Pepe Reina y María Zurita

Pepe Reina y la prima de Felipe VI, María Zurita, desenmascarados en 'Mask singer 2'

El futbolista campeón del mundo y la empresaria se encontraban bajo Pingüino y Dragona

por Adrián López

Si la semana pasada habías echado de menos los increíbles trajes de Mask singer: adivina quién canta tras la inesperada decisión de Antena 3 de no emitir el programa para no competir con la Eurocopa, no te preocupes. Este miércoles 14 de julio el formato coreano presentado por Arturo Valls ha regresado unificando a los finalistas de todos los grupos. Monstruita, Huevo, Erizo, Cocodrilo, Dragona y Plátano se han enfrentado cantando para demostrar que deben seguir salvaguardando su identidad y continuar hasta llegar a la semifinal. Si durante la última gala pudimos descubrir a la modelo Mar Flores y al deportista José Manuel Calderón, esta noche además de mostrar quién estaba bajo la máscara de Dragona (María Zurita), los espectadores han podido disfrutar de un invitado, Pingüino, tras el que se encontraba el guardameta Pepe Reina, uno de los nombres que más repitieron los investigadores en la primera edición. "Hacía mucho tiempo que no sudaba en tan pocos minutos tanto. En un partido no sudo tanto. ¡No os hacéis una idea de lo que pesa la máscara!", ha comenzado diciendo el campeón del mundo al presentador.

VER GALERÍA

Lo que no ves en televisión: así se graba la gran revelación de 'Mask Singer'

Los Javis y José Mota ya dijeron su nombre en numerosas ocasiones durante la primera temporada y ahora sus súplicas se han cumplido, una tarea que le ha costado mucho esfuerzo al guardameta porque sigue en activo y vive en Italia. Por eso ha confesado que las razones de su participación han sido casi una obligación familiar. "Que se dijera que era yo tantas veces hizo que mis sobrinos y mis hijos me dijeran que por qué no era yo. Me pareció una cosa divertidísima por el secretismo y por todo lo que hay que hacer para llegar al plató. Es la magia, el sentirte casi un espía por momentos", ha relatado a Arturo Valls, quien le ha preguntado cómo había sido cuadrar las fechas para poder venir a España. "Fue muy difícil porque tuvimos que ir y volver en el mismo día, pero bueno no me arrepiento de nada", ha continuado el futbolista. 

Reina, que ha relatado también que esto le ha parecido más difícil que un partido de fútbol, ha explicado que, a pesar de las dificultades para guardar el secreto con el club, siempre quiso que no se enteraran de nada. "Fue casi más complicado que no se enterasen en casa". Además, ha querido contar que lleva tantos años en Italia que su familia está más que acostumbrada: "El sur de España y el de aquí se parecen mucho. Por eso, como toda la familia es andaluza pues escogí el tema de el Junco porque quería descubrirme como amante del flamenco. Pero no era la primera vez que cantaba: grabé una versión de A mi manera con la familia Flores", ha confesado. Si el desenmascaramiento de Pepe ha sorprendido a los investigadores, al ver a María Zurita, prima del rey Felipe VI, Los Javis, Paz Vega y José Mota se han quedado anonados. "Qué pena irme, me hubiera gustado mucho durar un poquito más. Jamás se me hubiera pasado por la  cabeza participar en una cosa de estas pero me lo propusieron y dije 'si va a ser una vez en la vida'. Tampoco le di muchas vueltas", ha explicado la empresaria.

VER GALERÍA

María Zurita celebra con ilusión el tercer cumpleaños de su hijo, super-Carlitos

La traductora, que ha confesado que se sorprendía al tener que esconderse en la caravana para no enseñar su identidad, ha comparado la situación como si fuera una película de James Bond. "Era todo surrealista, parecía un poco también como Misión Imposible, me faltaba ir colgada de un arnés. Pensé que era una broma y que todo era del show de la tele, pero cuando lo ves todo ya te lo tomas en serio", ha explicado. Pero todo se le ha hecho más difícil todavía porque lleva un mes con la prensa en la puerta de su casa y eso ha obstaculido el proceso. "Tengo mis trucos para salir del casa", ha revelado. La empresaria, que ha recordado que la echaron del coro cuando era pequeña porque no cantaba nada bien, ha expresado que jamás había cantado en público y que al ver el traje no dio crédito porque le pareció espectacular. Y no solo eso sino que le han tenido que ir metiendo el disfraz cada semana porque en tan solo dos meses ha adelgazado diez kilos. "Lo más complicado ha sido que la máscara pesaba mucho y al andar se hacía díficil. Además tengo una hernia y tuve que ir al gimnasio para reforzar la espalda. Tuve miedo cuando coincidí con Chenoa como invitada porque somos amigas desde hace 15 años y podía haberme descubierto", ha añadido. 

Para conocer lo más relevante de hola.com y no perderte artículos como este, suscríbete a nuestra newsletter aquí.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie