Katie Holmes e Iris Apfel

Tommy Hilfiger y Donna Karan, en la lista de invitados

Katie Holmes asiste al 100 cumpleaños de la diseñadora Iris Apfel, todo un icono de estilo del siglo XXI

La fama le llegó cuando tenía 84 años y desde entonces su influencia como referente en la moda no ha hecho más que crecer

por M. J. Somoza

Empresaria, decoradora de interiores y todo un icono imprescindible de estilo que ha demostrado con creces que hay que exprimir la vida al máximo. La icónica diseñadora Iris Apfel ha cumplido 100 años como solo ella podría hacerlo: organizando una fiesta marcada por sus imprescindibles de estilo con mucho color, volumen y una lista de invitados VIP que se congregaron en la Central Park Tower para brindar por champán. En la exclusiva lista estaban, entre muchos otros, la bloguera de moda Blair Eadie, los diseñadores Tommy Hilfiger y Donna Karan, la actriz Katie Holmes y el cantante y pianista Michael Feinstein quien, por supuesto, puso la banda sonora al evento. Este estuvo a la altura de la personalidad de Iris que brilló con un conjunto de pantalón y voluminosa chaqueta de volantes en amarillo y sin quitarse sus características gafas. Precisamente los invitados recibieron unas iguales de regalo y pudieron degustar una amplia variedad de postres y el espumoso que se sirvió en una frágil pero impresionante pirámide de copas.

Los nuevos e inusuales iconos de la moda

VER GALERÍA

Interiorista en la Casa Blanca

“Cumplir 100 años es fantástico, pero de verdad creo que soy la adolescente más mayor del mundo” asegura con humor esta celebrity (declaraciones recogidas por InStyle) a la que la fama llegó casi por casualidad cuando contaba la friolera de 84 años. Nació en Nueva York recién inaugurada la década de los años 20 (el 29 de agosto de 1921). Su padre de Iris tenía un negocio de importación y su madre, una boutique de moda, por lo que no es extraño que se introdujera en este ambiente. Trabajó en la revista de moda Women's Wear Daily como asistente del ilustrador de modas Robert Goodman y en 1947 se casó con el comerciante textil Carl Apfel, con quien fundó la empresa de diseño de interiores Old World Weavers.

VER GALERÍA

Ella fue la encargada de restaurar y proyectar las ideas de reconocidos nombres del espectáculo y también trabajó en la Casa Blanca hasta en nueve ocasiones, realizando proyectos durante las administraciones de Truman, Eisenhower, Kennedy, Johnson, Nixon, Ford, Carter, Reagan y Clinton. Tenía 84 años (en el año 2005) cuando todos los focos se posaron en ella durante una exposición que inauguró en el Metropolitan de Nueva York. Tras años de exitoso trabajo en “la sombra”, la fama fue instantánea. “Mi primer gran trabajo en la moda fue cuando tenía 84 años y, aunque suene a cliché, realmente la edad es solo un número para mí. Apasionarme y entregarme en cuerpo y alma a mis proyectos me ha mantenido joven. Por eso nunca paro” ha comentado en la citada publicación.

VER GALERÍA

Incansable y activa

Buena muestra de esa energía es la lista de proyectos que emprendió desde entonces: fichó por la agencia de modelos IMG, lanzó un libro con fotografías y reflexiones, una colección con HSN y otra de artículos del hogar con Grandin Road, hizo campañas para &Other Stories y MAC, tiene una línea de joyería, llamada Rara Avis, otra de gafas con Zenni, Iris Apfel Zentennial Collection y va a lanzar una colección cápsula para H&M, coincidiendo con su centenario aniversario. Para definir su estilo, que la ha convertido en una de las figuras más importantes del panorama de la moda del siglo XXI, no hay más que echar un vistazo a su armario.

VER GALERÍA

En él se pueden encontrar piezas vintage y otras prendas de reconocidas firmas de lujo, una mezcla inusual pero que funciona, pues los grandes diseñadores nunca pasan de moda. Tiene una colección de más de 80 trajes, con piezas de Dior, Dolce & Gabbana, Nina Ricci, Geoffrey Beene, Lanvin. Su gran pasión son los complementos, sobre todos los zapatos, que combina con los coloridos estampados de sus prendas y exóticas piezas de joyería. Nunca se quita sus enormes gafas redondas de pasta que tiene en distintos colores.

VER GALERÍA

Su particular look casa a la perfección con una personalidad extrovertida y carismática que la ha llevado a pronunciar algunas reflexiones que perfilan sus valores, lecciones sobre la humildad, la vanidad y el paso del tiempo. "Si tienes la suerte suficiente de envejecer, pienso que debes celebrarlo" o "Siempre pienso que si te sientes incómoda e infeliz en algo, solo porque piensas que esta in o es chic, te aconsejaría que seas feliz en lugar de estar bien vestida. Es mejor ser feliz" son algunas de ellas.

Para conocer lo más relevante de hola.com y no perderte artículos como este, suscríbete a nuestra newsletter aquí.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie