, con un aroma inequívoco, como los de antes. Pepa se hizo con unas semillas antiguas extraordinarias gracias al hortelano que le cuida la huerta.

VER GALERÍA

En este restaurante se practica una cocina tradicional, saludable, rica y atenta a la trazabilidad del producto, que siempre es de primerísima calidad. Una cocina casera natural, sin pretensiones, que saben apreciar los paladares más exquisitos del país. Porque por la sala de este restaurante han pasado y pasan personajes de todo signo relacionados con el arte, la cultura y la política. La chef ha dado de comer a todos los presidentes del gobierno español desde que abriera en 2003, por ejemplo. "Ni ellos mismos saben lo que coinciden en la comida", comentó el año pasado la cocinera en el diario El País. De Plácido Domingo a Vicky Martín Berrocal pasando por Fernando Fernández Tapias o Simoneta Gómez Acebo, Joaquín Sabina o Gonzalo Miró, nunca faltan caras famosas en su casa.

A todos les encanta escoger en su nutrida carta platos sencillos, con apenas tres o cuatro ingredientes, pero de fabuloso sabor y factura: tomates aliñados, pisto con huevo de corral, pencas de acelga rebozadas con jamón ibérico, verduras asadas con aceite de trufa blanca, ensaladilla con carpaccio de gamba blanca y cebolla confitada, o sus muy comentadas croquetas caseras, callos, jamón ibérico con tomate rayado, los huevos estrellados con Padrón y jamón ibérico... Y luego están las carnes y los pescados, un atún de primera que viene directamente de Barbate y las tortillitas de camarones, los salmonetitos fresquísimos, las puntillitas a la andaluza, cocochas, merluza de pincho, rodaballo, solomillo nacional... Un sinfín de platos tradicionales y deliciosos como solo existen en nuestra maravillosa despensa nacional.

Al salir del restaurante nos encontramos con El Colmao de Pepa (Padre Damián, 46), una tienda fantástica donde se pueden adquirir los mismos productos que la cocinera utiliza para preparar sus ricos platos: sus famosos tomates, conservas selectas, carnes saludables, aceites de oliva, pan horneado en la casa, quesos de la sierra de Madrid, dulces caseros, embutidos ibéricos y, por supuesto, las verduras y hortalizas de temporada, recién recogidas de su huerto cada día. Una rápida mirada a su página web nos muestra cuáles están en su punto para consumir en el día. Como ha sucedido con el resto de hosteleros en los últimos tiempos, en Qüenco de Pepa han desarrollado mucho el servicio de venta de comida a domicilio. Una excelente opción para disfrutar de exquisitos manjares en nuestra propia casa con una deliciosa Coca-Cola.

VER GALERÍA

¿Cuál es tu restaurante, cafetería o bar favorito?

Qüenco de Pepa.

¿Por qué?

Porque Pepa Muñoz es muy amiga mía.

¿Qué es lo que más te gusta de él?

Los tomates.

Cuando lo visitas no puedes irte sin probar…

Lo que Pepa me proponga.

VER GALERÍA

¿Con quién sueles venir?

Intento ir con todos mis amigos.

¿Con quién vendrías a comer y qué le recomendarías pedir, sí o sí?

Robert De Niro, el Papa Francisco. Les sugeriría que probasen los tomates.

Una anécdota que te haya ocurrido en este lugar

Ahí conocí a Pablo Motos y me invitó a ir a su programa, El hormiguero.

¿Te gusta escuchar música mientras comes?

No, me horroriza.

 

Dirección: Calle de Henri Dunant, 21-23. 28036 Madrid
Reserva: 913 451 084
(quencodepepa.com)
Precio medio: €€€