¿Piel perfecta en un minuto? Consíguela en dos sencillos pasos

¿Piel perfecta en un minuto? Consíguela en dos pasos

Limpiar la piel es fundamental, pero no siempre lo hacemos de forma correcta o con los productos adecuados. Descubre aquí qué no puede faltar en tu rutina diaria

por Alba Montes, Branded Content

¿A ti también te encanta maquillarte, pero sientes que cada vez que lo haces castigas la piel? Aunque parezca contradictorio, este sentimiento generalizado entre muchas de nosotras suele desembocar en un abandono de la salud de la dermis. ¡Una piel sana y limpia envejece más despacio que una que no se desmaquilla de forma correcta! Y la razón es muy simple: al utilizar maquillaje, siempre buscamos aplicar los mejores productos para retirarlo y volver a dejar el rostro limpio.

Desmaquillarse es un paso esencial, incluso si no se utiliza maquillaje. Purificar la piel (sobre todo por las noches) es vital para cuidarla y prevenir su envejecimiento. Tal y como confirma la epidemióloga Joëlle Ciocco: “El 99% de las mujeres que veo no saben cómo desmaquillarse [… ], mientras que otras no usan los productos adecuados...". Maquillarse ayuda a que prestemos más atención a la limpieza facial y la descuidemos menos. Sin embargo, todavía son muchas las que desconocen cómo debe realizarse una limpieza correcta y cuáles son los productos que mejor se adaptan a su piel.

La higiene desmaquillante, un nuevo concepto en tu skincare

No importa si solo te has aplicado corrector, llevas tu sombra favorita o has dejado tu piel al natural con una ligera capa de gloss, desmaquillarse es vital para cumplir con tu rutina de belleza al completo. Acostarnos con la piel obstruida hace que a la larga la tez se vuelva opaca y la cara se marque más rápido. La contaminación o la acumulación de sustancias grasas en el rostro provocan una inflamación de la dermis, pero si esta se mantiene limpia, sus barreras protectoras no se debilitan y conserva su función protectora.

VER GALERÍA

En el momento que nos acostumbramos a no desmaquillarnos, experimentamos que la piel envejece mucho más rápido. Sin embargo, si optamos por seguir una rutina de cuidados diarios, los cambios que vamos a percibir en el corto plazo son muy prometedores: en tan solo una semana, nuestra tez se ve mucho más luminosa y nuestro cutis, más fresco. Pero cuidado, para que estas mejoras en la salud de la piel se cumplan, es necesario utilizar productos que la respeten, como son los de LPG. Esta firma especializada en salud y belleza tiene el dúo perfecto para que tu dermis luzca sana y radiante. Con su set de dos pasos, simpleza y eficacia van a protagonizar tu nueva rutina de limpieza facial.

1. El agua micelar, mucho más que hidratación

Todas hemos escuchado hablar de este producto y de lo efectivo que es para la limpieza del rostro. Y es que el agua micelar está compuesta de tensioactivos muy suaves (estéres de ácidos grasos), con una concentración específica. Ambos actúan en conjunto, formando micelas que eliminan la suciedad. A nosotras nos encanta el Eau Micellaire Préparatrice de LPG por su composición 100% de activos de origen natural. Además, no tienes que preocuparte por si se adapta o no a tu piel, porque es buena para cualquier tipo gracias a sus gentiles componentes. Por un lado, los tensioactivos atrapan la suciedad y las impurezas, mientras que los azúcares y la glicerina son de origen vegetal y destacan por sus propiedades calmantes e hidratantes.

VER GALERÍA

Una función 3 en 1 que se aplica en un abrir y cerrar de ojos

El Eau Micellaire Préparatrice es un tres en uno: desmaquilla, limpia e hidrata. Tan sencillo como impregnar un algodón y deslizar por cuello y rostro sin aclarar. Para cumplir con su función de hidratadora, puedes secar la piel con un tissue. Además, ¡también puedes aplicarla para limpiar la zona de los ojos! Nuestra recomendación es que empapes dos algodones, los coloques sobre los ojos cerrados y esperes unos segundos. Después, desliza hacia abajo. De esta forma, protegemos las pestañas, prevenimos los edemas y activamos la circulación.

2. Despídete de las células muertas y saluda a tu nuevo cutis

La piel se regenera sola por un proceso natural cada 28 días. Las células muertas se reemplazan por nuevas y dan paso a una piel renovada. Sin embargo, cuando las células muertas se acumulan en el rostro, aparecen zonas desiguales en la dermis y se vuelve con menos brillo natural y más opaca. Esto quiere decir que, aunque la renovación celular sea un proceso natural, debemos ayudar a la piel con un exfoliante que elimine definitivamente las células muertas. Nuestra aliada es la Crème Exfoliante de LPG. Además de por su composición a base de exfoliantes naturales de origen francés (granos finos de sílice mineral, granos gruesos de arroz y glicerina vegetal), tiene un efecto instantáneo sobre el cutis: más suave, luminoso y uniforme.

VER GALERÍA

Efecto buena cara y piel libre de suciedad en cuestión de 3 minutos

A la piel hay que tratarla con cuidado, de forma amable y teniendo en cuenta que es fina y frágil, especialmente la del rostro. Por esto, la Crème Exfoliant de LPG opta por una textura de crema suave combinada con los granos exfoliantes de diversos tamaños. Dependiendo de si nuestra dermis es seca o más grasa, la rutina de exfoliación cambia. Por regla general, se recomienda una vez por semana, pero si tienes la piel más sensible deberás reducir el número, y viceversa si es más grasa.

VER GALERÍA

Para aplicarla, humedecemos el rostro después de desmaquillarnos, echamos una pequeña cantidad en las manos y masajeamos suavemente en círculos durante no más de 3 minutos, evitando la zona del contorno de ojos. Por último, aclaramos con agua fría para cerrar los poros. Además de eliminar las células muertas, otro de los beneficios que aporta la exfoliación es que se limpian los poros, estimulamos la renovación celular y ralentizamos el envejecimiento. Ahora, tu piel va a respirar mejor y está más liberada.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie