sommer-lookbook

Qué deberías pedir a tu peluquero (y qué no) al volver de vacaciones

Los expertos responden a las dudas más frecuentes sobre cómo reparar la melena al final del verano

por Mara Mariño

Aunque las vacaciones suelen ser sinónimo de descanso, el verano se traduce en estrés para nuestro pelo. El agua con cloro de las piscinas, la sal del mar o incluso los rayos de sol afectan al cabello, y a menudo no le damos importancia. Es por eso que cuando llega septiembre tenemos la melena irreconocible. Encrespamientos, color apagado o puntas abiertas son solo algunas de las consecuencias que nos encontramos a la vuelta, fruto de un verano ajeno a los cuidados capilares. Sin embargo, ahora que ya vamos a mantenernos lejos de los agresores externos, es el momento de dedicarle unos cuidados específicos para devolverle su estado anterior a las vacaciones. Para descubrir qué funciona y qué no a tal objetivo, hemos planteado a los expertos las creencias más extendidas para descubrir cuáles son mito y cuáles verdad.

La mayoría de nosotras regresa de las vacaciones con el cabello seco y quebradizo y la solución empieza por un buen análisis profesional del cabello. José Manuel Sánchez, peluquero del salón Moncho Moreno, afirma que el primer paso es volver "a tu salón de confianza". Un vez allí, dice Ana Soriano, estilista en David Künzle Fuencarral, recuerda la importancia del diagnóstico ya que "no existe una solución genérica, pues cada cabello requiere un tratamiento específico". Y para Alberto Cerdán, estilista y fundador de la cadena de salones Alberto Cerdán, el secreto también está en el uso de dos productos clave: un champú adecuado para nuestro tipo de cabello que sea nutritivo y una mascarilla natural. "El pelo es como el gimnasio. ¿Cómo recuperamos nuestro cabello? Trabajando poco a poco. Hay que recobrarlo con buenos lavados, mascarillas y tratamientos", dice este estilista. Pero, aparte de estas tres claves, ¿qué más deberíamos hacer? ¿Qué tendríamos que evitar? ¿Podemos teñirnos o utilizar herramientas de calor? ¿Es obligatorio cortar la melena? Los tres profesionales nos lo aclaran.

1. Al volver de vacaciones no te puedes teñir el pelo ✗
José Manuel Sánchez elimina toda posible duda al respecto: "Se puede volver a teñir sin problema, no afecta para nada. El color en verano varía porque se oxida y tira a naranja, por lo que volvemos a teñir del color que hacemos normalmente". Ana Soriano, de la misma opinión, recalca el paseo previo al tinte ya que en palabras de la estilista, "es normal que tras el periodo estival el cabello tenga residuos derivados del cloro o sal de mar, por lo que en primer lugar habría que hacer un 'reseteo' a base de taninos (conservantes de origen vegetal que reconstruyen la fibra capilar) para limpiar el cabello y a continuación aplicar el color adecuado".

2. El efecto frizz tras la playa es inevitable ✗
"El cabello es como un cable de acero", afirma Alberto Cerdán. "Si lo maltratamos, de ese cable salen rasguños y cabellos añadidos, esa es la bifurcación del cabello encrespado. Como agredimos el cabello constantemente hay que volver a recomponer esas puntas con elementos nutritivos". Los culpables, según Ana Soriano, son "la mayor exposición al sol, la humedad, la salinidad, los cambios de temperatura bruscos... ¡Y también porque en verano nos relajamos y nos cuidamos menos! Para evitar que el cabello sufra estos cambios, hay que preguntar antes del inicio de las vacaciones qué tratamiento específico seguir para protegerte del sol, el mar, etc".

3. Hay que cortarse las puntas después de las vacaciones ✓
Los tres profesionales coinciden en su respuesta: un sí rotundo. "La solución más drástica y más recomendable es cortar un centímetro y medio, que es lo que crece el pelo un mes. Además es algo conveniente tanto en cabellos escalados como en cabellos de una pieza", dice Alberto Cerdán. 

4. Todo el mundo necesita tratamiento hidratante después del verano ✗
"No sería necesario si durante el periodo de exposición se han aplicado los productos adecuados ", opina Ana Soriano. Si embargo, para los casos de descuido, Alberto Cerdán tiene claro que, en función del estado del pelo, puede ser necesario "un tratamiento hidratante o nutritivo. Lo necesitamos casi como el comer". La diferencia entre ambos cuidados nos la explica José Manuel Sánchez: "La hidratación le aporta agua a un cabello seco mientras que los tratamientos nutritivos lo reconstruyen si está muy destrozado".

5. Solo tienes que usar la mascarilla hasta que tu pelo vuelva a su estado normal ✗/✓
Ana Soriano se muestra contundente al respecto ya que según la estilista "es importante y recomendable usar mascarilla durante todo el año, lo que evitaría tener que recurrir a tratamientos intensos tras la exposición prolongada al sol en verano". Pero como afirma José Manuel Sánchez "es algo que depende del estado del cabello" ya que si necesita un cuidado constante, estamos hablando de un tratamiento prolongado en vez de una cosa puntual.

6. Se puede tratar el cuero cabelludo en el caso de que se haya quemado ✓ 
Si bien Ana Soriano y Alberto Cerdán coinciden en que lo ideal sería taparlo con gorros o sombreros, el fundador de la cadena de salones opina que lo aconsejable sería usar protección solar "en las aberturas de la raya, desde la frente a la coronilla". Recuerda además que "si tienes el cabello fino eres más propensa a que el sol penetre en tu piel. A la hora de cuidarlo, Ana Soriano recomienda "usar agua templada o fría en la ducha, evitar los champús con sulfatos, las mascarillas con silicona y, por supuesto, la exposición solar". Además José Manuel Sánchez hace hincapié en que "existen acondicionadores y mascarillas específicas para el cuero cabelludo mentoladas que refrescan y calman la desagradable sensación".

7. No puedes usar planchas después del verano si tienes el pelo quebradizo ✗
"Todo en exceso es malo", afirma José Manuel Sánchez. "Si lo haces con precaución y usando productos que protejan el cabello del calor no tiene por qué pasar nada". Alberto Cerdán añade que más que el utensilio, lo importante es la manera de emplearlo ya que "hay que tener cuidado de que el pelo esté seco al 90%. Si cogemos el cabello húmedo vamos a agredirlo porque la plancha tiene que trabajar más. No solamente tiene que planchar sino secar y eso perjudica mucho el pelo".

8. En casa tenemos que seguir reparando el cabello ✓
Ana Soriano y José Manuel Sánchez comparten un truco tan sencillo como aplicar una mascarilla antes de dormir, secar el pelo y aclararla a la mañana siguiente.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie