Carolina Herrera cumple 40 años y lanza reliquias edición limitada

Celebra con Carolina Herrera su aniversario y hazte con los accesorios-joya de edición limitada

La reina del lujo y del ‘glamour’ cumple 40 años en el universo de la moda y la belleza y, para celebrarlo, ha lanzado dos de sus piezas más emblemáticas en edición limitada y con un diseño muy especial

por Alba Montes, Branded Content

Querida Carolina: feliz cumpleaños a un icono de belleza, estilo y sofisticación. La diseñadora venezolana comenzó desde muy joven a florecer en el mundo de la moda. Ahora, 40 años después de su primer desfile en Nueva York, puede presumir de que la casa que fundó se mantiene viva. Desde aquel encuentro en 1981 con las pasarelas, durante estas cuatro décadas no ha dejado de sorprender y transmitir su forma de entender la moda y la belleza: con audacia, elegancia y “alegría de vivir”.

Y es que después de tanto tiempo enamorando con sus colecciones, perfumes y artículos de belleza, no se podía celebrar de otra forma su aniversario que con un lanzamiento exclusivo. Con motivo de los 40 años de la firma, se han lanzado ediciones limitadas de la fragancia Good Girl y la barra de labios 310 Carolina Red. Ambos artículos son una joya para coleccionistas y amantes de la casa, al mismo tiempo que dos musts de belleza para los gustos más exquisitos.

VER GALERÍA

La reina roja se rinde al impacto de los colores

Si hay un tono que define a Carolina Herrera es el rojo: pasión, poder, revolución, fuerza y, sobre todo, elegancia. Y aunque hay uno para cada mujer, el rojo Carolina realza sobre el resto. Sin embargo, esta vez Wes Gordon ha decidido una gama cromática que enlaza tanto el pasado de la firma como su presente: rosa y rojo, una aleación atípica hasta la fecha, pero con un alto impacto. El director creativo de la firma además confiesa que la combinación de colores de las joyas de edición limitada es su amuleto cromático.

VER GALERÍA

“Nuestros productos son extraordinarios, pero en este aniversario hemos querido hacerlos más extraordinarios aún”, apuntaba Carolina A. Herrera. La directora creativa de Herrera Beauty y embajadora de Carolina Herrera comparte que el universo de la firma está lleno de color, brillo, belleza, artesanía… Y para esta ocasión han querido dar un plus de energía, entusiasmo y esperanza.

Piezas que hablan por sí solas

Para recubrir el emblemático stiletto de vértigo se han utilizado 1880 unidades de cristales Swarovski divididos simétricamente en dos colores y con cuatro tallas diferentes. El frasco de Good Girl nunca ha sido un objeto sencillo, por lo que el proceso de cristalización ha tenido que realizarse a mano en un taller español. Todo pieza por pieza, fuera de pasar por ningún proceso mecánico. Asimismo, la parte más compleja fue crear ese efecto de degradado entre los cristales. 

VER GALERÍA

Y la barra de labios 310 Carolina Red no ha sido una excepción en el proceso artesanal. Esta cuenta con 480 cristales en rosa y rojo y al igual que el stiletto, en cuatro tamaños distintos. Solo para un frasco de Good Girl se han empleado más de seis horas y media de trabajo por un mismo maestro artesano, como sucede en los talleres más exigentes. De esta forma, la pieza tiene coherencia interna, a la vez que desprende sensibilidad. Es todo un ejercicio que hace que no haya dos iguales.

Cristal de Swarovski: el reflejo de la perfección

No es una coincidencia que ambas piezas se hayan cubierto con este material. Desde hace décadas, Swarovski es reconocido por crear los cristales más deseados del mundo en su fábrica de Austria. ¿El secreto? Una fórmula que combina cortes perfectos, brillo incomparable y colores intensos que se asemejan a los de las piedras preciosas. Con el paso del tiempo, los cristales Swarovski se han convertido en un tesoro para quien los tiene y un deseo para los que aspiran a adquirirlos.  

VER GALERÍA

La mujer Herrera, un espíritu a contracorriente

En palabras de Wes Gordon: “La mujer Herrera está en las antípodas del gris anodino: cuando todo el mundo viste una masa indiferenciada de negro, ella va de rosa de la cabeza a los pies”. El actual director creativo ya apostó por la combinación rosa y rojo en su primera colección Resort 2019 en Nueva York. Desde este desfile, la mezcla de ambos colores pasó a ser una seña de identidad en Carolina Herrera: desde trajes de sastrería, al famoso vestido de punto con corazones rosas sobre fondo rojo de la colección otoño 2021.

VER GALERÍA

Ahora, en conmemoración del aniversario, ese toque de diferenciación frente al resto sigue latente en la firma. Como joyas que son, las ediciones de coleccionista de Good Girl y 310 Carolina Red vienen en estuches de raso. Solo existen 200 unidades limitadas de cada pieza. Para disfrutar de ellas, las flagship stores de Madison Avenue (Nueva York) y Dallas, tiendas Carolina Herrera seleccionadas, puntos de venta exclusivos y la renovada tienda online de la casa carolinaherrera.com, son los lugares de encuentro seleccionados para que los amantes de la casa puedan hacerse con ellas.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie