Raúl González, Luis Alfonso de Borbón y Margarita Vargas arropan a Victoriano Valencia, padre de Paloma Cuevas, en su cumpleaños

El torero ha celebrado sus 93 años con una reunión en Madrid

Por Ana Toro

Victoriano Valencia ha celebrado su 93 cumpleaños rodeado de su familia y amigos con una fiesta que le ha organizado su hija, Paloma Cuevas. A primera hora del día, el torero salía de su casa junto a su mujer, Paloma Díaz, y se mostraba de lo más feliz comentando que había recibido infinidad de felicitaciones. Después, el torero se ha trasladado hasta el domicilio de su hija Paloma donde se ha reunido con grandes amigos de la familia como Cristina Yanes, José Ortega Cano, Marili Coll; el exfutbolista Raúl González y su mujer, Mamen Sanz; Luis Alfonso de Borbón con Margarita Vargas y su hija Verónica, hermana de Paloma. 

Paloma Cuevas y Luis Miguel: la curiosa conexión de une a sus familias

 

"Luis Miguel no vendrá, está actuando"

Victoriano no ha dudado en responder a los reporteros acerca de la prensencia o no de la pareja de su hija Paloma, el cantante Luis Miguel. Muy simpático el homenajeado ha respondido que: "No, no puede. Está actuando". Y es que la de Victoriano Valencia es una familia que siempre se ha mantenido unida. Sus dos hijas, Paloma y Verónica, siempre pendientes de sus padres, que son para ellas son todo un ejemplo de amor, después de estar cinco décadas queriéndose y respetándose, unidos contra viento y marea y haciendo frente juntos a todos los vaivenes y momentos duros de la vida, como la pérdida de su hijo Nano, que falleció en 2014 de un infarto.

Victoriano Valencia, padre de Paloma Cuevas, habla por primera vez sobre la relación de su hija y Luis Miguel

Victoriano y Paloma, una preciosa historia de amor

Lo suyo es una bonita historia de amor que comenzó cuando apenas eran unos niños y se materializó cuando llegaron a la adolescencia. “Nos conocemos desde que yo tenía nueve años. Por entonces, ya me gustaba Victoriano”, nos confesaba Paloma Díaz en estas mismas páginas, en octubre de 1967, en un reportaje donde el torero y abogado nos la presentaba como su novia.

Cuatro años más tarde, en octubre de 1971, se convertían en marido y mujer en una ceremonia religiosa que tuvo lugar en la iglesia de la Concepción de Madrid. Una boda a la que asistieron cerca de mil invitados, entre los que estaban varias figuras del toreo, artistas como Lola Flores y su marido, Antonio González el Pescaílla, y personalidades de la crónica social como Carmen Martínez-Bordiú, que se celebró en la finca Cortijo blanco. Ahora, los 93 del torero son una cita estupenda en el calendario para celebrar todos juntos, en familia.