Lucía Dominguín

Lucía Dominguín cuenta la dura experiencia que vivió con sus hijos mayores, Bimba y Olfo Bosé

La madre de Palito Dominguín explicaba en 'Sálvame Deluxe' la difícil época que le tocó vivir hace unos años

por Adrián López

Lucía Dominguín ofrecía este viernes en Sálvame Deluxe una de las entrevistas más esperadas desde hace años. La hija de Lucía Bosé narraba por primera vez en televisión el infierno al que su exmarido y padre de sus hijos mayores, Bimba y Rodolfo, le había sometido cuando se separaron, "uno de los peores momentos de su vida". El aquel entonces, Alessandro Salvatore, padre de sus hijos, se quedaba con ellos más tiempo de lo permitido y ella dejaba de tener noticias de ellos hasta un año y medio después, tras una larga y ardua lucha. " Yo me quedaba con ellos durtante el año y él se los llevaba en verano. En uno de esos viajes, Olfo tenía 6 y Bimba 11, llegaba la fecha en la que tenían que volver, y pensad que no había móviles y era muy difícil hacer conferencias, pues me llama mi exsuegra y me dice que no me preocupe que nunca más los iba a volver a ver. Todavía cuando lo digo se me corta la voz porque fue muy fuerte. Yo le dije, '¿perdona?, repíteme lo que me has dicho'. Y nada me dice que no, que no van a volver. 'Olvídate de ellos', me dijo sin ninguna explicación. Cogí mi R5 y quise estamparme porque se cayeron los pilares de mi vida", comenzaba la exsuperviviente, 

VER GALERÍA

'Te quiero, mamá': El precioso recuerdo de Dora Postigo a su madre Bimba Bosé

"Estuve a un centímetro de quitarme la vida", decía tajante Lucía Dominguín explicando lo que supuso para ella aquel momento. "Fue real que cogí ese coche pero a mitad de camino pensé que que era idiota y que iba a ganar la lucha. Pensé que tenía que batallar por mis hijos. Entonces se lo conté a mi padre, como a los dos días porque tenía que digerirlo. Y hay cosas que ni me acuerdo porque he borrado. En ese momento estábamos en proceso de quién se los iba a quedar pero había un consenso. Mi padre 'mueve Roma con Santiago' con todo su poderío y pone unos investigadores privados porque yo no tenía ni dinero ni sabía cómo empezar", explicaba la exconcursante de MasterChef Celebrity. Entonces, el siguiente paso para recuperar a sus hijos es contratar a un despacho de abogados y se empiezan a hacer investigaciones: "Localizan a gente en Estados Unidos y México para saber dónde están porque no sabíamos ni su paradero y al cabo de seis, siete meses, igual ocho. Pasó mucho tiempo y yo me fui a vivir a los pueblos negros de Guadalajara con el que era mi pareja para limpiarme porque no podía ir allí a por ellos con esa rabia", confesaba. 

VER GALERÍA

Entrevistamos a Lucía Dominguín Bosé, madre de una superviviente

"Me pasé un año tocando el saxofón para relajarme. Estaba en medio del campo haciendo un ejercicio de limpieza de cuerpo y alma, de sentimientos, de estómgo, de todo", confesaba. "Llamaba por teléfono pero no me los pasaban. No sabía ni con quién hablaba, eran conferencias desde un pueblo al que teníamos que ir porque no teníamos teléfono cerca. Era horroroso y angustioso. Él estaba con una mujer y yo pensaba que cómo ella podía saberlo y y no hacer nada con dos hijos que no eran de ella. Se casó con ella y conmigo, era bígamo porque allí se podía. ¡Qué estaba pensando esa mujer! El único daño que me podían hacer era con mis hijos", confesaba. 

Para conocer lo más relevante de hola.com y no perderte artículos como este, suscríbete a nuestra newsletter aquí.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie