Hablamos con Bob Colacello, el mejor cronista de la ‘jet set’: ‘Yo era uno de los ‘hijos’ de Andy Warhol y éramos amigos’

Recorrió la Nueva York de los años 70, de fiesta en fiesta, con su inseparable cámara Minox 35 en el bolsillo de su traje. Ahora su trabajo fotográfico se puede ver en la exposición ‘It Just Happened’

"Sgt. Pepper Lonely Heart Club Band On The Road" Opening and Party at Studio 54

Nueva York, años 70. Un chico jovencísimo que escribía críticas de cine en The Village Voice saluda a Andy Warhol. El artista está sentado frente a su escritorio de estilo Art Deco situado cerca de la entrada de su estudio, un lugar que se llama Factory y desde el que dirige, desde hace poco más de un año, la revista Interview. “Dijo: ‘Oh, hola. Tu escritura es genial. Deberías escribir para nosotros’. Estaba comiendo puré de espinacas y zanahorias de una tienda de alimentos saludables cercana. Me preguntó: ‘¿Quieres un poco?’ ¡Me sorprendió que estuviera conociendo al artista más famoso de Estados Unidos y se ofreciera a compartir su almuerzo conmigo!”, nos explica Bob Colacello. Él era aquel joven que hoy es un escritor más que consagrado y el mayor perfilador del panorama social de la Nueva York de aquella época. Una ciudad “abierta, salvaje, sucia, peligrosa y barata” que recorrió, de fiesta en fiesta, con su inseparable cámara Minox 35 en el bolsillo de su traje.

Imágenes de la exposición de fotografía de Bob Colacello en Madrid©Cortesía de Ivorypress / Bob Colacello
Imágenes de la exposición de fotografía de Bob Colacello en Madrid©Cortesía de Ivorypress / Bob Colacello
Junto a estas líneas, Andy Warhol y Truman Capote, en Southampton, en 1979. Arriba una imagen de la redacción de ‘Interview’.

Con el objetivo de este pequeño aparato consiguió imágenes de lo más espontáneas de Gregg Allman y Cher, capturó la belleza de Carolina de Mónaco o la elegancia de Caroline Kennedy, la única hija viva de John F. Kennedy y Jacqueline Kennedy. Bianca Jagger, Diana Vreeland, la condesa Consuelo Crespi, John Paul Getty III, Truman Capote, Liza Minnelli, Marisa Berenson y, por supuesto, Andy Warhol, también forman parte de su innumerable lista de retratos -aunque, asegura, se quedó con las ganas de fotografiar a Juan Pablo II-. Un trabajo fotográfico que se puede ver en la exposición It Just Happened (en la galería Ivorypress, en Madrid; es imprescindible pedir cita) y el libro homónimo publicado por Ivorypress que revisa ochenta y cinco fotografías de los años 70 y 80.

Libro It Just Happened de Bob Colacello©Cortesía de Ivorypress / Bob Colacello
Libro It Just Happened de Bob Colacello©Cortesía de Ivorypress / Bob Colacello
Su trabajo fotográfico se puede ver en la exposición ‘It Just Happened’ y en el libro homónimo publicado por Ivorypress que revisa ochenta y cinco fotografías de los años 70 y 80.

¿Cómo era esa Nueva York de los 70?

Abierto, salvaje, sucio, peligroso y barato: los jóvenes creativos podían permitirse vivir en el centro de la ciudad, no tenían que mudarse a Brooklyn o Nueva Jersey, como ahora.

Se dice que es el mayor perfilador del panorama social de la Nueva York de los 70. ¿Cree que lo hubiera sido sin haber conocido a Warhol?

No, él me abrió las puertas. Fui a todos esos eventos con él. Con el tiempo, la gente llegó a conocerme y me invitaba por mi cuenta.

¿Cuándo y por qué decidió empezar a fotografiar las fiestas y eventos más exclusivos de Nueva York?

Cuando Andy y yo compramos las cámaras Minox, que acababan de ser introducidas en Alemania en 1976. Había empezado a escribir una columna de la fiesta en Interview llamada OUT y me di cuenta de que era más fácil tomar mis propias fotos, en lugar de preguntar a los anfitriones si podría traer un fotógrafo.

Imágenes de la exposición de fotografía de Bob Colacello en Madrid©Cortesía de Ivorypress / Bob Colacello
Bianca Jagger, en Halston House, Nueva York, en 1976.

¿Sabían los asistentes que llevaba una cámara espía en uno de sus bolsillos?

No les importaba que les tomara una foto porque yo era el editor de la revista de Warhol y un amigo. Muchas veces ni siquiera se dieron cuenta de que les hice una foto porque estaban ocupados hablando, comiendo o bailando.

¿Tenía un plan al tomar esas fotos o las tomó al azar?

No hay plan, solo capturar a gente famosa haciendo cosas no famosas. Y gente guapa cuando no mostraban su belleza.

La exposición It Just Happened y el libro homónimo publicado por Ivorypress revisa ochenta y cinco fotografías de los años 70 y 80. Algunas de ellas llenas de anécdotas. ¿Podría contarnos, por ejemplo, la historia detrás de la instantánea de la princesa Carolina de Mónaco?

Eso fue en la boda de Maria Niarchos y Alex Checas sus en Normandía en 1979. La princesa Carolina estaba esperando su turno para usar un Porta-Sans, que había sido instalado fuera de un granero convertido en discoteca para pasar la noche.

¿Y la del retrato de Caroline Kennedy, la única hija viva de John F. Kennedy y su madre Jacqueline Kennedy?

Eso fue en una fiesta que Lady Anne Lambton dio para Andy en Londres, donde Caroline estaba estudiando durante el verano. Jackie estaba enojada con Andy por invitar a su hija, que apenas tenía 20 años, a una fiesta “decadente”.

Imágenes de la exposición de fotografía de Bob Colacello en Madrid©Cortesía de Ivorypress / Bob Colacello
Imágenes de la exposición de fotografía de Bob Colacello en Madrid©Cortesía de Ivorypress / Bob Colacello
Arriba, la princesa Carolina esperando su turno para usar un ‘Porta-Sans’; sobre estas líneas, Caroline Kennedy, la única hija viva de John F. Kennedy y Jacqueline Kennedy.

Sus fotografías son espontáneas y, en muchos casos, subversivas. ¿Cree que encontramos un buen ejemplo en Gregg Allman y Cher, en la recepción de la Casa Blanca de Carter, en 1977? ¿Por qué tomar esa instantánea?

¿Por qué no? Es una de mis imágenes favoritas y un buen ejemplo de lo casual y desenfadada que fue la inauguración de Carter. ¡Amo todo el cabello!

Andy Warhol aparece en muchas de estas imágenes. ¿Podría hablarnos sobre su relación con el artista?

Bueno, él era mi jefe. Él era dueño de Interview y yo se lo dirigí. También vendí su arte, ayudé a escribir sus libros y viajé en viajes de negocios con él. Yo era uno de sus “hijos”, los cinco o seis jóvenes empleados que eran su círculo íntimo en los años 70 y 80. Y éramos amigos.

Fiestas, bodas, inauguraciones de la jet set, en escenarios tan emblemáticos como Factory y Studio 54, ceremonias de investidura en la Casa Blanca... ¿de dónde sacó el mejor ‘robado’?

Las fiestas privadas en torno a las inauguraciones oficiales de Carter en 1977 y Reagan en 1981 fueron grandes oportunidades para “robar” fotos espontáneas de los VIP.

Imágenes de la exposición de fotografía de Bob Colacello en Madrid©Cortesía de Ivorypress / Bob Colacello
Imágenes de la exposición de fotografía de Bob Colacello en Madrid©Cortesía de Ivorypress / Bob Colacello
Sobre estas líneas, regg Allman y Cher, en la recepción de la Casa Blanca de Carter, en 1977. Arriba, Jimmy y Rosalynn Carter junto a Robert Rauschenberg.

¿Cree que un trabajo tan excepcional como el que se ve en estas fotografías podría haberse logrado en la época actual en la que todo el mundo lleva un Smartphone en el bolsillo?

No. Todo el mundo es fotógrafo ahora. Por lo general, yo era el único que tomaba fotografías en estos eventos, junto con Andy a veces. Pero la gente posó cuando vio a Andy apuntándoles con su cámara. En mi caso, a menudo no se daban cuenta, porque se me conocía como escritor y editor, no como paparazzi.

¿Hay ahora ocasiones y personajes tan interesantes para retratar como en la década de 1970?

No con la pandemia. Pero lo habrá cuando termine. La vida es siempre fascinante si lo miras de esa manera. Estar aburrido es aburrido.

A lo largo de su carrera como periodista ha tratado con innumerables personajes y ha llegado a conocer a muchos de ellos de cerca. ¿Quién le ha fascinado más?

Los miembros de la realeza sobre los que he escrito en profundidad: el príncipe Carlos, el rey Constantino, la ex emperatriz Farah Diba Pahlavi, el rey Juan Carlos. Encarnan la historia de sus países, y me ha encantado estudiar historia desde que era un niño que crecía en Brooklyn, escuchando a mi abuela napolitana lamentarse por el declive y la caída de las monarquías en los tiempos modernos.

"Sgt. Pepper Lonely Heart Club Band On The Road" Opening and Party at Studio 54©GettyImages
Bob Colacello (derecha) junto a Andy Warhol y Bianca Jagger en una fiesta celebrada en Studio 54 en 1974.

Más sobre