sonrisa-gingival

Sonrisa gingival: las soluciones estéticas que recomiendan los profesionales

Botox, ácido hialurónico, láser... Estos son los protagonistas de los tratamientos que inhiben la elevación del labio al sonreír

por Mariana Chacón

La sorpresa que se llevaron muchos profesionales de la medicina estética y la cirugía plástica el año pasado fue el auge que vivieron los procedimientos de esta índole durante los meses posteriores a la cuarentena. Las posibles inflamaciones y efectos colaterales transitorios que pueden derivar de este tipo de intervenciones quedaban ocultos tras la mascarilla sanitaria y el teletrabajo también ayudaba a que la recuperación fuera mucho más llevadera y discreta, dos de las razones con las que los especialistas justificaban el aumento en la demanda. Y si la blefaroplastia (el protocolo que combate los párpados caídos), los rellenos de labios y pómulos o el embellecimiento de la línea de la mandíbula y el mentón se convertían en los tratamientos estrella del momento, la corrección de la sonrisa gingival es el que triunfa en 2021. Para conocer más acerca de la solución con la que inhibir la elevación del labio superior al sonreir, hablamos con los expertos que más saben del tema. 

VER GALERÍA

-El protocolo antiedad que embellece las facciones de las mujeres delgadas

¿Qué es una sonrisa gingival? 

"La sonrisa gingival es una alteración estética frecuente. Consiste en una exposición excesiva de la encía durante la sonrisa (más de 3 mm. desde el margen gingival)", explica la Dra. Moshgan Mahrami, de Moss Clinic, quien añade que "la sonrisa es una de las expresiones más comunes del ser humano como muestra de satisfacción, alegría o felicidad y está conformada de 3 elementos que determinarán su esencia: los labios, dientes y encía". Quienes poseen este tipo de sonrisa, el labio se eleva sobre los dientes y deja al descubierto gran parte de las encías: "Esto da al paciente una apariencia de cara demasiado alargada y poco armónica. Las causas son un exceso de tejido gingival, una hiperactividad del músculo que controla el labio superior, que sube más de lo normal al sonreír, o un desarrollo anormal del hueso maxilar, que empuja hacia abajo el tejido", nos cuenta Elisabeth Álvarez, directora del centro de medicina estética InOut. 

¿Cuáles son los mejores tratamientos para corregirla?

"La sonrisa gingival se puede corregir de manera permanente con cirugía ortognática mediante gingivectomía, ortodoncia o de manera puntual con infiltraciones de botox o de ácido hialurónico", revela la experta en estética de InOut. La primera opción se trata de una cirugía periodontal que elimina tejido de la zona de las encías y "la ortodoncia se encarga de corregir los dientes desalineados y combinada con periodoncia, de reducir el exceso de encías que cubren los dientes", añade Álvarez. En cuanto a la tercera, "el botox se inyecta en los músculos del labio superior, inhibiendo su elevación. Como resultado, el paciente expone menos encía cuando sonríe o abre la boca", apunta la Dra. Mahrami, "pero la hidratación, volumen y perfilado del labio con acido hialurónico también juega un papel importante ya que genera armonía en la boca y en la sonrisa, además de ocultar parte de la encía". 

VER GALERÍA

-3 trucos que funcionan para eliminar las ojeras y dormir mejor en verano

4 protocolos profesionales

1. El primero, de la Dra. Moshgan Mahrami (disponible en sus centros tanto de Madrid como de Ibiza), se trata de la combinación ultra efectiva de botox y ácido hialurónico: "La aplicación del Botox y el Ácido dura aproximadamente 15 minutos y solo requieren anestesia local sin ningún periodo postoperatorio y pudiendo reanudar la actividad diaria habitual. Los efectos de la inyección empiezan a verse aproximadamente 48 horas después de la aplicación, y sólo después de 15 días el tratamiento tendrá su efecto completo", apunta la especialista sobre este procedimiento que cada vez cuenta con una mayor demanda. Además, la doctora asegura que este enfoque "no solo es la opción más efectiva, también suele ser la más asequible en comparación con otros procedimientos quirúrgicos como el reposicionamiento de labios y la gingivectomía". Precio: Botox/300 euros - ácido hialurónico para los labios/entre 350 y 500 euros.

2. En el centro de medicina estética InOut abordan el problema desde dos vías: "La toxina botulínica se utiliza en casos de sonrisa ancha, cuando existe buena capacidad de soporte muscular. A nivel personal pienso que el bótox no le va bien a todo el mundo ya que se puede alterar la forma al sonreír", nos explica Elisabeth álvarez sobre un protocolo con un precio de 200 euros. La otra es la gran preferida de la especialista: "Optamos por el relleno con ácido hialurónico y además aportamos mayor jugosidad a los labios. Es uno de los tratamientos con más demanda en la actualidad, en un alto porcentaje las personas con sonrisa gingival suelen tener el labio superior más fino". En este último caso, el precio es de 350 euros y la duración de los resultados oscila entre los 6 meses y el año, en función del organismo de cada paciente. 

-Medicina estética y cirugía plástica, la alianza más poderosa de la belleza ya es una realidad

3. En la Clínica Mira + Cueto han diseñado un protocolo bautizado como Miomodulación Mecánica: "Esto quiere decir que ‘creamos’ un freno mecánico con ácido hialurónico. Para que lo entendáis, consiste en realizar una serie de infiltraciones cerca de los músculos que provocan y producen la sonrisa gingival para frenar y relajar el movimiento, evitar la subida del labio cuando uno sonríe, y lograr una sonrisa más armónica", explica la Dra. Mar Mira. "Dependiendo del tipo de sonrisa gingival (anterior, posterior o mixta) se realizan un número de infiltraciones determinadas", añade la especialista sobre un procedimiento que describe como "relativamente definitivo, pero siempre recomendamos hacer revisiones periódicas para ver cómo evoluciona, sobre todo si es la primera vez que el paciente se realiza este tratamiento". Precio: a partir de 200 euros. 

4. Por último, en Carlos Saiz Smile cuentan con una tecnología diferente: "En nuestra clínica empleamos diferentes técnicas para corregir la sonrisa gingival. Entre ellas estarían el láser para eliminar un exceso de encía . Este es un tratamiento totalmente indoloro y de resultados inmediatos", asegura el Dr. Saiz. Eso sí, el odontólogo también corrige el problema mediante la opción más popular: "Otro tratamiento que empleamos a menudo es el relleno labial con ácido hialurónico. Con esta técnica conseguimos aumentar el volumen labial camuflando el exceso de encía". 

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie