Se encuentra usted en Inicio Noticias


Situada junto a la estaci髇 naval de Porto Pi, donde se atraca el Fortuna, Son Vent, -expresi髇 mallorquina que significa sitio de viento- se alza sobre el acantilado de Cala Mayor, rodeada de un muro blanco
Pinche sobre la imagen para ver las ampliaciones y otras fotograf韆s de la casa


La casa est rodeada por los cuatro costados de una amplia terraza a modo de porche, desde la que se disfruta de unas magn韋icas vistas al mar. Entre la exuberante vegetaci髇 se encuentra una piscina situada junto a un bonito pozo y una peque馻 casa




1 2 3 4

8 MARZO 2004
Desde 1992 el Pr韓cipe Felipe disfruta en Palma de Mallorca de una residencia, ubicada dentro del recinto del Palacio de Marivent, donde habitualmente la Familia Real espa駉la pasa sus vacaciones de verano desde la d閏ada de los 70. El 20 de febrero de 1992 el Rey enviaba una carta al entonces presidente de la comunidad aut髇oma balear, Gabriel Ca馿llas Fons, en la que le agradec韆, en t閞minos muy cari駉sos, y aceptaba el ofrecimiento de los terrenos y viviendas lindantes al Palacio de Marivent para la ampliaci髇 de la residencia real.

Era la culminaci髇 de dos a駉s de gestiones del Presidente de la comunidad aut髇oma con el Ministro de Defensa, el Almirante Jefe de la zona del Mediterr醤eo y el Jefe del sector naval de Baleares, ya que 'Son Vent' hab韆 pertenecido siempre al jefe del sector naval de Baleares. Gracias a estas conversaciones fue posible que el heredero al trono dispusiera de una 慶asita dentro del recinto de Marivent para uso propio, un poco mayor que los pabellones que ocupan sus hermanas, las infanta Elena y Cristina con su respectivas familias.

'Sitio de viento'
Situada junto a la estaci髇 naval de Porto Pi, donde se atraca el Fortuna, Son Vent, -expresi髇 mallorquina que significa sitio de viento- se alza sobre el acantilado de Cala Mayor, rodeada de un muro blanco. Al atravesar la verja verde que permite el acceso al interior se entra en un amplio jard韓 poblado de pinos, palmeras y 醨boles frutales, como limoneros e higueras, una vegetaci髇 propia de Mallorca. Dos grandes anclas anticipan la entrada de la casa, a la que se llega a trav閟 de una doble escalinata adornada por una balaustrada verde.

La casa est rodeada por los cuatro costados de una amplia terraza a modo de porche, desde la que se disfruta de unas magn韋icas vistas al mar. Farolillos, jardineras con plantas, hamacas... dan al lugar un encanto especial, en el que reina una absoluta paz. Entre la exuberante vegetaci髇 se encuentra una piscina situada junto a un bonito pozo y una peque馻 casa.

El edificio en s tiene unos 500 metros cuadrados de superficie habitable, sin contar el s髏ano, dispuestos en dos plantas y una buhardilla. Originalmente se compon韆 de ocho habitaciones, un sal髇 de gran tama駉, un comedor, un recibidor, cocina y tres cuartos de ba駉, distribuci髇 que se cree no ha cambiado en exceso pues las reformas en esta casa han sido m韓imas en los 鷏timos a駉s.



1 2 3 4

   
 

Prohibida su reproducción total o parcial. ©2006 Hola, S.A.