peinados-faciles-invitada

Tres peinados fáciles y favorecedores cuando no lleves recogidos

Las melenas sueltas nunca resultaron tan elegantes ni tan favorecedoras. Estas tres actrices de Hollywood lo demuestran

por Mariana Chacón

La alfombra roja de la septuagésima gala de los premios Emmy acogió a las estrellas de la televisión más fulgurantes del momento. Además de espectaculares vestidos y joyas, muchos de los looks de belleza dieron buen ejemplo de cómo convertirse en la invitada perfecta sin necesidad de reservar horas de peluquería y maquillaje previas. En concreto las melenas más naturales de Dakota Fanning, Jessica Biel y Mandy Moore las cuales, además de demostrar que las ondas sueltas también pueden ser el complemento ideal para un evento de etiqueta, también funcionan como los peinados fáciles ideales para dulcificar una mandíbula demasiado cuadrada o estilizar rasgos angulosos. Tres ideas con las que inspirarse para convertirse en la invitada perfecta en la próxima temporada de bodas de otoño-invierno.

Aunque sean los moños en cualquiera de sus variedades la elección ganadora en la mayoría de eventos elegantes, los semirecogidos también ostentan un puesto de honor entre los preferidos por las invitadas. La opción de Dakota Fanning, por ejemplo, es ideal para aquellas que no se atreven a llevar el pelo completamente suelto - pero saben que les favorece más - ya que mezcla ambos con un resultado ultra romántico que suaviza instantáneamente los rasgos. Otra de sus ventajas es el paso a paso, tan solo se parte el cabello a la mitad y se recoge a ambos lados de la cabeza con la ayuda de horquillas del mismo color del cabello.

Otro de los looks más naturales de la gala fue el de Jessica Biel, quien demostró que no hace falta llevar peinados complicados para convertir a la suya en una de las melenas más alabadas de la velada. Además de crear las ondas sueltas con unas tenacillas de barril ancho, dos de los detalles más importantes para calcar su acabado es el brillo – que se consigue con un aceite capilar ligero aplicado de medios a puntas – y deshacer ligeramente las ondas con un cepillo o las manos para conseguir ese acabado effortless chic.

Por último, Mandy Moore se decanta por una versión algo más marcada y cerrada de las ondas sueltas de Jessica, por ello, el barril de las tenacillas será más estrecho y después de crearlas no se peinarán ni desharán para conservar así la forma intacta. Como característica a tener en cuenta, las ondulaciones de Mandy comienzan a la altura de los ojos, no más arriba, y llegan hasta las puntas lo que afinan los rasgos al enmarcar por completo las facciones.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie