El virtuosismo en las brasas, la apuesta gastro del diseñador Nacho Aguayo

El virtuosismo en las brasas, la apuesta gastro del diseñador Nacho Aguayo

En su Asturias natal y en una de sus playas más bonitas, la de Vega, se encuentra Güeyu Mar, su restaurante favorito, donde el fuego y una excelente materia prima son los protagonistas

Por

Le gusta viajar, el buceo y los veraneos de esos de toda la vida, en familia, en su Asturias natal. El diseñador Nacho Aguayo es uno de los nombres propios de la moda de nuestro país. Su larga trayectoria comenzó en el taller de Felipe Varela, el conocido modista de la reina Letizia, mientras estudiaba en el Centro Superior de Diseño de Moda de la Universidad Politécnica de Madrid. Una carrera que le ha llevado a estar en los departamentos creativos de firmas como Springfield, Loewe, el grupo Inditex o trabajar codo con codo con el diseñador Badgley Mischka en Nueva York. 

Desde el año 2016 es el director de diseño de Cortefiel y Pedro del Hierro mujer, (propiedad del grupo Tendam), al que ahora se ha unido Hoss Intropia y, en los próximos meses, sacará una nueva colección en la esperada vuelta de la marca española. Tranquilo, minucioso y afable, presume de sus orígenes asturianos y se escapa a su patria querida siempre que puede. Un paraíso al que desde hace cuatro años le acompaña su hijo Teo. Juntos pasan el día en la playa de Vega, una de las más bonitas del Principado, donde se encuentra Güeyu Mar, el restaurante favorito de Nacho Aguayo. Un templo de la cocina a la brasa, donde el fuego y la materia prima son los grandes protagonistas.

VER GALERÍA

Luisa Cajigal y Abel Álvarez, sus propietarios, inauguraron Güeyu Mar en 2007. Como reconoce el propio Abel, “siempre tuve una inquietud tremenda por el fuego. Cuando no había lenguaje, la gente cocinaba sus cosas en el fuego en el suelo. No había gas, no había ollas exprés y la humanidad comía con el fuego”. La filosofía de su gastronomía es echar al pescado, la gran estrella de su cocina, lo menos posible pero que la materia sea excelente. “Y es que a veces lo sencillo es tan sencillo, tan sencillo, que es complicado”, añade. El éxito de este asador de playa radica en la pasión que ponen sus dueños, en la profesionalidad, tanto del equipo que está en la cocina como en la sala y, por supuesto, en la altísima calidad del producto que ofrecen. “Para una brasa una de las cosas fundamentales es saber qué se pone. El conocimiento del producto es fundamental. Después hay que ejecutar”, apunta Abel Álvarez.

Un virtuosismo que Abel ejecuta sobre las brasas, en cuyas rejillas sobre el fuego se cocinan zamburiñas, pez Rey, sardinas… y todo tipo de pescados y mariscos del Cantábrico. Una experiencia gourmet que es posible disfrutar también en casa, gracias a sus conservas, que venden en el mismo restaurante y también a través de su tienda online. Las Conservas Braseadas de Güeyu Mar son producto de la afición de Abel Álvarez por las latas de calidad y de su obsesión por innovar. Después de muchos años de investigación, ha conseguido enlatar los productos del mar que cocina en su parrilla manteniendo impecable su sabor, aroma y textura. Comenzó braseando y enlatando sardinas y continuó con navajas, berberechos, atún y mejillones. Unas delicatesen perfectas para tomar de aperitivo con una Coca-Cola.

VER GALERÍA

¿Cuál es tu restaurante favorito?

Mi restaurante favorito es el asturiano Güeyu Mar, en Ribadesella.

¿Por qué?

Me gusta todo, está en un entorno increíble, con la playa de Vega como fondo, una calidad de producto inmejorable y muy buen ambiente, tranquilo y nada pretencioso.

¿Qué es lo que más te gusta de él?

Me gusta porque me trae recuerdos de comidas con amigos y familia.

¿Cuál es tu plato preferido?

Cualquiera que hagan a la brasa es muy recomendable. Siempre pido las sardinas de entrante, y el Rey o el pescado que tengan del día. ¡La tarta de queso Gamoneu es algo de otro mundo!

¿Qué es lo más importante para ti en un plato?

La calidad, el sabor y la experiencia.

VER GALERÍA

Si lo visitas no puedes irte sin probar…

Son unos magos de la brasa y no puedes irte sin comprar alguna de sus conservas.

¿Con quién sueles venir?

Guardo con especial cariño las comidas de primos asturianos que hacemos cada año. El plan es ir a comer allí y luego pasar la tarde bañándonos en una de las playas más bonitas que hay, la playa de Vega.

¿Recuerdas la primera vez que lo visitaste? ¿Cómo fue tu experiencia?

Fue precisamente en una comida de primos. Recuerdo ese día como uno de los mejores de mi vida.

¿Qué lo hace diferente a los demás?

Es un sitio tranquilo, cero pretencioso y de muchísima calidad. El entorno y la mezcla lo hace muy especial.

¿Con quién vendrías a comer y qué le recomendarías pedir sí o sí?

Me encantaría ir con amigos, familia y mucho más ahora que estamos separados y me muero por tener tiempo de calidad con las personas queridas que tanto echo de menos.

Una anécdota que te haya ocurrido en este lugar…

Siempre me lo he pasado muy bien allí, llorar de risa y que la sobremesa sea interminable.

¿Te gusta escuchar música mientras comes? ¿Qué escuchas?

No suelo escuchar música mientras como, pero me gusta mucho la música tranquila, melódica y que envuelve el ambiente de manera sutil. También me gusta mucho la música en vivo para una cena especial.

 

Dirección: Playa de Vega, 84, 33560 Ribadesella, Asturias
Web: https://gueyumar.es
Teléfono: 985 86 08 63
Precio: €€€