desiperkins

El dermatólogo en tiempos de cuarentena: ¿cuáles son las consultas más frecuentes?

Varios profesionales de la piel nos cuentan los problemas que están atendiendo (vía telemática) y cómo solucionarlos

por Amelia Larrañaga

El confinamiento nos pilló a todas en medio de algo. A unas con proyectos en ciernes, a otras a medio enamorar, con proposiciones que no han podido seguir en marcha... o con tratamientos iniciados y ahora paralizados. Pero aquí vamos a hablar de la piel y de todo lo que puedes hacer ahora mismo, tanto si el 15 de marzo tenías algún asunto cutáneo entre manos, como si se ha desarrollado después. Por suerte, disponemos de las herramientas digitales suficientes como para no tener demasiados problemas a la hora de contactar con el dermatólogo. “Consideramos que es responsable en estos momentos cumplir con el confinamiento, y a la vez facilitar un servicio médico correcto y completo. A veces es difícil, pero por lo general los pacientes nos lo ponen fácil. A mí, de hecho, me ha sorprendido muy gratamente; son ellos mismos los que discriminan la importancia o no de su enfermedad. Hoy lo importante es quedarse en casa”, explica Cristina Serrano, Doctora en Medicina y especialista en Dermatología, y dermatóloga de la Clínica Serrano de Granada.

VER GALERÍA

Precisamente por eso, “a los pacientes que tenían cita de primera vez se les está contactando telefónicamente para filtrar el motivo de su consulta, y en función de la urgencia y tipo de patología, hacer diagnóstico por imagen o presencial (en este caso, con todos los cuidados oportunos tanto para el paciente como para el médico)”, remata Serrano. Asimismo, muchas de las dudas que llegan telemáticamente a las consultas dermatológicas se refieren a tratamientos previos que las pacientes a menudo no sabemos si continuar, “como por ejemplo, los tratamientos orales de acné o las patologías previas como psoriasis, dermatitis atópica, dermatitis seborréica, rosácea, etc, de las personas que han tenido nuevos brotes, posiblemente desencadenados por la situación de ansiedad”, cuenta la doctora Elia Roó, dermatóloga, directora de la Clínica dermatológica Clider, en Madrid, y miembro de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV).

LEE TAMBIÉN: Bálsamos limpiadores: el cosmético que adorarás si notas tu piel seca

La dermatitis de manos, reina de las consultas

El lavado tan frecuente de manos, a veces de hasta 20 veces al día, y el uso de geles hidroalcohólicos, está desencadenando un aluvión de dermatitis irritativas. “Para evitarlo, debemos usar jabones syndet (sin detergentes). Tras secarlas muy bien para evitar hongos, hay que aplicar crema hidratante, de manos preferiblemente, con un alto contenido graso, de glicerina, ceramidas o ácido hialurónico. En aquellos casos en que la piel esté muy seca se puede realizar la llamada cura húmeda, que consiste en aplicar la crema hidratante, cubrir con un guante de algodón humedecido con agua, y colocar un segundo guante seco durante una hora”, aconseja Roó. Estas dermatitis se agravan fundamentalmente en pieles atípicas, sensibles o con dermatosis previas.

VER GALERÍA

“También nos están refiriendo lesiones irritativas por el uso de mascarillas y protectores faciales o pantallas”, añade el doctor José Luis López Estebaranz, dermatólogo, director de la Clínica DermoMedic, de Madrid, y profesor de dermatología en la Universidad Rey Juan Carlos. “Pero sobre todo, prosigue Estebaranz, quisiera destacar las consultas en torno a las manifestaciones específicas del coronavirus en la piel. Se han descrito unas lesiones características en la piel en esta infección. Estamos viendo erupciones o exantemas con lesiones macuconas rojizas que en ocasiones pican, así como heridas tipo urticariformes por jabones, y otras parecidas a los sabañones en manos y pies (estas ultimas más habituales en personas más jóvenes). Son problemas que, según un estudio italiano, se han descrito hasta en el 20% de las personas con coronavirus. En España hemos puesto en marcha un estudio a nivel de la AEDV para recoger estas manifestaciones cutáneas".

Otras patologías importantes que se están desarrollando en este confinamiento son:

- Rebrotes de rosácea (rojeces en el rostro que sobre todo aparecen en las mejillas y la nariz) y acné adulto.

- Dermatitis seborréica (debido al estrés, hay un aumento de los andrógenos, implicados en esta patología).

- Aumento de la caída femenina del cabello relacionada con esta situación (aunque un estrés agudo puede producir caída, normalmente se manifiesta a los 2-4 meses de que aquel ocurra, por lo que se debería de buscar a la vez otros posibles motivos).

VER GALERÍA

Cómo cuidar la piel en casa

Los expertos recomiendan seguir la rutina habitual: comenzar el día limpiando la piel con agua y una emulsión sin jabón en forma de gel o pastilla; sobre la piel limpia aplicar un sérum o ampolla antioxidante con vitamina C y una crema hidratante adecuada al tipo de piel. “Y por la noche, limpiar de nuevo la piel, aunque no nos hayamos maquillado, con una leche limpiadora, tónico o agua micelar, y aplicar una crema con retinol, alfahidroxiácidos o nutritiva, procurando dormir ocho horas”, aconseja la dermatóloga Elia Roó. La doctora Serrano añade que debemos continuar con la fotoprotección durante el día (a pesar que no salgamos a la calle, ya que en casa también debemos protegernos de la luz, tanto natural como artificial), además de intentar hacer una dieta equilibrada y alguna rutina de ejercicio diario. Además, en esta situación tan particular, la mayoría nos pasamos más horas leyendo, frente al ordenador o móvil, con lo que la zona periocular sufre más. “Es necesario el uso  de productos adecuados que mejoren y nutran esta zona más sensible o vulnerable”, explica López Estebaranz.

VER GALERÍA

LEE TAMBIÉN: ¿Debes cambiar tu ritual de belleza ahora que estás en casa?

¿Y cuando salgamos?

El día en que todo esto acabe, solo habrá que seguir dos recomendaciones: mucha protección solar, y evitar el maquillaje en el área de la mascarilla (porque la seguiremos llevando). Y por supuesto, en las áreas estéticas de todas las clínicas dermatológicas estarán felices de retomar los tratamientos clásicos como el láser para las cicatrices del acné, la eliminación de manchas o la mejora en las arrugas perioculares, de la frente o del entrecejo (bótox), y la mejora en general del aspecto de la piel estimulando el colágeno. “Querremos volver a ver a nuestros  amigos y compañeros con el mejor aspecto y una piel saludable que transmita optimismo y alegría. Además estaremos en la época idónea para realizar todos esos tratamientos que mejoren la calidad de nuestra piel y consigan que nos sintamos mejor”, concluye con esperanza el dermatólogo.

 

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie