Vivirá en un precioso pabellón ubicado dentro de los muros de palacio, aunque independiente del apartamento en el que actualmente reside la Familia Real sueca.
Pinche en la foto para ver la galería de imágenes

El palacio Drottningholm, donde se encuentra el pabellón de Sjöflöjen, está ubicado en la isla de Lovoen, a las afueras de Estocolmo

“30 metros más cerca del bosque" declaró la Princesa a un programa de televisión cuando se le preguntó dónde se encontraba su nueva residencia



21 FEBRERO 2002
Empleando sus mismas palabras, “30 metros más cerca del bosque”, pero en el palacio de Drottningholm, la residencia oficial, de sus padres, los Reyes de Suecia, desde 1981... En el pabellón de Sjöflöjen se encuentran ya todos sus bártulos y equipaje. La princesa Victoria dispone ya de una nueva casa.

Vivirá sola pero, al mismo tiempo, muy cerca de los suyos... Tan sólo 30 metros más allá de la vivienda familiar. En un precioso pabellón ubicado dentro de los muros de palacio, aunque independiente del apartamento en el que actualmente reside la Familia Real sueca.

Y es que la princesa Victoria ha sido incapaz de dar la espalda a su familia y a los momentos felices vividos con sus hermanos, la princesa Magdalena y el príncipe Carlos Felipe. Juegos, secretos, fiestas, risas, llantos, peleas –especialmente, con Carlos Felipe, que nunca se da por vencido-, amores de adolescencia, armarios compartidos, carreras hasta el sofá preferido de todos... Ojja –así la llama su familia-, ya no tendrá que luchar por hacerse con el mando de la tele como la mayoría de las familias, ni discutir con Magdalena cuando ésta quiera morirse de miedo viendo una película de terror. Porque a Victoria le gustan las comedias “con gente tropezando y haciendo el tonto”... No obstante, aunque la Princesa ha dejado vacía su habitación de adolescente, no ha podido despegarse de los fabulosos jardines -bellísimos, simétricos y perfectos- que rodean el castillo; de su impresionante biblioteca, donde pasa la mayor parte de su tiempo trabajando arropada por miles de volúmenes -muchos de ellos firmados por sus propios antepasados-; de su espectacular teatro -uno de los mejores conservados de Europa-... Sí, la princesa Ojja se ha negado a abandonar, por completo, su vida de niña, a emprender una nueva como mujer adulta en un barrio distinguido de Estocolmo. Ha preferido, en su lugar, convertirse en la nueva vecina del palacio de Drottningholm.

Tan sólo dos guardias de seguridad
Este palacio, donde se encuentra también el pabellón de Sjöflöjen, está ubicado en la isla de Lovoen, a las afueras de Estocolmo. Inspirado en el Palacio de Versalles, fue construido a finales del siglo XVII y decorado, en sus orígenes, con un estilo barroco demasiado recargado. Después, con la importación de los patrones estéticos franceses, adoptó una decoración menos ostentosa.

El apartamento de los Reyes, antiguo hogar -desde hace unos meses ya- de la princesa Victoria, está situado en el ala sur del castillo de Drottningholm y consta de 28 habitaciones mientras que el Palacio alberga, en su totalidad, más de 200 estancias, la mayor parte de ellas abiertas al público. Cientos de visitas recibe diariamente y, sin embargo, tan sólo dos guardias de seguridad custodian sus muros. Hecho sorprendente, sobre todo, si lo comparamos con las enormes medidas de seguridad del Palacio de Buckingham y la Casa Blanca que, desde el fatídico 11 de septiembre, han sido incluso reforzadas.

Los ciudadanos pueden pasear por los enormes jardines de este palacio, declarado patrimonio de la humanidad en 1991, y visitar algunas de sus estancias más impresionantes, como el pabellón chino, el teatro, los estudios del artista, la capilla real... Todo un placer para aquellos aficionados al arte y la decoración.

 Noticias relacionadas

Volver a inicio

Prohibida su reproducción total o parcial. ©2008 Hola, S.A.