El radical cambio de look de Kira Miró

¡Adiós rubio! El radical cambio de look de Kira Miró

María Baras, de Cheska, nos ha dado las claves de cómo fue el proceso que hicieron con la actriz para lucir esta preciosa melena chocolate con matices toffe

por Cristina Álvarez

¡Año nuevo, look nuevo! Eso es lo que ha debido pensar Kira Miró, que se ha animado a dar un giro a su imagen diciendo adiós a su característica melena rubia, que la ha acompañado durante tantos años. Y es que la actriz, de 37 años, ha ido cambiando el largo de su cabello, luciendo desde una melena XXL a un midi con flequillo, o cambiando los matices de sus reflejos más o menos rubios, pero hacía mucho tiempo que no la veíamos con un cambio tan radical. "Sí, me he teñido el pelo... ¿qué pasa?", ha escrito en su Instagram Stories junto a una foto de los Fotogramas de Plata, la cita que eligió para estrenar su nuevo look.

VER GALERÍA

Kira se ha pasado al bando de las castañas y la verdad es que... ¡le queda genial! "Lo he hecho por un cambio personal", nos ha contado la propia actriz sobre su nuevo tono con el que, sin duda, está de lo más favorecida. La canaria ha confiado en los profesionales de Cheska y hemos hablado con María Baras, que nos ha contado todos los secretos de cómo fue el proceso: "No queríamos un castaño muy oscuro y por eso nos decantamos por este tono chocolate con reflejos toffe". "Hay que tener mucho cuidado con estos tonos, porque tienden a un matiz verdoso o ceniza, así que es un color que hay que hacer concienzudamente y con mucho mimo", nos dice María, que asegura que el cambio se lo hicieron en dos sesiones y que están muy contentos con el resultado: "Le da un subidón increíble a la piel y una imagen con mucha fuerza. El pelo se ve más denso, más grueso y más vivo, pero también hay que recordar que estos cambios exigen tratamientos de hidratación para que no pierdan brillo". 

VER GALERÍA

A pesar de que siempre la hemos visto de rubia, no es la primera vez que Kira Miró nos sorprende con un nueva imagen. En 2009 se animó a teñirse de morena y después probó con un subtono más cobrizo. Además, en 2016 demostró que no le tiene miedo a la tijera y cortó varios centímetros.  "Cortarse el pelo, cambiar de look va mucho más allá de algo puramente físico. Es una necesidad interna de modificar, de dejar atrás ciertas cosas, actitudes o patrones, que lo reflejas en algo exterior", publicó por aquel entonces la actriz en sus redes sociales, demostrando que para ella, el hecho de cambiar de imagen lleva implícitas muchas más cosas. "Da igual si el cambio te queda mejor o peor, lo importante es atreverse y dar el paso", añadía la actriz, que daba las gracias a Iván Gómez, el estilista que le ayudó a "aligerar ese pequeña carga emocional". 

VER GALERÍA

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie