en 'Sálvame'

Las primeras palabras de José Luis Moreno tras su detención: 'Si me veo en prisión será otra experiencia más'

El productor ha contestado a algunas preguntas tras ser acusado por presunta estafa y blanqueo de capitales

Por Adrián López

José Luis Moreno era detenido la pasada semana por presunta estafa y blanqueo de capitales en una operación policial para desbaratar una trama ilegal de decenas de empresas mercantiles internacionales que habría utilizado supuestamente el empresario para apropiarse del dinero de créditos bancarios y privados. Tras pasar dos noches en la comisaría de Moratalaz y quedar en libertad bajo fianza de tres millones de euros, el productor daba sus primeras declaraciones. El ventrílocuo de 74 años expresaba estar "bien", "tranquilo" y "sereno" y no quería confirmar  si había conseguido el dinero para no entrar en prisión: "Ya lo sabrán ustedes porque se ha convertido en un tema muy público", comentaba en una llamada grabada y emitida en Sálvame. Además, irónico añadía que "menos de la muerte de Manolete" le habían acusado de todo y que ahora solo quería que todo "se aclare" porque confía en la justicia, "que en este país es eso, justicia". También afirmaba que, una vez todo se solucione, dará "todo tipo de explicaciones" a quienes él considera "los amigos de la prensa".

VER GALERÍA

Santiago Segura aclara si tenía vinculación con José Luis Moreno: 'Para mí es un disgusto'

El conocido productor también dejaba claro lo que significaría para él acabar en la cárcel si finalmente se demostrara todo lo que se le acusa: "Si me veo en prisión será otra experiencia más y desde allí veré qué ha ocurrido, cómo ha ocurrido y si es justo sentiré que es justo y si es injusto pues estaré muy poco. No puedo decir más". Además, José Luis Moreno añadía que todo lo que había hecho era "absolutamente" legal y que no debía nada a ningún actor o presentador. "Como se ha dicho de todo, pues las personas que hayan hecho tendrán que responder a sus afirmaciones", explicaba. "No puedo tener miedo, puedo estar incómodo o sentirme mal, pero el miedo sería torturarme antes de tiempo. El sumario es secreto y cuando se abra pues sabrán el resto", comentaba al periodista sobre la situación que está viviendo. 

"No soy un junior para ponerse a cometer delitos. Cuando estás en el final de tu carrera me parece un poco despropósito", explicaba al programa de Mediaset en una conversación que duraba más de siete minutos. En cuanto a las acusaciones de acoso, el productor lo tenía claro: "Es muy hábil usted en su profesión. Yo no voy a decir nada de eso porque es que está de moda lo de los acosadores y hasta el propio Plácido Domingo, que yo le conozco muy bien porque he hecho con él muchas producciones, le han acusado de lo mismo. Y precisamente yo he sido testigo de que casi se podía decir que era todo lo contrario. Así que no me voy a pronunciar en nada de eso. Yo le diría que no se esfuerce en entrar en detalles en los que no puedo entrar hasta que esté todo bien ordenadito y que sigamos lo que se debe de hacer en una sociedad democrática y civilizada", respondía José Luis Moreno a uno de los redactores del espacio.

VER GALERÍA

De su exitosa carrera como productor al brutal ataque en su casa: repasamos la polémica vida de José Luis Moreno

La investigación que ha llevado a José Luis Moreno a pasar dos noches en el calabozo se remonta dos años atrás y comenzó después de que se encontrara más de un millón de euros en efectivo a una persona que supuestamente trabajaba para la organización criminal. La operación liderada por la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal de la Brigada de Madrid de la Policía Nacional, en colaboración con la Guardia Civil, ha terminado con 47 procesados, 25 de ellos en Madrid, 17 en Barcelona, tres en Murcia, uno en Valencia y uno en Alicante. Además, el día de la detención se hicieron registros en diversas localizaciones de nuestro país, incluida la vivienda del empresario en Boadilla del Monteuna de las sedes de su productora en Moraleja de Enmedio y la oficina que tiene en la calle Serrano.