Preguntamos a Tamara Gorro por los rumores de infidelidad en su matrimonio

Desde que anunció su separación del futbolista argentino Ezequiel Garay, se viene especulando sobre terceras personas. La televisiva habla con ¡HOLA! sobre estas informaciones

Tamara Gorro

Te quedan x días gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Te quedan pocas horas gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Estás en tu periodo de prueba gratuita. Sigue disfrutando de ¡HOLA!+.

HOLA.com, tu revista en internet

Tu período de prueba gratuita en ¡HOLA!+ se ha activado con éxito

Disfruta de todo el contenido totalmente gratis durante 7 días.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Ya tienes una suscripción activa.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Tamara Gorro se encuentra viviendo uno de los momentos más difíciles. Como ya anunció la propia influencer y colaboradora de televisión en un vídeo publicado en su cuenta de Instagram, acaba de finalizar su historia de amor con el futbolista argentino Ezequiel Garai, tras doce años en común y casi diez de casados. Con la sinceridad que la distingue, Tamara no oculta cómo la separación le está afectando a sus problemas mentales. “Mi psiquiatra me ha ajustado la medicación sobre todo para dormir porque no descansaba. Me tiene un poco buf, me estoy adaptando, cada vez estoy mejor”, confiesa antes de desvelar que ha perdido “siete kilos”.

Al dolor que supone terminar su relación con el padre de sus dos hijos, los pequeños Shaila y Antonio, se añade que la segoviana se encuentra aguantando rumores que apuntan a terceras personas como causa de la ruptura de su matrimonio. Pese a todo, Tamara no se está pronunciando sobre estas informaciones. Por ello, ¡HOLA! se ha puesto en contacto con ella, para conocer su versión de los hechos y conocer cómo se encuentra anímicamente. La influencer nos ha atendido amablemente y nos ha explicado cómo quiere proteger a Ezequiel.

Tamara Gorro y Ezequiel Garay, en el día de su boda, en junio de 2012.©GTres
Tamara Gorro y Ezequiel Garay, en el día de su boda, en junio de 2012.

–Estos últimos días se viene hablando de infidelidades en tu separación. ¿Qué tienes que decir?
–No tengo nada más que decir de lo que dije en el vídeo. Entonces, con eso está ya todo dicho. No voy a entrar en nada.

–Pero es molesto que se hable de terceras personas cuando no las hay. Entendemos que, por tu parte, no las hay.
–Es que no voy a entrar en nada de lo que se diga. De verdad. Como me dedico a este medio, sería fácil arremeter contra algunos medios, pero no lo voy a hacer. Jamás.

–Ezequiel y tú no vais a ser los primeros ni los últimos en separarse, pero resulta injusto que se apunten estos motivos tan desgradables. 
–Pues sí… Es que si digo si es verdad o mentira… Entro en algo que no voy a entrar. Ni Ezequiel ni mi familia ni yo merecemos nada malo. No voy a entrar en un juego que no quiero. En el vídeo queda todo claro, pero entiendo que hay que sacar puntilla a todo.

“Estoy muy delicada, pero tengo a mi psiquiatra y mi terapueta más encima que nunca”

–Solo esperamos que estés bien, dentro de lo complicada que es esta situación.
–Estoy pasando por un momento muy complicado a nivel de salud mental, desde hace tiempo. Y no quiero que me afecte más de lo que me está afectando. Ahora toca salir de este problema mío. Dicen que, en la vida, las cosas vienen todas de golpe… Pues bueno.

–Pero eres una luchadora.
–¡Hombre! Cuando coja un poquito de fuerza y un par de cocidos… (ríe). Pero ahora no quiero decir nada. Y yo sé que me entendéis.

–Si estás en una situación mentalmente inestable, es normal que busques protegerte
–Estoy muy delicada, pero hago caso a mi psiquiatra y mi terapeuta, a quienes tengo más encima que nunca.

–¿Son ellos los que te recomiendan que no entres en las especulaciones?
–No, no. Ya no es eso, es que yo no estoy bien y tengo que cuidarme.

Tamara y Ezequiel, junto a los pequeños Shaila y Antonio, en una imagen tomada el pasado septiembre.©Gtres
Tamara y Ezequiel, junto a los pequeños Shaila y Antonio, en una imagen tomada el pasado septiembre.

 –Solo esperamos que estés bien con tus hijos, que son lo más importante. Ahora debes proteger a tu entorno.
–Por supuesto. Y en ese entorno que hay que proteger también está Ezequiel. Hay que quererlo y cuidarlo porque él no maneja el medio. No quiero que sufra nadie.

–Esperamos que te recuperes y que pronto te volvamos a ver en pantalla, con nuevos proyectos.
–Claro que sí. Yo soy muy pesada y no os vais a librar de mí tan pronto (ríe).


Más sobre