kim-kardashian-getty

¿Confirma Kim Kardashian el fin del 'contouring'?

La empresaria se une a la tendencia de iluminar la piel con el nuevo lanzamiento de su marca de belleza

por Mariana Chacón

Por una vez y sin que sirva de precedente, Kylie Jenner se ha adelantado a su hermana mayor varios meses, ya que hace más de un año que presentó al mundo sus famosos Kylighters. En 2018, le llega el turno a Kim Kardashian, quien ha anunciado a través de sus redes sociales que el lanzamiento de sus iluminadores es inminente y, aunque la tendencia de dar más luminosidad a la piel no nueva, sí lo es que la californiana se pase al strobing cuando es otra técnica de maquillaje la que se ha convertido en su sello de identidad. Hay que recordar que el tándem Kim/ Mario Dedivanovic - su maquillador de confianza – consiguió democratizar el contouring y que medio mundo aprendiera los secretos profesionales de transformar las facciones creando sombras. Ahora, Kardashian se pasa al lado de la luz.

“Estoy MUY emocionada de lanzar las KKWBeauty Highlighter Palettes el 24 de mayo!!! Serán dos paletas diferentes y los iluminadores son súper suaves, sedosos y cegadores. No puedo esperar a que los probéis!!!”, anunció Kim en Instagram. La paleta estará disponibles en dos versiones, una pensada para pieles claras y otra para oscuras, además, cada una de ellas contará con cuatro tonos con los que crear una luminosidad a medida a través del strobing.

 

Una publicación compartida de KKWBEAUTY (@kkwbeauty) el

El strobing es una técnica de maquillaje que, al contrario que el contouring, esculpe los rasgos a través de puntos de luz estratégicamente colocados en las zonas altas del rostro: pómulos, arco inferior de las cejas, tabique nasal, curva del labio superior, o centro del párpado, frente y barbilla. Al imitar este efecto de luz se crean nuevas dimensiones con un acabado fresco y ligeramente tornasolado. Gato, maquillador oficial de Maybelline NY, asegura que lo puede poner en práctica cualquiera, pero advierte sobre un detalle que hay que tener en cuenta durante la aplicación: "Siempre y cuando tengas luz frontal, ya sea luz natural de frente a una ventana o artificial. Nunca lo apliques con luz cenital (proyectada desde arriba) ya que se marcarán sombras y será más difícil saber cuáles son tus puntos de luz ideales".

Por último,hay que recordar que ambas técnicas no son excluyentes, de hecho, para conseguir los mejores resultados el consejo profesional de Gato consiste en que convivan: "Sí, es cierto que sólo con strobing conseguimos que nuestro fondo de maquillaje pase de plano a radiante en pocos pasos, por lo que ahorramos más tiempo que con el contouring. Sin embargo, con éste conseguimos afinar y hundir, por lo que siempre va a ser necesario si queremos afinar una nariz, unos pómulos o disimular una frente demasiado ancha o destacar una mandíbula retraída".

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie