Pedro Trapote y Begoña García-Vaquero

Junto a su mujer

Primeras palabras de Pedro Trapote tras el fallecimiento de su hijo: 'Es posiblemente uno de los peores momentos'

El empresario madrileño despedía el pasado 29 de abril a su primogénito, que fallecía de manera repentina en Sevilla

por Raquel Barahona

Pedro Trapote y su mujer, Begoña García-Vaquero, están pasando por uno de los momentos más delicados de sus vidas al haber enterrado, el pasado 29 de abril, al hijo del empresario madrileño a los 52 años. La pareja acudía este martes a un conocido restaurante del centro de Madrid donde han hecho evidente que se encuentran muy unidos y afectados por el  duelo que están viviendo. Ambos se han mostrado muy agradecidos con la prensa y han dado las gracias en numerosas ocasiones por el respeto y el cariño que les han hecho llegar durante estos últimos días. Pedro también ha querido destacar la enorme pérdida que significa la muerte de su hijo a una temprana edad. "Que un padre tenga que enterrar a un hijo es posiblemente uno de los peores momentos", explicaba el empresario frente a la Puerta de Alcalá junto a su esposa, su más férreo apoyo.

Loading the player...

Con un tono de voz entrecortado, el dueño de la emblemática chocolatería San Ginés, ocultaba sus ojos tras unas gafas de sol oscuras, al igual que Begoña, quien caminaba a su lado y también aprovechaba para agradecer el cariño que han recibido desde que trascendiera la noticia del fallecimiento del ganadero. El pasado jueves, el empresario acudía de los primeros al tanatorio donde se instaló la capilla ardiente, visiblemente afectado y también junto a su esposa, quien se ha convertido en su pilar fundamental después de este trágico suceso. Pedro Trapote sintió el apoyo de numerosos rostros conocidos de nuestro país que quisieron acercarse al lugar para despedir a Pedro Trapote Jr. y transmitir sus condolencias a la familia. Ana Rosa Quintana, Cayetana Rivera, Kike Sarasola o Paloma Segrelles, eran algunos de los que acudían al velatorio para despedirlo.

VER GALERÍA

Un 'adiós' inesperado

Pedro Trapote Mateo fallecía a los 52 años en la finca de Las Majadillas, ubicada en la localidad sevillana de El Castillo de las Guardas). Según pudo saber ¡HOLA! el empresario taurino fue encontrado muerto en su habitación de esta residencia después de haber acudido el día anterior de urgencia a un hospital de la capital hispalense. Tras descartar que Pedro Trapote Jr. estuviera contagiado de coronavirus, volvió nuevamente a la finca aunque el malestar persistía. Horas después de marcharse a su cuarto a descansar, fue hallado sin vida. Su afición por el mundo del toro le alejó de Madrid y reconoció sentirse feliz con su nueva vida en el campo, donde vivía volcado en las ganaderías de Toros de la Plata y Herederos de Antonio Ordóñez. Este estrecho vínculo hizo que compartiera pasión taurina con Francisco y Cayetano Rivera, entre otros. Su fallecimiento ha significado un duro golpe para sus dos hijos, para su padre y para su extensa familia, que se mostraron visiblemente afectados ante una pérdida tan repentina.

Para conocer lo más relevante de hola.com y no perderte artículos como este, suscríbete a nuestra newsletter aquí.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie