relleno-labios-ah

Retoques de labios con ácido hialurónico: ¿qué pedimos a cada edad?

El uso de la mascarilla ha convertido este tratamiento en uno de los más demandados

por Amaia León

La ausencia de celebraciones, el teletrabajo y, sobre todo, el uso de la mascarilla sanitaria han tenido un efecto de lo más inesperado: el relleno de labios con ácido hialurónico se ha convertido en uno de los tratamientos más demandados del momento. Según nos contaban los profesionales de la medicina estética, muchas mujeres están aprovechando esta época para probar este retoque sin tener que exponer la inflamación que, generalmente, experimentan los labios durantes las horas posteriores al tratamiento. Y esta popularidad está permitiendo a los médicos desarrollar técnicas cada vez más precisas para dar respuesta a las necesidades concretas de cada paciente. Porque no es lo mismo redefinir el contorno, aumentar el grosor o corregir asimetrías, y tampoco son iguales sus preocupaciones ni los gustos a los 20 y a los 50.

- El retoque estético que todas quieren está inspirado en... ¿las videollamadas?

¿Qué pedimos a los 20, 35 o 50?

En un año de pandemia, la demanda de tratamientos de labios ha aumentado un 20%. “El 95% de las mujeres que vienen a la consulta, aunque sea a hacerse otro tratamiento, terminan mejorando los labios porque están a disgusto con algún aspecto de estos”, asegura el médico estético Julián Bayón, en quien confió Laura Escanes para aumentar el volumen de sus labios. Además, el perfil de la paciente es cada vez más joven, aunque por supuesto las peticiones de las veinteañeras son diferentes a las de las mujeres más mayores.

Según el estudio sociodemográfico internacional European Lip Market Survey Report, realizado por Teoxane, las más jóvenes (entre 18 y 34 años) buscan, en el 90% de los casos, un efecto plump en los labios -es decir, más volumen-. Entre los 35 y los 50, se centran en realzar el contorno y corregir asimetrías, mientras que a partir de los 50, el objetivo de los tratamientos con ácido hialurónico es deshacerse de líneas de expresión, como el conocido "código de barras" o "la marioneta", las arrugas verticales que dan un aspecto triste. Desde su experiencia, el doctor Bayón corrobora estos datos: “Para las más jóvenes, de entre 20 y 35 años, la principal inquietud es la falta de volumen. Y a partir de los 40 años, las mujeres ponen el foco en la ausencia de forma, hidratación y jugosidad”, afirma refiriéndose a las españolas.

- El tratamiento con ácido hialurónico (y sin rellenos) con el que no usarás iluminador en 6 meses

Siempre, naturalidad

Una vez explicado al médico qué buscamos, su criterio es fundamental: el profesional debe aconsejar, dentro del gusto de cada paciente, qué tratamiento concreto le sentará mejor. Y la mayoría de expertos coinciden en que el resultado debe ser un labio natural y armonioso con el conjunto del rostro. Por ejemplo, si los ojos y la nariz son grandes, se podrá ampliar más el volumen de la boca, mientras que si se tratan de facciones más dulces, deberán respetarse también en los labios. "Tampoco pueden olvidarse analizar las asimetrías y la movilidad", afirma el doctor Alejandro Segarra.

Con todos estos precedentes, se entiende que no pueda existir una técnica universal para ejecutar el relleno, igual que tampoco es válido el mismo tipo de ácido hialurónico para todos los casos. Firmas de referencia como Teoxane o Galderma mejoran sus productos para conseguir un resultado más preciso y personalizado: mientras la primera acaba de lanzar cinco ácidos hiaulorónicos diferentes que, combinados de distintos modos, pueden resolver los problemas más comunes, la segunda se ha centrado en desarrollar una nueva jeringuilla que "mejora el control de la inyección por parte de los doctores y, por tanto, ayuda a una mayor precisión en el tratamiento". En cualquier caso, el objetivo siempre es la naturalidad, sea cual sea la edad.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie