parches-ojos

3 errores muy comunes al aplicar parches en el contorno de ojos

Si no realizas un pequeño masaje previo ni lo colocas adecuadamente, no estás sacándole el máximo partido a este cosmético

por Mariana Chacón

La mirada se ha convertido en la protagonista de todos los looks y eso es una realidad, de hecho, hasta las ventas en maquillaje de ojos han aumentado debido al uso obligatorio de la mascarilla. Y en cuanto al cuidado de la piel, el contorno de ojos ahora ocupa un papel fundamental en la rutina de belleza de muchas mujeres, cosméticos a los que les pides una solución para todos los problemas que más preocupan: desde disminuir la apariencia de las arrugas o líneas de expresión hasta reducir la hinchazón de las bolsas o la intensidad de las ojeras. Y como tratamiento intensivo con efecto flash, los parches se han convertido en la solución para embellecer la expresión pocos minutos antes de un evento importante, una cena o en esos días en los que quieres mimarte más porque sí. Para todas aquellas que tengan dudas del modo de uso de este 'tejido mágico' que te hace parecer más despierta, los expertos revelan cuáles son los errores que muchas cometen al utilizarlo. 

VER GALERÍA

-Contorno de ojos, el cosmético que todas las expertas recomiendan a partir de los 30

1. No limpias la piel

No llevar maquillaje no es sinónimo de piel limpia, de hecho, te sorprenderías de las impurezas que se acumulan en la piel a lo largo del día a pesar de tener la cara lavada. Y de hecho esta es la primera condición que debes cumplir si quieres que tus parches sean realmente efectivos: "Siempre se deben extender sobre la piel limpia", recomienda Verónica Fuentes, Make Up Artist Coordinator en Sephora España. ¿Lo más fácil? Empapar un disco de algodón en agua micelar o la solución limpiadora que mejor funcione con tu tipo de piel y retirar cualquier resto de máscara de pestañas o polución de la zona, eso sí, siempre con cuidado pues esta es la parte más delicada y propensa a las irritaciones de todo rostro. 

VER GALERÍA

-Vitamina C: el superingrediente protector que necesita tu piel en otoño

2. No los colocas bien

Un detalle tan simple como la forma en la que pones los parches sobre la piel es clave para conseguir el resultado que esperabas. "Es importante seguir el contorno natural del rostro, buscando el hueso orbicular para situar bien el parche y seguir su curvatura ascendente", explica Verónica Fuentes, quen añade que "la aplicación se debe comenzar en el área del lagrimal e ir extendiendo el parche hacia las sienes, finalizando en la zona de las patas de gallo". Además, al ser un tejido impregnado de tratamientos en crema o líquidos, los pliegues son a veces inevitables, por eso te tienes que "asegurar que el parche ha quedado perfectamente adherido, realizando un suave deslizamiento con el dedo por toda la ojera, siempre en dirección ascendente, sin que queden burbujas", aclara la experta. 

VER GALERÍA

-El retoque estético más demandado en este momento es…

3. Olvidas los masajes

El 'fitness' facial es una práctica en alza. Estos masajes que se realizan mediante presiones ligeras sobre el rostro para reforzar las rutinas de belleza son también el secreto para potenciar los efectos de los parches para el contorno de los ojos. Tanto antes de colocarlos como durante y después, estos movimientos consiguen tonificar la piel y reducir las bolsas. Y es que, cuando la maquilladora piensa en un tip profesional con el que aumentar la acción del tratamiento, no lo duda: "Realizar un mini masaje de tapeteo antes de aplicarlos para estimular la microcirculación y preparar la piel para recibir los activos de los parches". Cuando están actuando también es importante: "Una vez pasado el tiempo de aplicación, nada como realizar un suavísimo masaje (¡siempre sin tirar de la piel!) para una completa absorción del producto". Y, como paso final: "Un suave masaje de tapeteo con la yema de los dedos por el contorno de la ojera y por debajo de la ceja, siempre de dentro hacia fuera, para así ayudar a drenar el contorno".

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie