La historia de amor de Matías Novoa y Michelle Renaud, las estrellas de 'La Herencia', que serán padres en España

Los actores mexicanos, que contrajeron matrimonio en 2022, están esperando su primer hijo en común, un niño al que llamarán Milo

Por B. Moreno

Matías Novoa y Michelle Renaud son dos de los actores más conocidos y queridos por los fans de las telenovelas latinas y dos grandes celebridades en México, y, además de eso, son pareja. La historia de amor del intérprete chileno y la protagonista de Quererlo todo bien podría inspirar una serie como las que están acostumbrados a protagonizar. Los actores se conocieron trabajando en 2021 y, tras comenzar forjando una buena amistad, su química acababa traspasando la pantalla, se enamoraban y confirmaban su noviazgo, en octubre de 2022. Un año después, sellaban su amor pasando por el altar. Ahora, el matrimonio vive uno de sus momentos más dulces mientras esperan la llegada de su primer hijo en común. Un bebé que nacerá en España, país al que han decidido mudarse para empezar una nueva vida.

¿Cómo se conocieron?

La historia de Matías y Michelle es de cuento de hadas. Sus caminos se cruzaron en 2021 en el rodaje de la película Doblemente embarazada 2 y se hicieron buenos amigos, aunque, a ojos del público, la química que ya existía entre los dos era innegable. Nunca imaginaron que su relación iría más allá de la pantalla y lo que comenzó como la historia de dos coprotagonistas pronto se convirtió en una cercana amistad.

Eso sí, el intérprete de El señor de los cielos se quedó prendado por la belleza de su compañera. En ese momento, él se estaba separando de su segunda esposa, Isabela Castillo, y Michelle mantenía una relación con el actor Danilo Carrera, por lo que sucedió nada entre ellos.

La telenovela que marcó un cambio en su vida

Mientras grababan la película e iba surgiendo algo mágico entre ellos que, en ese momento no pasó a mayores, les llamaron para protagonizar una telenovela juntos, algo que ninguno de los dos supo hasta que pusieron sus buenas noticias en común. Ese nuevo proyecto era La herencia, donde interpretaban a Sara del Monte Portillo y a Juan del Monte Arango, la serie que marcaría un antes y un después en la vida sentimental de la pareja y donde se produciría el flechazo definitivo entre ambos. 

En la citada ficción mexicana los dos actores compartían roles románticos pero, además, les sirvió para fortalecer los vínculos que habían creado desde hacía seis meses. Poco a poco, fueron pasando más momentos juntos en el set; se dieron cuenta de que tenían gustos y aficiones comunes e, irremediablemente, surgió el amor entre ellos. "Tuvimos mucha química y siempre estábamos pendientes uno del otro, siempre le mandaba mensajitos: ¿Cómo estás, Mich? Te extraño… Y hasta ese día que empezamos a salir ya no nos separamos más", explicaba Matías en una entrevista con la periodista mexicana María Patricia Castañeda.

La esperada confirmación de su relación

Estaban finalizando las grabaciones de la serie cuando los dos actores comenzaron a vivir su amor. Tras varios meses de especulaciones, en octubre de 2022, Matías y Michelle confirmaban en una entrevista en ¡HOLA! México que estaban enamorados y que llevaban saliendo desde julio. Los artistas decidían darse una oportunidad en el amor y apostarlo todo, soñando además con aumentar su familia en el futuro. Ambos ya habían sido padres en una ocasión por separado y ahora querían dar un paso más en su historia. "Nos gustaría ser padres juntos", decían entonces . "Me enamoré de ella desde que la conocí. Fue amor a primera vista. Y cuando la vi en su papel de mamá, me dije: 'Es ella'", confesaba en esa charla Matías.

Compromiso y boda

Su relación se fue fortaleciendo y, en mayo de 2023, comenzaron a sonar los rumores sobre un posible compromiso entre ellos. Las alarmas saltaban después de que Michelle y Matías publicaran una misteriosa foto de sus manos entrelazadas con la leyenda: "Y nos convertimos en uno". Publicación sembró muchas dudas, pero las sospechas no tardaban en confirmarse y ese diciembre, tras un año y medio juntos, la pareja decidía darse el 'sí, quiero' en una íntima boda secreta con la que sellaban su amor para siempre.

En la ceremonia estuvieron rodeados por todos sus seres queridos, entre los que tuvieron un lugar destacado Marcelo, de seis años, hijo de Michelle con su exmarido, el empresario y músico, Josué Alvarado, y Axel, de once años, fruto de la relación de Matías con la actriz y modelo venezolana María José Magán. 

Un sueño cumplido

Las buenas noticias no dejaban de llegar para Michelle Renaud y Matías Novoa. Y tan solo unas semanas después de su boda, la pareja cumplía su mayor deseo. Tras verse envueltos en rumores sobre un posible embarazo, el recién estrenado matrimonio confirmaba, a finales del pasado mes de enero, que esperaban de su primer hijo en común. Una buena nueva que dieron a conocer a través de sus perfiles, donde se mostraron sumamente emocionados ante la nueva etapa que comenzaba para ellos y por poder cumplir su sueño de ver crecer la hermosa familia que han formado.

Una nueva aventura y una feliz espera en España

Michelle y Matías están muy felices con el embarazo. La bella actriz, de 35 años, que ya está casi en su tercer mes de gestación, no ha dejado de compartir con orgullo cómo va creciendo su barriguita. Ahora comienza un nuevo camino para la pareja que, una vez que el artista finalice con sus compromisos profesionales en México, podrán rumbo a nuestro país donde tienen pensado instalarse y comenzar una nueva vida. "Se nos está dando salir del país y estamos tomando esa opción, una aventura más", explicaba el protagonista de Marea de Pasiones, de 43 años, a los reporteros que le esperaban en el aeropuerto de Ciudad de México la semana pasada.

Además, el protagonista de Cabo, desvelaba que nuestro país no solo será su nuevo lugar de residencia, sino que también se convertirá en un sitio importante para su familia ya que será el lugar donde nacerá su bebé, un niño al que la pareja llamará Milo. "Va a ser en España", aseguraba Matías, aunque no pudo dar más detalles ya que "no sabemos todavía la ciudad…". Sea donde sea, la llegada al mundo del primer hijo en común de la pareja es la consecución de un sueño y el mejor broche de oro para su gran historia de amor.