Belleza

La nueva naturalidad

Incluso en tiempos extraños, moda y belleza se reinventan y transforman. Esta temporada, lo último en beauty se mueve entre dos polos opuestos: toques de sofisticación máxima en pequeñas dosis o bien naturalidad absoluta.

La nueva naturalidad

Te quedan x días gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Te quedan pocas horas gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Estás en tu periodo de prueba gratuita. Sigue disfrutando de ¡HOLA!+.

HOLA.com, tu revista en internet

Tu período de prueba gratuita en ¡HOLA!+ se ha activado con éxito

Disfruta de todo el contenido totalmente gratis durante 7 días.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Ya tienes una suscripción activa.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Ojos: golpe de efecto

Sofisticado

Eyeliner atrevido, sombras en un color inesperado o un trazo gráfico y llamativo son algunas de las propuestas de la pasarela, aún más sorprendentes al ir sobre rostros casi al desnudo que destacan esos efectos llamativos. La piel, transparente, natural, se convierte en el lienzo de efectos cromáticos y gráficos muy medidos.

¿Lo más actual? Un rostro limpio, con boca en tono nude y cutis jugoso, en el que se dibuja un trazo de eyeliner en tonos que se alejan del clásico negro: rojo, verde, rosa, azul… Son protagonistas también los juegos de sombra monocolor que se escapan del lugar de aplicación habitual para subir hacia las sienes o centrarse en el párpado inferior, creando un efecto de halo suave y delicado.


La nueva naturalidad©Imaxtree

Rojo & brillante

La nueva naturalidad©Max Mara

Luminosos

La moda propone el carmín con un guiño. Un acabado brillante y luminoso que se declina en dos vertientes. Por un lado, labiales semitransparentes que dejan un velo de color de intensidad regulable. ¿Una sola capa? Queda un rastro de color de efecto ‘boca mordida’.

¿Aplicación generosa? Genera un brillo multidimensional lleno de luz. No faltan los clásicos gloss, y de forma aún más novedosa, los labiales líquidos que, a diferencia del clásico acabado mate, proporcionan una textura brillante, pero de larga duración.

La nueva naturalidad©Estée Lauder
Pure Color Illuminating Shine, de Estée Lauder (34 €)
La nueva naturalidad©Guerlain
Semitransparente: Rouge G Sheer Shine Nº 25 S, de Guerlain (33 €)
La nueva naturalidad©Dior
Dior Addict Lacquer Stick en tono Turn Me, de Dior (39 €)
La nueva naturalidad©Chanel
Labial líquido brillante Rouge Allure Laque, de Chanel (38 €)
La nueva naturalidad©Lancôme
L’Absolu Lacquer, de Lancôme, larga duración y efecto lacado (35,50 €)
La nueva naturalidad©Dolce&Gabbana
Ultrabrillante y en crema: Shinissimo, de Dolce & Gabbana (43 €)

Peinado...y, a la vez, despeinado

La nueva naturalidad©Imaxtree

Naturalidad

Lavar ¡y listo! (O casi…) Una de las grandes tendencias en cabello es el pelo al natural, limpio, vibrante y con muchísimo brillo. Claro que ese efecto –sin frizz– suele requerir de una ayuda cosmética, especialmente en cabello con color o mechas, que tiende a encresparse. La clave es no saltarse el acondicionador (potencia el brillo) y luego aplicar, sobre el cabello aún húmedo, un sérum o un aceite ligero y distribuirlo con un peine de púas finas para sellar la cutícula y conseguir ese aspecto luminoso tan deseado.

La nueva naturalidad©I.C.O.N.
India Curl Cream, de I.C.O.N., resalta las ondas (28 €)
La nueva naturalidad©Aveda
Be Curly Curl Enhancing Spray, de Aveda
La nueva naturalidad©DevaCurl
Wave Maker, de DevaCurl, la marca curly por excelencia (26 €)
La nueva naturalidad©Kin
Kinstyle Making Waves, crema texturizante, de Kin (16,50 €)
La nueva naturalidad©Aussie
Miracle Beach Waves, de Aussie, para ondas surferas (5,99 €)
La nueva naturalidad©Kérastase
Crème de Boucles Aura Botánica, de Kérastase, 98 % de ingredientes de origen natural (34 €)

Ondas abiertas

El nuevo rizo

La nueva naturalidad©Imaxtree

La revolución del pelo natural ha llegado para quedarse, pero, para qué engañarnos, no es 100 % tal cual, en su estado más desnudo; se trata de un cabello tuneado y mejorado.


En el caso de las melenas con movimiento y con algo de cuerpo, esto se traduce en un rizo abierto, casi de onda surfera, brillante y suelto. Para conseguirlo en el cabello ya naturalmente rizado, nada como la ayuda de un producto o sérum hidratante antes de realizar unas trenzas suaves para marcar las ondas. Para darle un aspecto más pulido, basta marcar alguna onda, o solo las puntas, con un toque de styler, sin trabajar todo el conjunto.


Más sobre